x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




La XIV Legislatura

El fracaso del "cordón sanitario" permite que la extrema derecha se siente en la Mesa del Congreso

  • La socialista Meritxell Batet preside de nuevo una Cámara con mayoría de izquierdas en la Mesa
  • En la votación de las Secretarías, el PP prestó votos a Ciudadanos, pero su candidato no logró los suficientes apoyos.
  • El PP culpa a los socialistas: "Vox entra en la Mesa del Congreso tras renunciar el PSOE al 'cordón sanitario' para asegurarse la Vicepresidencia Primera"

Publicada el 03/12/2019 a las 08:50 Actualizada el 03/12/2019 a las 20:57
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Los diputados de Vox Javier Ortega Smith, Ivan Espinosa de los Monteros y Santiago Abascal.

Los diputados de Vox Javier Ortega Smith, Ivan Espinosa de los Monteros y Santiago Abascal.

Los españoles volvieron a votar el 10N y, a la espera de que las negociaciones para que eche andar el Ejecutivo, el Legislativo dio este martes sus primeros pasos con la constitución de las Cámaras. La votación para la elección de los nueve miembros de la Mesa del Congreso de la XIV Legislatura arrancaba poco antes de las 10.25 horas con el llamamiento a los diputados por orden alfabético. Una urna y una papeleta por parlamentario electo garantizan que este voto a la Presidencia, las cuatro Vicepresidencias y las cuatro Secretarías de la Cámara sea secreto. Pero algunas pistas han ido dando sus señorías en las últimas semanas, días... e incluso horas si se tiene en cuenta que el fracaso de un pacto entre PP, Cs y Vox alteró las cuentas no sólo de las fuerzas de la derecha.

Como estaba previsto, la socialista Meritxell Batet, fue elegida presidenta. Pero fueron necesarias dos votaciones para que lo lograse. En la primera, que quedó a nueve diputados de los 176 de requerida mayoría absoluta. En la segunda, ya fue suficiente con mayoría simple: 166 apoyos frente a los 140 con los que se hizo Ana Pastor, la candidata del PP. Repite en el cargo que ya se le encomendó en la XIII Legislatura.

Sobre el resto de puestos había bastante misterio por la negativa de Vox a apoyar que Ciudadanos tuviese un asiento en el órgano de gobierno de la Cámara y también por la negativa del PSOE a apoyar al partido naranja después de que ni ellos ni el PP accediesen a cerrar un acuerdo para dejar fuera a la extrema derecha.

Realizadas las votaciones para las Vicepresidencias, el recuento arrojó que la primera será para Rodríguez Gómez de Celis (PSOE, 108 votos), la segunda para Ana Pastor (PP, 101 votos), la tercera para Gloria Elizo (Unidas Podemos, 77 votos) y la cuarta para Ignacio Gil Lázaro (Vox, 52 votos), un exdiputado del PP que ya fue miembro de la Mesa. Ana Pastor contó con los votos de PP, Cs y Navarra Suma. La extrema derecha se votó a sí misma. Y entró en la Mesa. El pretendido "cordón sanitario" a Vox fracasó por la falta de acuerdo entre PSOE, PP y Ciudadanos.

El PP intenta echar un cable a Cs... pero fracasa


Para las Secretarías también hubo sorpresas. Se sentarán PSOE, dos diputados de Podemos y el Partido Popular. Los conservadores intentaron, sin éxito, prestando a votos a Cs, que su socio de gobierno autonómico no se quedara fuera. 

A las 13.45, la sesión se suspendió unos minutos antes de proceder al desempate, a 67 votos, de Sofía Hernanz (PSOE) y Gerardo Pisarello (Unidas Podemos). Tras la votación, Pisarello fue elegido secretario primero y la socialista Hernán Costa, secretaria segunda. Javier Sánchez Serna (Unidas Podemos, 60 votos) será secretario tercero y el cuarto le corresponde a Adolfo Suárez Illana (PP, 58)

Este resultado arroja que la socialista Meritxell Batet presidirá de nuevo una Cámara con mayoría de izquierdas en la Mesa: seis diputados (tres de PSOE y tres de Unidas Podemos) frente a tres (dos del PP y uno de Vox) de la derecha. La oferta de los conservadores que rechazó la extrema derecha estaba encaminada a que PP se hiciera con dos puestos y Vox y Cs con uno cada uno.

Fuentes conocedoras del contenido de las negociaciones para la conformación de la Mesa aseguran que JxCat votó a los candidatos de Unidas Podemos, tanto en el turno de las Vicepresidencia como de las Secretarías para "contribuir al cordón sanitario a Vox".
 
PP y PSOE se culpan mutuamente de la entrada del partido de Santiago Abascal en la Mesa. "Vox entra en la Mesa del Congreso tras renunciar el PSOE al 'cordón sanitario' para asegurarse la Vicepresidencia Primera", se quejaban en Génova. Pero lo cierto es que los conservadores se negaron a ese "cordón sanitario" desde el minuto uno, aunque los socialistas podrían haberlo promovido en la votación de las Vicepresidencias presentando un candidato más o prestando votos a Ciudadanos.

Pero en el capítulo de reproches no faltan los que se cruzaron PP y Vox. "En las elecciones ofrecimos España Suma a Cs y lo rechazaron, regalando dos victorias a Sánchez. Ayer ofrecimos un pacto para la Mesa del Congreso a Vox pero se negaron, regalando un representante a la izquierda. La división del centro y la derecha es el salvavidas de Sánchez", escribía Pablo Casado en su perfil de la red social Twitter.
 
El jefe de los conservadores no respondía expresamente a ningún dirigente de Vox, pero minutos antes. Iván Espinosa de los Monteros había señalado, también en Twitter, lo siguiente: "El PP aplica el cordón sanitario y permite que entre un miembro adicional de Podemos, antes que apoyar a Vox, el 3er grupo de la Cámara". Y Abascal volvió a poner sobre la mesa ese "Tomamos nota" que tanto preocupa en el PP porque los votos de la extrema derecha son clave para que saquen adelante los Presupuestos en las comunidades autónomas donde cogobiernan con Cs gracias a los votos de Vox.
 
Se cierra el debate sobre Vox

El de la composición de la Mesa del Congreso ha sido uno de los debates que más han agitado la vida política española en las últimas semanas precisamente por estar ante la primera legislatura en la que la extrema derecha, por números (52 escaños) se encontraba ante la posibilidad de sentarse por primera vez en el órgano de gobierno de la Cámara. Y en eso han insistido desde Vox: ser la tercera fuerza política les otorgaba el derecho a sentarse en dos de los nueve puestos. Esto es así si nos atenemos a que la Mesa tenga una representación proporcional de los grupos. Pero sobre el papel, en el Reglamento de la Cámara nada figura al respecto. 

La práctica parlamentaria demuestra que la composición del órgano de gobierno de la Cámara acaba siendo el resultado de pactos cruzados entre formaciones con la vista puesta en acuerdos puntuales o, más a largo plazo, acuerdos de legislatura.

Hasta este lunes, cuando Casado reunió en el Congreso a los diputados y senadores electos para esta XIV Legislatura, todo parecía claro en el bloque de la derecha. Cuando Pablo Casado había asegurado que PSOE no podía esperar que el PP hiciese un cordón sanitario a Vox se interpretó que los votos de los diputados conservadores iban a servir para que la extrema derecha se garantizase los dos diputados que, aseguraban, les correspondía. Pero el lunes, el PP dio un giro al guion. 

Sin retirar la promesa de no hacer "cordón sanitario" Casado propuso a Vox que se sentara a negociar con Cs para el partido naranja, su socio de gobierno en comunidades autónomas y en el Ayuntamiento de Madrid, también estuviese presente.

A la extrema derecha la idea no le atrajo nada. Y, a media tarde, tras reunirse con Cs, Vox aseguró que no había pacto posible para que los liberales se sentaran en la Mesa. La reacción del PP fue seguir con el órdago: o entraba Ciudadanos, o nada. La oferta de negociación de los conservadores era la de dos puestos para ellos, uno para Vox y otro para Cs.

El órdago de los conservadores tuvo como respuesta otro órdago, en este caso de la extrema derecha. A primera hora del martes Vox insistía en que su posición no variaba. que iban en serio y que iban a votarse a sí mismos.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

15 Comentarios
  • GRINGO GRINGO 04/12/19 13:13

    Haríamos bien todos en no contribuir a darles más publicidad, al fin y al cabo, la ultraderecha lleva entre nosotros toda la vida, o por lo menos a nivel del Parlamento desde la T78, antes como FN-AP y luego PP, porque no debemos olvidar que VOX es una escisión del PP......

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Grever Grever 04/12/19 09:31

    Ya que están que se retraten. Desagradable sin duda que estén los 52 voxeros. Quitarles el aura de antisistema quizás sea otra forma de restarles electorado.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • senenoa senenoa 04/12/19 09:21

    El PP culpando a los demás de sus propios errores, como siempre. Vox tiene un miembro en la mesa y, nos guste o no, es lo correcto y lo democrático. Incluso podría haber tenidos dos miembros, en función de su número de escaños.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Ciro2 Ciro2 04/12/19 00:29

    Sabemos que la ultraderecha es racista, machista, homófoba, antianimalista, xenófoba, antiecológica, negacionista de oficio,, anticonstitucional y antidemocrática. Quién da más?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • Emanem Emanem 04/12/19 00:09

    Dices bien,” la ultraderecha se instala en el Congreso”. Añado, la ultraizquierda ya estaba....pero afortunadamente ahora menos instalada. ¿Algún problema?

    Responder

    Denunciar comentario

    14

    0

  • Ciro2 Ciro2 03/12/19 18:35

    Madre mía, 52 ultraderechistas, 52, una séptima parte del Congreso ocupada por cafres machistas que han convertido el maltrato a la mujer en otro nicho electoral del que chupar votos. Vampiros qué hacen de la sangre, animal o humana, su principal aliado. Esta puta mierda es la que ha llegado a nuestro Parlamento. No creo que haya en este país tantos fascistas como les han votado, pero sí que todos sus votantes han sido irresponsables otorgando su confianza a semejantes cafres, no siendo menor en cuanto a irresponsabilidad la actitud de la derecha moderada, que si se descuida, acabará siendo devorada por la extrema derecha.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    3

    19

    • magariz magariz 03/12/19 22:10

      Cuando el populismo abre una puerta de par en par se produce una corriente de aire que causa que la puerta del populismo del lado/signo opuesto también se abra. La ley de la acción y la reacción también encuentra aplicación en el mapa político.

      Responder

      Denunciar comentario

      10

      4

    • Emanem Emanem 03/12/19 21:28

      Se necesita ser cafre para insultar de esa manera a los millones de españoles que votaron a Vox. 

      Responder

      Denunciar comentario

      19

      1

  • Antonio B. Antonio B. 03/12/19 18:10

    A mi no me gusta que los fascistas estén representados en la Mesa del Congreso, pero eso ha salido en las votaciones y, democráticamente, hay que aceptarlo.
    Lo que me alegra sobremanera es el hecho de que los progresistas tengan seis representantes en esa Mesa y los peperos y fachas solo tengan tres. ¡Derechona, a joderse toca y a tragar en la Mesa todo lo que tengáis que tragar.! Llevaros agua y así el trago os será más leve, jajaja.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    13

  • Isabelle006# Isabelle006# 03/12/19 16:32

    Esas caras de la imagen no eran precisamente las que yo he visto en directo televisado cuando han perdido representación en la Secretaría de la Mesa. Qué tengan la cuarta vicepresidencia no quita peligro para torpedear, como en Madrid, todo lo que se propongan. Pero, mientras, disfrutemos de la pelea entre derechones de diferente pelaje.

    "Fuentes de Vox consideran que el PP es “absolutamente responsable de una situación muy irresponsable” y creen que lo que ha ocurrido evidencia que “no es de fiar”. “Ya nos fiábamos poco. Ahora del PP nos podemos fiar menos“, han enfatizado.

    Este enfado de Vox -que ha intentado antes de la votación que el PP reconsiderara su apoyo a Cs- lo ha dejado constar también en redes sociales el presidente de la formación. “El PP ha preferido darle inútilmente sus votos a Cs, en vez de al candidato de Vox. Es el único responsable de que el comunismo y el separatismo tengan un sitio más en la Mesa. Tomamos nota“, ha manifestado Abascal."

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    3

    17

    • Isabelle006# Isabelle006# 03/12/19 17:07

      2. También Ciudadanos se ha quejado por el reparto de la Mesa del Congreso al quedarse fuera de este órgano pese a haber intentado acuerdos con el PP y Vox, pero también con el PSOE. Según fuentes del partido naranja, a primera hora de la mañana había un principio de acuerdo con los socialistas, pero éstos al final se han retirado de ese pacto permitiendo que los de Abascal entraran en la Mesa.

      La portavoz de Cs en el Congreso, Inés Arrimadas, ha recriminado al PSOE que haya “preferido que esté Vox en la Mesa del Congreso” antes que Cs, al tiempo que ha cargado también contra Vox por preferjir “que esté Podemos a Cs”. “Esa es la realidad”, ha concluido.

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      10

  • Ambon Ambon 03/12/19 16:30

    Cuando de verdad se demuestra que alguien es demócrata es cuando respeta los resultados que no le gustan.

    No me gusta ver a Vox en la mesa del Congreso, pero eso es la consecuencia de sus mas de 3 millones de votos y como demócrata lo que he de hacer es convencer a esos conciudadanos a que modifiquen libremente sus ideas, lo que jamás puedo hacer como demócrata es lo que harían algunos de ellos, que es prohibirme pensar diferente e incluso reprimirme por ello

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    14

  • AngoLito AngoLito 03/12/19 16:18

    Yo eso de los cordones lo dejo para los zapatos.
    Veo dos fracasos: uno político con una abobinable y endémica corrupción institucionalizada, de aire casi terrorista (en el actualizado significado del término) y otro importante fracaso social que ha tolerado que ciertas ideas salieran de las tabernas y clubes para impregnar y contaminar con su corrosivo lodazal, al conjunto de la sociedad.
    Siempre me ha parecido que la columna vertebral del estado, que no gobierno, tenía una considerable herencia de tintes fascistas; aunque quizás también eso es mentira y no exista tal herencia. Sólo un tronco autoritario, de los que, en un momento dado, y con su fiel Dios como aliado para el perdón, imponen por la fuerza lo que la razón les niega.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.