x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




La represión franquista

Sevilla se asoma al horror franquista en tres fosas comunes con más de 14.000 muertos

  • El Ayuntamiento localiza tres de sus ocho enterramientos, donde se mezclan más de 4.000 represaliados con hambrientos y enfermos de posguerra
  • En la fosa de Monumento, abierta 'ex profeso' en 1936 para enterrar víctimas, se acumulan más de 7.000 personas
  • La escasez de documentación, la mezcla de restos y paso del tiempo dificultan la excavación y la identificación

Publicada el 20/09/2018 a las 06:00 Actualizada el 19/09/2018 a las 20:09
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Flores junto a un lugar donde se cree que se encuentran enterradas víctimas del franquismo, este miércoles en el cementerio de Sevilla.

Flores junto a un lugar donde se cree que se encuentran enterradas víctimas del franquismo, en el cementerio de Sevilla.

Á.M.
"Unos 7.400 cadáveres en la conocida como fosa del Monumento; unos 5.600, en la llamada Antigua; aproximadamente 1.100, en Pico Reja. Los cálculos con los que trabaja el Ayuntamiento de Sevilla son impresionantes. Los trabajos de delimitación de fosas comunes del franquismo en el cementerio de San Fernando de la capital andaluza continúan. El número de cadáveres que se estima que hay bajo la tierra supera los 14.000, según los cálculos con los que trabaja el Ayuntamiento, que impulsa las tareas en colaboración con el historiador José Díaz Arriaza. Pero nada es sencillo en el rompecabezas de fosas de Sevilla. El número de represaliados en las tres primeras fosas en estudio supera ya, según el Ayuntamiento, los 4.000. Uno de los problemas técnicos es que sólo hay certidumbre de algunos cientos de nombres de víctimas inscritas en el registro municipal. Todos están mezclados en las fosas: fusilados, muertos de hambre, pobres a los que se enterraba gratuitamente... A ello se suman las dificultades técnicas que implica el tiempo transcurrido, que ha supuesto diversas modificaciones del terreno.

En medio de las dificultades, los trabajos progresan. La fosa de Pico Reja ya está delimitada. Es enorme, mayor de lo que en principio se pensaba. Tiene una superficie de más de 2.600 metros cuadrados, según el Ayuntamiento. El siguiente paso, que aún no tiene fecha, será abrir la tierra y exhumar los cuerpos. Ahora la empresa TCA Geomática, adjudicataria del contrato de localización y delimitación de las fosas comunes Monumento y Antigua, ha iniciado sus trabajos. Es decir, hay una fosa ya delimitada (Pico Reja) y dos en proceso (Monumento y Antigua). En total en el cementerio de San Fernando hay ocho fosas comunes, según las investigaciones de Díaz Arriaza. En paralelo a los trabajos de delimitación, la oficina de Memoria Histórica del Ayuntamiento atiende a descendientes de víctimas que aportan pruebas genéticas para futuras identificaciones.

La hipótesis que maneja el Ayuntamiento Antigua es que la fosa Antigua comenzó a utilizarse a principios de febrero de 1940 y estuvo en uso hasta junio de 1942, contando con unas dimensiones de 45 metros de largo por 7,5 metros de ancho y entre 3 y 4 metros de profundidad. En su interior yacen, según un informe del Ayuntamiento, los restos de 5.596 personas, de los cuales 105 corresponden a cuerpos de fusilados por sentencia de guerra, y casi 400 proceden de las diferentes cárceles. En total, más de 500 represaliados.

La fosa del Monumento, según un estudio del Consistorio, se habilitó ex profeso para enterrar víctimas de la represión y fue utilizada desde septiembre de 1936 hasta enero de 1940, albergando aproximadamente un total de 7.440 cuerpos inhumados, de los cuales 2.616 eran víctimas directas de la represión, ejecutados por bando de guerra o por sentencia de consejo de guerra, y 4.824 por otras causas, muchas de ellas "sobrevenidas por la propia situación en la que se encontraba la ciudad tras el golpe militar (hambre, insalubridad, inseguridad...)".

Las investigaciones históricas apuntan a que en Pico Reja hay restos de más de 1.100 víctimas, entre ellas Blas Infante, considerado Padre de la Patria Andaluza, mártir del andalucismo, cuyo nieto nieto Estanislao Naranjo quiere recuperar sus restos. En esta fosa se cree que todos los restos son de represaliados.

Un rompecabezas

A día de hoy, el cementerio de San Fernando no es un símbolo reconocible de la represión, pese a las dimensiones genocidas que allí alcanzó. En las fosas hay fusilados allí mismo, en tapias cercanas, así como muertos en cárceles y campos de concentración o en enfrentamientos con las tropas sublevadas. Hay poca documentación. Es difícil saber quién está y no está. Todo el entorno es un rompecabezas histórico y arqueológico. A unos pasos de una cruz colocada por un herrero comunista a principios de los 50, tolerada por las autoridades y conocida como la Cruz de Lolo, hay una columna con una tricolor y una inscripción: “En este lugar reposan los restos mortales de miles de hombres y mujeres valedores de la legalidad republicana que fueron asesinados en Sevilla tras el inicio de la guerra civil entre 1936 y 1955. Sevilla a su Memoria”. Allí se celebra un discreto homenaje cada 14 de abril. Por lo demás, nadie diría que aquel fue uno de los epicentros de la represión en el sur de España.

Aclarar aquel horror ha sido hasta ahora una tarea pendiente en Sevilla, ciudad que mantiene una relación más que compleja con su memoria histórica. No en vano, mientras Blas Infante está en una fosa común, el principal responsable de la represión en Andalucía, Gonzalo Queipo de Llano, sigue enterrado en la basílica de La Macarena, la hermandad más numerosa de la ciudad.
 
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

12 Comentarios
  • migra migra 21/09/18 12:29

    Recomendable releer "La Guerra Civil Española" de Antony Beevor. En particular sobre Queipo y Sevilla.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Hammurabi Hammurabi 21/09/18 06:24

    Han tratado y están tratando de ganar el relato, pero tanta ignominia no puede permanecer oculta tanto tiempo en una fosa. La historia hará que ocupen su lugar al lado de los nazis, jemeres rojos, vuelos de la muerte.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • El chipionero El chipionero 20/09/18 10:57

    España entera es una fosa común con victimas del nazifranquismo, son más de 114.000 víctimas las que hay localizadas que aún yacen en cunetas y fosas comunes. Que este genocidio lo tape el PPodrido e incluso C's no es de extrañar, pero que el PSOE, con sus más de 30 años de gobierno y sus mayorías absolutas, no los haya sacado y restituido su honradez y valentía, es para llorar. Los documentos, que justifican los asesinatos cometidos por estos genocidas, siguen aún sin desclasificar. Parece que el PSOE es especialista en ocultar estos documentos, igual que la lista de Falcini en la que parece que hay más de 2.000 evasores fiscales incluyendo al rey emerito

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • florenblues florenblues 20/09/18 10:34

    El sinvergüenza Aznar en la comisión de investigación de la corrupción en su partido facha: " siempre estaré del lado de las víctimas y contra los asesinos".....¿ De verdad señor MISERABLE ? A mi también me gustaría verlo pala en mano desenterrando asesinados por sus amigos golpistas.

    Salud.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    7

    • Isabelle0651 Isabelle0651 20/09/18 16:33

      Qué pedir a semejante esperpento, Florenblues, lástima que estos tipos mafiosos sean recibidos por todo un séquito de cadenas y medios de comunicación hacedores y mantenedores del esperpento patrio. Cuarenta años ha durado el bipartito, cada uno turnándose sin que nadie les pudiera pedir cuentas, llevándoselo fino cuando se iban del gobierno y manteniendo poltronas con sustitutos calentándoles los sillones para cuando ellos quisieran volver de nuevo a por "lo suyo".

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • BASTE BASTE 20/09/18 08:25

    El problema no son los muertos,el problema son los vivos que los sucedieron y siguen siendo víctimas de los que los mataron y sus sucesores.Se necesita un gobierno valiente que busque responsabilidades y repare los daños causados y exija la reversión de todo este asunto,mientras tanto seguiremos en este problema.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • woodyape woodyape 20/09/18 06:28

    Y que digan que Franco no mando fusilar a nadie, es para llevarlos a todos ellos, a desenterrar a los que mataron, hasta que se descubra la ultima fosa.
    Esta verdadera historia, no nos la contaron, ni se cuenta a nuestros hijos.
    Por cierto el PP sigue sin condenar oficialmente el franquismo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    14

  • Pinolere Pinolere 20/09/18 00:53

    La herida no se cerrará, hasta que no quede ni un solo cuerpo en fosas.Hay que contar la verdad.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • MASEGOSO MASEGOSO 19/09/18 23:32

    No podemos olvidar.
    Los nacidos con posteroridad a la GC hemos sido educados, o al menos lo han intentado, en la mentira del nacional catolicismo. Unos hemos podido sacar la cabeza de ese saco putrefacto y otros, desgraciadamente, no lo han conseguido.
    Entiendo lo que el Sr. Muñarriz explica de lo confuso que es localizar la verdad en esas fosas comunes y la complejidad con que el Ayuntamiento sevillano se encuentra. Sería una labor de muchos años y es muy complicado saber quien fue quien el asesinado o sepultado en aquellas fosas donde la indignidad de los vencedores y la iglesia católica presentaron su verdadera cara al mundo.
    El dolor que levantan esas palabras al anunciar que la verdad está tan mezclada y es tan enrevesada es algo con lo que debemos convivir. En ese triste periodo de nuestra historia se perdió lo mejor de una población que, tras años de ser ignorada y menospreciada, acabó en una fosa común por la indignidad de la clase más potente, economicamente hablando y del ejercito que debería haber defendido sus vidas.
    Murieron por pensar que la libertad es el más preciado de los dones que la vida puede darnos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    18

  • Bellum Bellum 19/09/18 23:26

    Que no nos engañen, que la funesta frase "no reabrir heridas" lo que nos ha querido esconder es un genocidio. VERDAD, REPARACIÓN Y JUSTICIA!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    12

  • Herodoto Herodoto 19/09/18 22:23

    El horror vuelve de nuevo. Hay que perseguir la verdad por todos ellos y por nosotros. Honor y respeto para ellos y sus familias.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    16

    • Alfar Alfar 19/09/18 22:37

      Y justicia también.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      15

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.