x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Plaza Pública

Esa patria hostil de apocalipsis y cinismo

Publicada el 16/01/2020 a las 06:00

Leo lo que dice esa patria y me da vergüenza. Y rabia. Mucha rabia. Hablan como si para ellos, sus defensores a grito pelado y amenazante, hablar, mentir y ofender fueran una misma y única cosa.

El nuevo gobierno progresista es para ellos el de la anti-España. Nos espera la ruina económica porque la nómina presupuestaria de los miembros del nuevo gabinete no la podrán soportar las arcas públicas. Y dicen eso, precisamente, quienes desde el PP arruinaron este país con las famosas cajas B que convertían a su partido –según la propia justicia– en una banda criminal. Lo dicen quienes se dedicaron, con una ferocidad codiciosa que aterra, a esconder sus capitales en paraísos fiscales. Lo dicen quienes se acogieron a una amnistía fiscal, propiciada por los suyos, que era una manera de cotizar a la baja quienes habían adelgazado sin contemplaciones la hacienda pública. Lo dice ese mundo financiero que nos debe casi cincuenta mil millones de euros que se cobraron de la caja pública los bancos, cuando su rescate por el Estado. Lo dice, también, gente como ese Abascal que se pasó años cobrando en Madrid una pasta gansa y sabrosona de fondos públicos sin dar un palo al agua. La ruina económica de verdad es la que nos han dejado en herencia, de cuando gobernaron, esos que ahora ven la patria, la suya, amenazada.

El desastre que nos espera, anunciado con ruido de tambores (los sables, ahora, no se estilan) por la derecha y la extrema derecha (¿no son lo mismo, al menos hasta ahora?) también contempla otra ruina: la moral. El país se desangrará en una lujuria sin límites y la inaguantable, para las buenas gentes, obscenidad de las costumbres. La Iglesia, esa misma Iglesia que llevó a la dictadura bajo palio, ha soltado sin reparos sus homilías apocalípticas a la hora de enjuiciar al nuevo gobierno progresista.

Y la justicia, ¿qué? Tampoco se han callado, a la hora de hablar de la justicia, esas voces que anuncian mil clases de peste en todas sus proclamas. Como si fuéramos idiotas y no nos enterásemos de nada, gritan que nombrar a la exministra socialista Dolores Delgado Fiscal General del Estado es no respetar la división de poderes. ¿Habrá algún partido en el planeta que haya ensuciado más el nombre de Montesquieu que el Partido Popular de Aznar, Rajoy y ese alumno aventajado en lo peor que está demostrando ser Pablo Casado?

Pero todo les importa un pito. Saben que lo que digan será reproducido, aumentado de peso y de tamaño, por muchos medios de comunicación y muchos periodistas a sueldo de la infamia. Defienden inagotablemente, como el conejito de las pilas en los anuncios de la tele, el nombre honorable de la patria, de la suya, claro, de esa patria que disfruta solamente su media España, precisamente esa media España que, como en el poema de Gil de Biedma, ocupaba después de la guerra España entera.

De eso se trata, ahora mismo. De que aquella media España que ganó la guerra siga gobernando este país después de cuarenta años de dictadura y otros tantos de democracia, una democracia que la derecha y la extrema derecha desprecian porque nunca han creído en ella. En lo único que siguen creyendo es en esa patria cínica del autoritarismo y la represión, de la injusticia y el poder del dinero, del rezo falsamente caritativo y la desigualdad, del desprecio y el odio profundo a quienes no piensan como dice ese patriotismo cínico que hay que pensar si no quieres ganarte la violenta exclusión de sus rediles.

El nuevo gobierno progresista no cabe en esos rediles. No es su gobierno. Y eso debería de ser tenido en cuenta por quienes lo han puesto a andar en estos días. Frente al cinismo de la anacrónica patria franquista, ese gobierno progresista ha de seguir instalado en aquellos viejos valores de la libertad, la igualdad y una fraternidad que a día de hoy ha de mostrar mil caras solidarias con quienes más necesitan salir a flote, no sólo de los mares de la injusticia planetaria, sino también de esos otros mares que son el día a día de una supervivencia que cada vez se les ha puesto más difícil, casi imposible, más insoportable.

Ojalá ese gobierno progresista no retroceda ni un palmo frente a los del cinismo patriótico. Ojalá, de verdad, no retrocedan ni un palmo. Ojalá.

____________________

 

Alfons Cervera es escritor. Su último libro publicado es 'La noche en que los Beatles llegaron a Barcelona' (Piel de Zapa, 2018).
Más contenidos sobre este tema
Relacionados




7 Comentarios
  • kneter kneter 16/01/20 18:19

    Cuando la derecha cerril de este país destila tanto odio y rencor, posiblemente se debe al temor que tiene de que el gobierno progresista que, por fin ha nacido, ponga en marcha todos los cambios necesarios para revertir las injusticias que ellos introdujeron en esa  parte de la sociedad más vulnerable, algo que les complicaría un poco su retorno inmediato; pongamos todos de nuestra parte para que así sea. Ánimo.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • GRINGO GRINGO 16/01/20 13:59

    Amigo Alfons, "es la herencia de la modélica y exportable T78", cultivada por todos los que firmaron aquel pacto que quizás en aquel momento era lo máximo esperable, pero que lo abandonaron y dejaron estar durante 40 años, lo que ha hecho que los franquistas se vengan arriba y nos traten de "reconducir a la UGL", sin ningún tipo de reparo.

    Sin necesidad de reformar la Constitución, el actual gobierno tiene retos que si los consigue, y debe conseguirlos, en las próximas elecciones el peso de la carcundia será muy inferior y entonces sonara otra canción......

    SI SE PUEDE y se demostrará que es así.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    4

  • Fernandos Fernandos 16/01/20 11:39

    La verdad es que este gobierno pocas cosas puede hacer en el campo de la constitución o en la justicia, la derecha lo tiene atado y bien atado, el PP historicamente se ha apropiado de la constitucion , que no votaron, lo mismo de todos los simbolos del estado. Verguenza de pais.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    6

  • Herbert Herbert 16/01/20 11:38

    Lo mismo que la Iglesia "Todos los españoles son católicos, apostólicos y romanos"

    Lo mismo que FAES y PP creen "Que 47.000.000 son conservadores a pie juntillas".

    Por fin la mayoría de ellos están representados más en la Cámara Baja que en la Alta; e indebidamente se quejan que existan en plena segunda década del siglo veintiuno 22 partidos, casi copia y pega auténtica del País Global y Plural, y eso les enoja una jartá y de ahí sus rencores y sus celos porque se les acabaron sus presuntos-supuestos "derechos de pernadas" metidos con calzador FAES principalmente.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    3

  • Republicano1944 Republicano1944 16/01/20 08:39

    Tanta podredumbre y crímenesa que no se limpiaron cuando murió el dictador genocida y asesino nos trae esta interminable sucesión de manifestaciones fascistas. Queda por limar la judicatura, la milicia, las comisarias y los cuartelillos, y sobre todo, la mafia nacionalcatólica agazapada en la curia..

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    5

  • Republicano1944 Republicano1944 16/01/20 07:56

    Otra columna llena de verdad frtente a una sociedad infestada de mentiras.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Alfonso J. Vázquez Alfonso J. Vázquez 15/01/20 23:42

    Los violadores de las mujeres le echan la culpa a sus víctimas a lasque acusan de provocación. Los violadorees de las constitucions - la aplicacion del art. 155 fue un escandalo inconrstitucional porque constituyó un delito de prevaricacion bendecido por el TS en un ejemplo claro de la separacion de poderes entre el judicial y el ejecutivo que había entonces - acusan a sus víctimas de violadores de la constitucion. La eterna ANTI-ESPAÑA, la que siempre se ha opuesto a toda idea que fuera progresista en nombre de ka patria - el eterno argumento de los miserables, Johnson dixit. Se oopuso ael fin de la esclavitud, al derecho al sufragio de los pobres, al derecho a la igualdad de las mujerses, al derecho a acabar con los privilegios eclesuiásticos y de los señoríos, etc. etc., acua de Aniti España a sus víctimss; al resto de los millones de Españoles que quisieron acabar con la esclavitud, con los borbones, con los privilegios, con los foros, con la desiguldad de las mujeres - ¡que todaía siguen sin erradicarse, con la independencia real de la "oculta" dominación de la iglesia, etc.
    Esa ANTIESPAÑA que se cree propiearia de Espña y que expide certificados de constitucionalistas como antes los expidio de adeptos al régimen fascista y antes de estar limpia su angre de mancha de sangre judia o mora, o de no ser bruja, o de no ser protestante,o de no ser librepensador, etc., etc. De ellos dijo Machado que cuando utilizan la caheza es para embestir. Pero siendo eso terrorifico, lo máes grave es que detras de ellos todavía hay milones de españoles - ¡si, son millones!, aunque me nos que antes, - que siguen gritando "vivan las caenas! cuando van a votar; que reivindican que la mujer debe estar con la pata quebrada y en casa. El día 31.02.2020 se cumplirán los 200 años del nacimiento de Concepcion Arenal. No creo que haya ninguna celebracion en toda España. Sólo en el Ateneo de Madrid habrá una glosa de su su libro "La mujer del porvenitr". Será el día 23.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    9

 
Opinión