X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Plaza Pública

Pequeña teoría del fusible

Publicada el 05/08/2020 a las 06:00

Hay políticos a los que el traje que mejor les sienta es el de presidente del Gobierno y otros a los que el que más les favorece es el de líder de la oposición. Los primeros son aquellos que resultan creíbles cuando apelan al lenguaje institucional, cuando tienden manos, ofrecen pactos o declaran con énfasis su empeño en defender a la nación en su conjunto o a la totalidad de los ciudadanos sin excepción, les hayan votado o no. Dicho con otras palabras, aquellos que cumplen con el requisito de presentar pocas aristas, de generar un mínimo de rechazo, y, en esa misma medida, resultan capaces de atraer hacia su causa a votantes inicialmente distantes de su opción política, pero sensibles a las apelaciones al interés general por encima de banderías de partido.

Los segundos, en cambio, se caracterizan precisamente por sus aristas, por su contrastado perfil frente a otras opciones, así como por su actitud de una firmeza a menudo fronteriza con la intransigencia a la hora de defender las propias posiciones o a la de denunciar los errores de los adversarios. No aspiran tanto a sumar a otros como a que otros no les resten, esto es, a mantener cohesionados y a ser posible movilizados a los suyos frente a cualesquiera tentaciones exteriores. Se trata, por tanto, de dos perfiles nítidamente diferenciados, que corresponden a dos funciones a su vez muy diferentes.

Aunque diferencia en este caso no tiene porqué equivaler a contradicción. En ocasiones, las circunstancias electorales obligan a que en los bancos de la oposición convivan ambos perfiles, compitiendo por el favor futuro del electorado. Como también puede darse el caso de que, en un momento dado, compartan banco azul en el Congreso formando parte de un mismo gobierno. Alguien podría pensar que eso era lo que ocurría en los primeros gobiernos de Felipe González, cuando Alfonso Guerra era vicepresidente. Más allá de las tareas orgánicas a las que este se dedicara dentro del partido, su perfil, lleno de afiladas aristas, le permitía ejercer de eficacísima oposición de la oposición, liberando al presidente de enojosas, innecesarias y desgastantes confrontaciones menores. Probablemente porque era consciente tanto de su función como de las limitaciones que le imponían sus características personales acuñó la frase, que daba la medida de su perspicacia política, de que estaba en el Gobierno “como oyente”.

Eso no le evitó, como sabemos, un severo desgaste. Probablemente fuera su destino desde el momento en que decidió llevar a cabo el doble trabajo de ser, al mismo tiempo y sin ambigüedad, azote de la oposición y pararrayos del Gobierno. Como en su momento señaló Miquel Roca desde la tribuna del Congreso, a Alfonso Guerra mucha gente le tenía ganas. Muy probablemente también él lo sabía y se lo veía venir, como lo demuestra el hecho de que nunca intentó aparecer como otro distinto al que realmente era. En ese sentido, hay que decir en su descargo que murió con las botas políticas puestas. No necesitó fingir humildades frailunas para hacerse perdonar sus vitriólicos comentarios anteriores, ni hacer grandilocuentes declaraciones de lealtad al presidente para evitar que alguien pudiera recelar de que maquinaba conspiraciones, ni ninguna otra gestualidad impostada de parecido tenor.

Pero no nos distraigamos con este caso particular. Quizá el destino de Guerra no podía ser otro, por la lógica misma por la que se rige la política, que el de ser el fusible destinado a saltar en el momento en el que se produce una sobrecarga de tensión. “Destino” y “lógica” son aquí las palabras clave. Se equivoca gravemente el que las olvida y entiende su vida como un pulso contra el mundo, sin más límites que la propia voluntad. Aquel que se empeña en ignorar sus defectos, así como las determinaciones objetivas en las que se desenvuelve, está condenado a perecer por su causa. No se puede soplar y sorber al mismo tiempo, al igual que no se puede pretender vestir a la vez los ropajes de estadista y de agitador sin provocar la sensación de que se va disfrazado de alguna de las dos cosas (cuando no de las dos).

No acierta más el que lo quiere todo sino el que atina con lo que quiere. Al respecto, aquel viejo zorro de la política que fue Giulio Andreotti (siete veces primer ministro italiano: ahí queda eso) acuñó la citadísima frase: “Lo que de verdad desgasta es la oposición”. No le faltaba razón, aunque podría haber añadido que también desgasta, y de qué manera, ser solo oposición de la oposición. Y ya no digamos ser oposición al Gobierno desde el propio Gobierno.

___________________

Manuel Cruz es catedrático de Filosofía en la Universidad de Barcelona y senador por el PSC-PSOE en las Cortes Generales

Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




18 Comentarios
  • Larrauri Larrauri 06/08/20 14:28

    No, hay que tener cuidado con las comparaciones. Estamos en el siglo XXI en medio de una tormenta política, socioeconómica y sanitaria que la posteridad marcara con diferencia frente a otras crisis. Lo de ahora es un gobierno de coalicíon, nunca la hubo, con un viejo partido que no esta comodo compartiendo decisiones. El señor Cruz ensalza el papel de Guerra como el pitbull de aquellos años. El PSOE es un edificio con muchos cascotes de la transición y han entrado albañiles a ver y decirles que estamos en el siglo XXI y que hay que hacer reformas por su bien y el de todos. De manera que ahora el feo papel de recordar y afrontar asuntos tabú lo hacen otros "Guerras" con la diferencia de que no tienen el carnet del PSOE...y no estan de oyentes.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    4

  • subeChico subeChico 06/08/20 09:28

    Jesús qué cruz!
    Me temo que este profe es de la cuerda del mayordomo de Slim.
    Atacando al vice ataca también al presi.
    El prof enemigo es el de dentro de casa.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    3

    4

    • subeChico subeChico 06/08/20 10:19

      El peor...

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      2

  • Irenepaz Irenepaz 05/08/20 20:07

    Sr Cruz está usted siendo muy subjetivo y dado que ahora es senador, no creo que artículos como este favorezcan mucho a las instituciones. Lastima no conteste usted los comentarios que aquí se hacen, porque su artículo parece bastante interesado. Recuerde que muchos miembros del PSOE echaron a Sánchez a la cuneta. Un saludo

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    4

  • EAJ49radio EAJ49radio 05/08/20 18:10

    Sr. Cruz me gustan sus escritos, los he oído bastante en la Ser pero de ahí a que esté de acuerdo con su artículo hay una grandísima distancia. No tengo su preparación pero tengo criterio para distinguir lo que está escrito con mucha intención y, cómo no, coincide con la mayoría de los periodistas que van a degüello de Iglesias. El símil del Sr. Guerra no me sirve porque no hacía oposición al gobierno en el que él estaba, ayudaba a neutralizar las posibles discrepancias de muchos de los votantes de su partido. De ahí la división de guerristas y felipistas que si no fuera trágico, al menos para mí, daría risa, hizo mucho daño.
    Así es que no compare, aquello era una auténtica comedia esperpéntica.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    2

    9

    • irreligionproletaria irreligionproletaria 08/08/20 19:16

      "Así es que no compare, aquello era una auténtica comedia esperpéntica."

      Aquello era política, reitero humildemente.

      El simil del fusible, representado en el inefable artículo de don Manuel Cruz por Alfonso Guerra, es lo más que se puede reconocer/conceder a un político de raza, desde la responsabilidad.

      "Se equivoca gravemente el que las olvida y entiende su vida como un pulso contra el mundo, sin más límites que la propia voluntad."

      Punto y aparte.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      0

  • Urdiales Urdiales 05/08/20 12:09

    Lo que de verdad desgasta es que te lleven a un terreno en el que no quieres estar, que te hagan una pinza de forma que te obliguen a perder tus esencias, esas por las que fuiste votado y que pretendes aplicar, lo que desgasta es el rodillo muy propio del partido de este senador al que poca gente conoce pero que seguramente con este artículo se habrá ganado otra legislatura parasitando las instituciones que es lo que la mayoría de estos profesionales del sillón anhelan. Claro, al ser senador tiene el privilegio de que le publiquen su deposición y el sr. Maraña lo publicite en twitter. Cruz es la que tenemos con filosofos chupópteros que en lugar de estar dando clase van a sestear, cuando van, al senado.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    4

    13

    • Antonio Basanta Antonio Basanta 05/08/20 17:21

      Usted está denigrando a uno de los mejores intelectuales catalanes y españoles solo por el mero hecho de estar en las listas del Partido Socialista. Pero también fue uno de los fundadores de ese maravilloso grupo que se llama "federalistes d'Esquerres" ¿Que sabrá usted? se convierte usted en un fanático para denigrar a un gran intelectual. Porque le podía denigrar como socialista pero denigrar a un intelectual diciendo que se apunta a ganar el dinero del Senado cuando cualquiera puede pensar que ganaba bastante mas como profesor y como escritor de libros o como comentarista con otro filósofo de ese maravilloso debate filosófico entre Manuel Cruz y Manuel Delgado que llevaba Gemma Nierga en la Ser. Pues sepa que para muchos es un orgullo que escriba en Infolibre. Yo durante muchos años, incluso antes de dedicarse a la politica he leido todos los articulos que sabia, tanto en El PAIs, como en El Confidencial, el Periódico de Barcelona, como ahora en Infolibre. Y le puede a usted gustar o no políticamente, pero sube el nivel del articulado de Infolibre y de cualquier periodico donde escriba. Y tiene razón en todo lo que ha escrito hoy. También he seguido sus debates, sus ponencias en "Federalistes d'esquerres, altamente interesantes y que le recomiendo que usted lea. Pero venciendo sus pre-juicios.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      5

      5

      • EAJ49radio EAJ49radio 05/08/20 18:20

        Sr.mio. por mucho que se respete o guste una persona, en este caso el Sr. Cruz, no tiene el don de la razón al 100%. Aunque sea filósofo de los reconocidos y admirados no quita para criticar o no estar de acuerdo con su opinión, que en definitiva es éso. Y no pienso que dejar ver que no se está de acuerdo sea denigrarlo, es usted muy susceptible

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        3

        6

        • Antonio Basanta Antonio Basanta 07/08/20 20:47

          Denigrar a una persona es decir, como el comentarista al que contesto, que este articulo lo ha hecho para ganar pasta y seguir otra legislatura ganando pasta que como todo el mundo sabe el sr Cruz no seria capaz de ganar nada de dinero, ni nunca lo ha ganado en su vida hasta presentarse en una candidatura del PSOE. Eso es denigrar a una persona. y lo que usted hace es proteger al que denigra justificandolo diciendo que es una crítica.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          1

          • Antonio Basanta Antonio Basanta 07/08/20 20:54

            ¿De verdad usted cree que decir que el sr Cruz está en el Senado parasitando las instituciones no es denigrar? Pues le recomiendo que vigile usted sus códigos morales porque al mal le llama el bien y al bien le parece hacer el mal. Si alguien tuviera un poco de respeto nunca llamaría a alguien elegido por votación popular que esta parasitando las instituciones y para ganar un pastón ¿cuanto¡ unos 3000 euros netos al mes? Fíjese que paston que cualquier cirujano adjunto con guardias lo gana pero si se hace senador se convierte en un parásito para ganar pasta y sobre todo si se presenta por el Partido socialista. Vigile usted su código moral porque da la sensación de que está perdido.

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            1

    • Yesuah el judio Yesuah el judio 05/08/20 15:06

      El comentario retrata a su autor. Desde luego ignora el historial del profesor Cruz.

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      4

  • Edgar48 Edgar48 05/08/20 11:25

    Es el problema de siempre, opinar sin tener claro lo que es una estructura de estado y la importancia de cada uno de los componentes de esa estructura. Los partidos con posibilidad de gobierno deben tenerlo claro y actuar en consecuencia. Algunos solo buscan el Conseguir el poder A toda costa y disparan a todo lo que se mueve, con el riesgo de que a menudo se disparan en el propio pie.
    La corona posiblemente no es el mejor sistema en los tiempos que corren, pero es el que tenemos hasta que logre cambiarse, mientras es como el coche, hay que revisarlo, mantenerlo, tenerlo a punto y las piezas corrompidas o desgastadas cambiarlas y tirarlas para su reciclaje. Otra cosa muy distinta son las expertas y hábiles estrategias de los partidos para que su líder no se desgaste. Por eso hay partidos que si saben y otros que no saben donde tienen el norte.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    3

  • GRINGO GRINGO 05/08/20 11:19

    Curiosa reivindicación del "líder redondo" sin aristas, mucho menos ideológicas, me recuerda a un empresario que conocí que siempre repetía "mejor lamer que morder", aunque también valdría recordar a Marx, no a Karl, a Groucho "tengo unos principios y si no le gustan tengo otros"....

    "Porque vamos a reivindicar las ideas, si nos ha ido tan bien diciendo una cosa y haciendo la contraria".

    El recordatorio del inefable Arfonzo, muy adecuado, aunque yo lo veo con la perspectiva de ahora, como la estrategia del "poli bueno, poli malo", pero con la misma finalidad...tomarnos el pelo, y así estamos...

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    6

  • JoseAS JoseAS 05/08/20 10:43

    Si, en conclusión: es mejor seguir la línea PSOE en estos asuntos. Hay que ocultar, mentir, falsear, engañar, ... Es mucho más honrado y honesto lo que hace Pedro Sánchez , tapar toda esta mierda, consentirla y dejar hacer para no incomodar y tener problemas que lo que hace Pablo Iglesias mojándose y manteniendo sus propuestas y pensamientos.
    Menudo análisis el del articulista más ejemplarizante.

    Responder

    Denunciar comentario

    6

    10

  • W. SMITH W. SMITH 05/08/20 08:29

    El silencio clamoroso de la FISCALIA GENERAL DEL ESTADO en todo este asunto de dónde está el Rey emérito me parece que debe ser interpelado por los medios de comunicación independientes. ¿O es que no hay abiertas unas diligencias por un Fiscal español sobre el emérito?, ¿es que esas diligencias no se pueden ver trastocadas por el abandono del territorio nacional por el tal emérito?. El Gobierno y su Presidente se pueden esconder si así lo deciden (las urnas dirán) en cuanto poder ejecutivo, pero el poder legislativo y el PODER JUDICIAL no pueden estar mirando para otro lado. ¿O sí?, sería bueno que nos lo aclararan.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    6

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 05/08/20 00:33

    Mañana lo leerê mejor. Destaco la ultima frase: Y ya no digamos ser oposición al Gobierno desde el propio Gobierno.
    Estâ hablando de Pablo Iglesias !...
    Soy absolutamente favorable al mantenimiento del acuerdo del Psoe con UP para toda la legislatura y la quiebra de la coalicion serîa inadmisible por ser el mejor regalo para que la derecha vuelva a gobernar...
    Pero Iglesias puede hacer algo de oposicion al presidente desde el gobierno... Las elecciones de Catalunya no van a representar el "no va mâs" para UP. Las elecciones decisivas para UP serân las de Andalucia. Significa que durante el buen trecho que queda hasta estas elecciones, Iglesias tiene derecho a ensayar las acrobacias que crea convenientes. Pedro Sanchez parece bastante tranquilo ante este asunto.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    5



Lo más...
 
Opinión