x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Coronavirus

Del ébola al coronavirus: así se enfrentan los profesionales de la sanidad pública a esta nueva amenaza viral

  • Sindicatos y colegios aseguran no haber recibido quejas de profesionales sobre falta de formación o información para tratar casos potenciales o positivos de coronavirus
  • Guadalupe Fontán, del Consejo General de Enfermería, explica a infoLibre que "después de vivir el ébola" se ofrecen muchos cursos "de reciclaje" en los centros sanitarios sobre cómo tratar infecciones

Publicada el 28/02/2020 a las 06:00 Actualizada el 13/03/2020 a las 09:28
Vista exterior del Hospital Universitario de Torrejón (Madrid), donde este jueves dos nuevos pacientes han dado positivo en coronavirus.

Vista exterior del Hospital Universitario de Torrejón (Madrid), donde este jueves dos nuevos pacientes han dado positivo en coronavirus.

EFE

El coronavirus continúa siendo el foco de todas las miradas. Desde que este martes comenzara el goteo de casos confirmados en España —este jueves ya son 23—, la atención ya no está en China, sino en nuestro país. Todos los positivos —cinco en Canarias, tres en Cataluña, cuatro en Madrid, ocho en la Comunitat Valenciana, dos en Castilla y León y uno en Andalucía— están siendo atendidos en distintos centros médicos en sus respectivas localidades. Y aunque de momento poco se sabe de su evolución, el Ministerio de Sanidad siempre ha querido transmitir un mensaje de tranquilidad y de confianza en el sistema sanitario y, por ende, en sus profesionales. El propio ministro Salvador Illa insistió en ello este mismo martes, cuando aseguró que el Sistema Nacional de Salud "está preparado" para hacer frente al brote originario de Wuhan (China) que se ya se ha extendido por medio mundo. Los profesionales sanitarios, añadió, "están preparados para actuar ante cualquier alerta o incidente sanitario". 

Desde que el coronavirus comenzó a inundar distintas localidades de China y algunas otras de otros países del entorno, el Ministerio de Sanidad ha optado por informar, día a día, del avance de la enfermedad. Con la llegada del virus a Europa, la institución comenzó a elaborar otro tipo de documentos a modo de prevención por si a España le tocaba actuar. Y ya ha llegado ese momento. Como se trata de una afección nueva de la que ni siquiera se conoce el origen concreto, a priori parecía complicado el procedimiento de actuación con los pacientes infectados. Por esa razón la institución que dirige Illa decidió publicar varios protocolos elaborados con la participación de organismos profesionales como el Instituto de Salud Carlos III. De este modo, tanto médicos como enfermeros sabrían cómo actuar frente a un posible caso y ante un caso confirmado. Así se evitarían errores que, según los expertos, se cometieron en el pasado.

En el año 2014, el virus del ébola que asolaba Sierra Leona llegó a España con dos misioneros: Miguel Pajares y Manuel García Viejo. Ambos fueron casos importados que, una vez aquí, llegaron hasta Teresa Romero, una auxiliar de enfermería que entró en la habitación del Hospital Carlos III en el que se encontraba García Viejo. Fue el primer caso de contagio dentro de España. Romero superó la enfermedad, pero uno de los vértices del debate situó el foco de atención en cuál había sido la causa que había provocado el contagio. Muchas voces apuntaron a un protocolo apresurado.

Sin embargo, ahora todo está siendo bastante diferente. Al menos así lo reflejan los colegios profesionales y los sindicatos consultados por infoLibre, que declaran no haber recibido ningún tipo de queja o reclamación por parte del personal sanitario relacionada con falta de formación o información sobre cómo tratar casos potenciales o positivos. Tanto fuentes de CCOOUGT como de CSIF confirman a este diario que, hasta ahora, ningún profesional ha trasladado ningún mensaje en este sentido. En Baleares, por ejemplo, tal y como informa el sindicato CCOO, la página web del Servei de Salud está actualizada y en los hospitales se están haciendo sesiones de formación para el personal. Lo mismo que está ocurriendo en Aragón, en Cataluña y en la Comunitat Valenciana. "En general, la conclusión es que los profesionales consideran que están bien informados y formados", aseguran fuentes de la organización. Menos en Madrid. Allí, según el sindicato, algunos profesionales han denunciado "falta de información, formación y actualización de protocolos", así como desabastecimiento de mascarillas en muchos centros y hospitales".

Gracia Álvarez, responsable del sector de sanidad de UGT, explica por su parte que, hasta el momento, no se ha producido ningún problema de este tipo. Y es que, según añade, "interesa cuidar al cuidador". "El sector está tranquilo, es un problema de salud y nuestro trabajo es, precisamente, prevenir y ayudar a la población a afrontarlo lo mejor posible. Las directrices del Ministerio están siendo claras", celebra. 

Lo mismo que declaran desde los colegios profesionales. El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos declaró "no haber recibido ninguna queja al respecto", lo mismo que el Colegi de Metges de Barcelona o el Consejo Andaluz de Colegios Médicos. Fuentes de este último, además, insisten en que en las últimas semanas han difundido cada protocolo enviado desde el Ministerio de Sanidad, el mismo procedimiento que siguieron, recuerdan, con los documentos que la Consejería de Sanidad elaboró tras la aparición del brote de listeriosis en Andalucía. "Pero no, no hemos recibido quejas en ningún momento", insisten.

¿Y los enfermeros? Hasta ahora, tampoco. Guadalupe Fontán es enfermera y miembro del Consejo General de Enfermería (CGE) y, además, ha coordinado la participación del personal de enfermería en la elaboración de los procolos que ha elaborado el Ministerio de Sanidad. Y coincide con todos sus compañeros. "No nos constan denuncias de los profesionales ni ninguna queja en este sentido", asegura. Y añade que tienen constancia de que "en los hospitales y en los centros sanitarios se está siguiendo el protocolo de Sanidad y el que cada autonomía ha elaborado a partir de este". Y cree que la experiencia del ébola ha podido servir para que las formaciones en epidemias concretas se lleven a cabo. Y es que, según dice, "después de vivir el ébola" se ofrecen muchos cursos "de reciclaje" sobre, por ejemplo, "el manejo de instrumentos". "Es algo incorporado y que se hace de vez en cuando. Después de las últimas vivencias, en muchos sitios la prevención del contagio es algo habitual", asegura. "Al final se sacó algo positivo de aquella crisis", añade. 

No hay, por tanto, ningún tipo de descontento. Tanto es así, que el Foro de la Profesión Médica de España emitió un comunicado este mismo jueves en el que aseguraba apoyar la gestión que el Ministerio y las comunidades autónomas están llevando a cabo ante el coronavirus. De este modo, la organización elogió "la implicación de los profesionales" y recordó su "confianza absoluta en el Sistema Nacional de Salud".

Un protocolo específico para el personal sanitario

La página web del Ministerio de Sanidad ha habilitado un servicio en el que diariamente se actualiza la información disponible. Y que con el paso de los días ha ido incorporando cada vez más documentos: algunos sobre consejos a la población general, otros sobre los métodos para tratar a los casos potenciales y confirmados y otro concreto para formar al personal sanitario sobre cómo prevenir la infección en el trabajo. Este es el que cada profesional deberá seguir para evitar un contagio durante el ejercicio de su trabajo y sobre el que se ha formado a los profesionales en los distintos centros sanitarios. 

En él se incluyen medidas generales como, por ejemplo, que a la entrada de cada centro y en cada sala de espera haya carteles informativos sobre higiene de manos, higiene respiratoria y manejo de la tos. O que haya material para poder llevar a cabo esa higiene

Por otro lado, el Ministerio de Sanidad opta porque el número de profesionales que mantienen un contacto directo con los contagiados sea lo más reducido posible. Cuantas menos personas entren en contacto con el virus, menos probabilidades habrá de una infección. Y en cualquier caso, insiste la institución, "los contactos sanitarios y no sanitarios dedicados a la atención de estos pacientes o expuestos a entornos probablemente contaminados por el virus deben recibir información, formación y entrenamiento adecuado y suficiente". 

Además, la cartera que dirige Illa recomienda que el personal sanitario y los pacientes hagan uso de la mascarilla, un producto que se ha convertido en codiciado pero cuyo uso, según Sanidad, debe limitarse a las personas que han dado positivo por coronavirus y a las que se relacionan con ellas. ¿Y si hay que trasladar a algún paciente en ambulancia? Pues se hará con una separación física entre el conductor y el paciente y el vehículo, además, tendrá que ser desinfectado inmediatamente después "de acuerdo con los procedimientos habituales de la empresa". 

El Ministerio también detalla el equipo de protección individual que deberá emplear el profesional médico "que tome muestras clínicas, atienda o traslade a casos en investigación, probables o confirmados" o las personas "que entren en la habitación de aislamiento". El equipo —que deberá colocarse antes de entrar en la habitación y retirarse antes de salir, a excepción de la mascarilla— consta de bata, protección respiratoria, protección ocular y guantes

Todo el material que se utilice, explica Sanidad, deberá ser "correctamente limpiado y desinfectado o esterilizado", para lo que se transportará a la zona de limpieza en un contenedor cerrado. Las superficies que estén en contacto con el personal o con el caso de coronavirus también deberá ser desinfectada. ¿Y los residuos que se generen? "Deberán ser eliminados como residuos biosanitarios especiales". "Las precauciones de aislamiento se mantendrán hasta el cese de los síntomas y la obtención de dos resultados negativos de laboratorio separados entre sí por 24 horas", añade la institución. 

"La contención es posible"

Por su parte, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, señaló este jueves que el Covid-19 "no es la gripe", por lo que puede ser derrotado definitivamente si se ponen en marcha todos los planes de lucha contra la epidemia que sean necesarios. "Este virus no es la gripe. Con las medidas adecuadas, puede ser contenido. Ese es uno de los mensajes clave de China. La evidencia que tenemos es que no parece haber una transmisión comunitaria generalizada. En Guangdong, los científicos analizaron más de 320.000 muestras y solo el 0,14% dio positivo. Eso sugiere que la contención es posible. De hecho, hay muchos países que han conseguido exactamente eso", aseguró Tedros en la rueda de prensa diaria de la OMS sobre la enfermedad recogida por Europa Press.

Tedros considera que la lucha contra el coronavirus ha entrado en "un punto decisivo". "Mi mensaje a cada uno de estos países es: esta es vuestra ventana de oportunidad. Si actuáis agresivamente ahora, podeís contener este virus. Podéis evitar que la gente enferme. Podéis salvar vidas. Así que mi consejo a estos países es que se muevan rápidamente", sentenció.

Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión