x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
28A | Elecciones generales

Rivera mantiene el discurso duro contra Sánchez como herramienta para disputar a Casado el liderazgo de la oposición

  • El líder de Ciudadanos limita su disposición al diálogo sobre Cataluña a exigir la suspensión inmediata de la autonomía catalana
  • Da por hecho que PSOE y Unidas Podemos formarán un gobierno de coalición aunque no lo anunciarán hasta después de las elecciones del 26M

Publicada el 07/05/2019 a las 12:01 Actualizada el 07/05/2019 a las 21:25
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, recibe en la Moncloa al líder de Ciudadanos, Albert Rivera.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, recibe en la Moncloa al líder de Ciudadanos, Albert Rivera.

Sin contemplaciones. El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, dejó claro este martes en la Moncloa, después de reunirse durante algo menos de una hora con el presidente del Gobierno en funciones, que no tiene la menor intención de modular la dureza con la que hizo oposición a Pedro Sánchez durante los últimos diez meses.

En un intento de distinguirse del líder del PP, Pablo Casado, al que los resultados del 28 de abril han obligado a explorar una supuesta moderación en busca de los electores más centristas, Rivera ha enfatizado las posiciones irreconciliables que le separan del presidente del Gobierno en funciones. A diferencia de lo que hizo Casado el lunes, el responsable de Ciudadanos exigió la aplicación inmediata del artículo 155, cuya puesta en marcha depende en esta legislatura de la voluntad del PSOE, que será el partido que disponga de mayoría absoluta en el Senado.

Donde Casado aceptó abrir un canal de diálogo permanente con Sánchez sobre Cataluña, Rivera aseguró que el único canal que va a mantener con el presidente es para suspender inmediata e indefinidamente la autonomía catalana, un objetivo para el que sí está dispuesto a ofrecerle sus diputados y senadores aunque —reconoció— el Gobierno no los necesite. En realidad, la decisión sobre el 155 la debe adoptar el Senado, donde el partido de Rivera logró sólo 4 de los 208 escaños que se eligieron este domingo. Y esos 4 senadores son irrelevantes para la conformación de mayorías en la Cámara Alta.

Según la versión del encuentro facilitada por fuentes de Moncloa, “ambos líderes han constatado la necesidad de mantener una comunicación permanente sobre Cataluña”.

Pacto de la izquierda

El líder de la formación naranja insistió, una vez más, en que su partido no va a facilitar ni por activa no por pasiva la formación de Gobierno y dio por hecho que PSOE y Unidas Podemos llegarán a un acuerdo de coalición, aunque en su opinión no lo van a hacer público hasta después de las elecciones del 26 de mayo. Oponerse a ese Gobierno y a los “desmanes” que, anticipó, van a cometer, será su única prioridad, pensando en estar en situación de liderar “una alternativa” el día en que ese Ejecutivo “se desmorone”.

Su objetivo es liderar una “oposición firme”, remarcó de nuevo, y brindar su lealtad únicamente “a los españoles”. Una oposición “que crezca y no que se descomponga”, subrayó en referencia al Partido Popular.

La cuestión territorial fue una de las dos discrepancias irresolubles que alegó Rivera para fundamentar la dureza con la que se propone ejercer la oposición. La otra es la política económica y, específicamente, los impuestos. El líder de Cs insiste en acusar a Sánchez de haber engañado a los españoles al ocultar durante la campaña su intención “de machacar a impuestos a las familias” con subidas del IRPF, del impuesto al diésel y con el mantenimiento del impuesto de sucesiones.

Como parte de su plan para mostrarse como el líder de la oposición, y a pesar de que su grupo sólo tiene 52 escaños en un Congreso de 350, el objetivo de Rivera es hacer ver que él es quien lleva la iniciativa en los temas de Estado y en los debates parlamentarios. En esa línea, despreció incluso responder a la sugerencia que le hizo el lunes Casado de que Ciudadanos se abstenga para facilitar la investidura de Sánchez, diciendo que el líder del PP “bastante tiene con lo que tiene". "No me voy a aprovechar” de su situación, ironizó.

El presidente de Ciudadanos, sin embargo, no fue claro a la hora de descartar pactos con el PSOE en comunidades y ayuntamientos después del 26 de mayo si los necesita para gobernar. “España no es un álbum de cromos”, fue lo más que llegó a decir antes de extenderse en una larga declaración sobre la necesidad de acostumbrase a que el fin del bipartidismo obliga a los partidos a ponerse de acuerdo.

La versión de Moncloa

La versión del Gobierno sobre la reunión fue más complaciente que la ofrecida por Rivera. “La conversación ha sido fluida y cordial”, subrayaron fuentes de la Moncloa, según las cuales lo más importante es “el hecho de que se haya producido” porque el propósito de Sánchez era “normalizar las relaciones institucionales y el diálogo político”. El objetivo de estos encuentros “es reforzar la institucionalidad y restablecer los espacios de comunicación que requiere la vida política española” y que no existían desde hace meses.

Durante la reunión, eso sí, Sánchez y Rivera se han mostrado dispuestos a abordar pactos de Estado en materia de migraciones, transición ecológica y energía, ciencia y despoblación. Dos de esos asuntos (migraciones y despoblación) también fueron incluidos por el líder de Cs en su lista de prioridades, en la que también figuran un acuerdo educativo y la renovación del pacto antiterrorista, una cuestión en la que ofreció a Sánchez el apoyo de Cs para “endurecer” la legislación.
Más contenidos sobre este tema




5 Comentarios
  • phentium phentium 08/05/19 11:38

    Y los que aplauden al bufón de Rivera de verdad se creen que el 155 se va a terminar en Catalunya??

    Nadie ve que tanto este payaso como el de los caballitos de feria quieren a comer acabar con el estado de las autonomías?? Y después con la constitución.. ..

    Me temo que vamos a aburrirnos los próximos 4 años con la matraca naranja del 155, que malo Puigdemont, que malos los catalanes racistas........

    Habrá que tomarlo cómo es: una mala bra de unos cuantos votantes desinformados que han metido en política a este vendedor de aspiradoras y a su equipo de niñas monas operadas que querían triunfar en el cine pero se han quedado en loritos repetidores de las ocurrentes frases del payaso que los lidera......más algún matón de discoteca.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • LorenzoSM LorenzoSM 08/05/19 00:14

    No entiendo por qué se da tanto pábulo a un individuo tan impresentable. Que alguien me lo explique, aunque sea el mismo Fernando Sabater, que desde hace un tiempo tampoco entiendo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Antonio B. Antonio B. 07/05/19 20:26

    Naranjito va a su bola, a seguir alimentando su narcisismo y a cumplir su objetivo de ser el nuevo líder de la derecha. De sentido de Estado tiene más bien poquito, pues en vez de intentar ayudar a buscar soluciones a uno de los principales problemas que tenemos (el tema del process) lo que ha hecho es echar más gasolina al fuego. No quiere diálogo y pone sus senadores ¡que son 4 solamente! a disposición de Sánchez para aplicar el 155.
    A Falangito le interesa que el tema catalán siga candente y que no se solucione y en esto coincide con los mismos intereses de Puigdemont. Ambos se autoalimentan del conflicto con y en Cataluña. Esa es su estatura política. Esto es lo que da de sí este personaje.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • FFgaro FFgaro 07/05/19 19:17

    Este chaquetero de pacotilla es mas peligroso que tener la desgracia de recibir la constatacion del experto: tiene Vd. ELA, si mi intuición no me falla, este impresentable "regenerador de la política española", sera un peligro inminente a la vuelta de la esquina y si no la prueba Andaluza que se alía con el gigoló patriótico de la ultra derecha y con el que se ponga a tiro.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • NMLL NMLL 07/05/19 18:07

    Debe de ser terrible tenerte que reunir con un mediocre gritón y poner cara de foto. Debe de ser terrible recibir a la Naranja oportunista y hacer como si te pareciera un político de altura. La única suerte es que no le acompañaba su feminista liberal Arrimadas, eso que se evita Pedro Sánchez. A ver si deja de una vez el teatro y empieza a pensar en un gobierno de izquierdas. Por la gente, con Rivera y Arrimadas NO!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

 
Opinión