X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

El Gobierno da oxígeno al turismo y mete a España en la pugna por el veraneante extranjero en plena desescalada

  • El fin de la cuarentena el 1 de julio atiende la demanda del sector, responde a Francia y lanza un mensaje a mercados europeos, touroperadores y aerolíneas
  • El geógrafo Josep Ivars, del Instituto de Investigaciones Turísticas, cree que la medida tendrá especial impacto en la costa y exigirá refuerzo sanitario
  • La patronal Exceltur, que había criticado con dureza la medida, cifra en 20.000 millones menos el daño de la crisis al sector con esta reapertura
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

Publicada el 26/05/2020 a las 06:00
Paseantes en la playa de Ereaga en Getxo durante el primer día de la fase 2.

Paseantes en la playa de Ereaga en Getxo durante el primer día de la fase 2.

El mercado turístico español ha entrado de lleno en una nueva fase: la búsqueda del mercado extranjero. En un clima de creciente presión del sector, de dudas de los principales países emisores y hasta de críticas de Francia, el Gobierno español ha oficializado este lunes la fecha del fin de la cuarentena obligatoria para extranjeros de 14 días. Será el 1 de julio. "Lo peor ha pasado", anunciaba en su cuenta de Twitter la ministra de Turismo, Arancha González Laya, en un mensaje en inglés. "Se garantizarán todas las condiciones de seguridad sanitaria", aseguraba Moncloa después. Entre los principales destinatarios del mensaje, que combina apertura al turismo con seguridad, están Reino Unido, Alemania y Francia, los tres principales emisores de visitantes a España, donde se sigue con atención la posición del Gobierno de Pedro Sánchez y los medios informan cada día de posibles destinos vacacionales. Los informes del Instituto de Turismo de España (Turespaña) venían dando cuenta de un significativo impacto de la medida española de la cuarentena en la opinión pública de estos tres países, ampliamente recogida en los medios de comunicación y comentada en las redes sociales.

El geógrafo Josep Ivars, del Instituto de Investigaciones Turísticas, cree que el levantamiento de la cuarentena tendrá un impacto especialmente significativo en las zonas de mayor concentración de segunda residencia, caso de la Costa del Sol, Levante y litoral catalán. Ahí será exigible, afirma, un reforzamiento del sistema sanitario. Ivars no niega el "riesgo" de la medida, pero cree que "socioeconómicamente" puede salir a cuenta si hay un plan bien organizado, bien comunicado y bien ejecutado. "Ahora esto hay que complementarlo con protocolos, pruebas en origen y corredores seguros", señala Ivars, que cree que estas medidas de salvación a corto plazo no deben excluir una reflexión profunda sobre el sector y sus necesarias transformaciones. El geógrafo cita entre los grandes beneficiarios de la medida a los grandes touroperadores y aerolíneas, que verán reducirse la factura de los vuelos y paquetes contratados cuya cuantía tendrán que devolver.

Una medida criticada

La cuarentena había suscitado críticas de todos los agentes del sector, así como de gobiernos autonómicos como los de la Comunidad de Madrid y Andalucía, ambos del PP. Comunidades como Canarias y Baleares habían empezado a negociar por su cuenta con operadores para crear "corredores seguros". Economías como la andaluza, la balear o la canaria dependen en gran medida del turismo durante el verano. Las presiones eran especialmente intensas en Baleares, destacado foco de atracción de turistas de Alemania, donde la advertencia de no viajar al extranjero termina el 14 de junio. Ahora los alemanes ya saben que –si no hay cambios ahora– podrán estar en su isla el 1 de julio sin tener que recluirse dos semanas.

La patronal Exceltur había expresado su "estupor" por la cuarentena. Exeltur abarca compañías aéreas (Iberia, Air Nostrum), tecnología (Amadeus), hoteles (Melia, Palladium, Riu), finanzas (American Express), transporte marítimo (Balearia), sanidad (Hospiten), alquiler de vehículos (Europcar, Hertz), parques de atracacciones y el grupo Globalia (Halcón Viajes, Viajes Ecuador, Travel Plan, Air Europa), entre otros. Según Exceltur, la reapertura al turismo internacional en julio supondrá una reducción de 20.000 millones en las pérdidas del sector, que en cualquier caso sufrirá un varapalo histórico. El dato era, más que una estimación fiable, un mensaje de auxilio al Gobierno del sector. En marzo la caída de visitas respecto a 2019 había sido del 64,3%.

El mensaje era unánime entre hoteleros, agencias, comerciantes y restauradores: sin una fecha de fin de la cuarentena, ¿cómo interesar a touroperadores y aerolíneas, justo ahora que están definiendo prioridades de cara a este incierto verano? La presión era mayor porque en Italia no hay cuarentena obligatoria y en Grecia ya habían puesto fecha (1 de julio) para la apertura sin esta medida. Exceltur había hecho pública una tabla en la que mostraba a España como el país con medidas más duras para los visitantes. El Gobierno británico había declarado su intención de negociar bilateralmente corredores turísticos con otros países. El Ejecutivo alemán se había mostrado a la espera de medidas de los distintos destinos antes de ofrecer sus indicaciones finales a los ciudadanos. Y el Gobierno francés había llegado incluso a mostrarse crítico con España. Estos tres países aportaron en 2019 40,39 millones de visitantes a España, un 46,2% del total, según datos del Instituto Nacional de Estadística. En concreto, fueron 18,07 millones de británicos, 11,17 millones de alemanes y 11,15 millones de franceses. En los meses de julio, agosto y septiembre de 2019 los tres países sumaron más de 14,5 millones de visitantes.

Respuesta a Francia

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya hizo el sábado un llamamiento a los turistas extranjeros para que vengan en julio, cuando habría –dijo– "condiciones de seguridad". Pero seguía sin haber fecha para el fin de la cuarentena. Y el ruido continuaba. La ministra francesa de Transición Ecológica, Élisabeth Borne, dijo el domingo: "No puedo recomendar a los franceses que reserven unas vacaciones en España a día de hoy. España ha optado por abrir sus fronteras, (pero) al mismo tiempo ha establecido normas sobre las personas que llegan en avión. Es contradictorio". La ministra abundó en la estrategia de promoción del turismo nacional de su Gobierno, que ha anunciado un plan de 18.000 millones centrado en el turismo nacional. "Hemos dicho muy claramente a los franceses que hoy tenemos que organizar nuestras vacaciones en Francia. No estamos invitando a los franceses a planear vacaciones en el extranjero".

El mensaje francés afectaba a todos los destinos, pero más que a ninguno a España. ¿Por qué? Porque España es el destino preferido por los franceses, según datos de Turespaña. Es más, las palabras de la ministra golpeaban la estrategia de Turespaña para atraer visitantes franceses, basada en la imagen "segura" de España como "valor refugio" por su "proximidad". "El objetivo es recuperar la confianza como destino desde la seguridad y la organización. Es necesario que el turista francés confíe en el destino España y estamos en una buena posición por dos motivos: uno, la cercanía y dos, primera elección del francés como destino turístico internacional", señala Turespaña en su análisis del mercado francés. Dicho informe recomendaba a los profesionales del sector centrarse en el mercado de mayor renta. "Los movimiento internacionales serán muy limitados, por lo que sólo los turistas de alto poder adquisitivo podrán plantearse viajes a destinos que les ofrezcan garantías de seguridad", señala.

Urgencias y riesgos

La decisión del Gobierno de levantar la cuarentena el 1 de julio se adoptó en una reunión Interministerial celebrada por videoconferencia por las vicepresidentas Teresa Ribera y Nadia Calviño, la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. Esta última ministra, Reyes Maroto, fue este mismo lunes entrevistada en Onda Cero, donde dio respuesta a las afirmaciones de la ministra francesa afirmando que era perfectamente "coherente" planificar vacaciones en España. Poco después llegó el anuncio de fin de la cuarentena.

A la espera de decisiones del Ejecutivo de Sánchez, las distintas autonomías se habían lanzado a competir por el mercado nacional para mitigar daños. Ahora todo cambia. Crecen las expectativas de salvar, al menos, algunos muebles. Por poco que se salve, será mucho en un país con fuerte presencia del turismo. El peso del sector alcanzó en 2018 en España los 147.946 millones de euros, lo que supuso el 12,3% del PIB, una décima más que en 2017. Desde 2015 el peso del turismo en el PIB ha crecido 1,3 puntos, al pasar del 11,0% al 12,3%. La ocupación en las ramas económicas características del turismo alcanzó los 2,62 millones de puestos de trabajo.

En el otro lado de la balanza, crecen los riegos sanitarios. El anuncio del fin de la cuarentena para extranjeros llega incluso antes de que se pueda cambiar de provincia en España. Es decir, parte de una previsión optimista. Pero flotan en el ambiente interrogantes. Por ejemplo, los que ha puesto sobre la mesa Aurora Pedro, doctora en Economía por la Universidad de Valencia y consultora de la Organización Mundial de Turismo: "Imaginemos que a través de un pasillo turístico teóricamente seguro llegan unos turistas también en apariencia sanos pero entre los que resulta que hay infectados asintomáticos. Y hay contagios. ¿Cómo se gestiona esa situación? ¿Cómo afecta al resto de clientes del hotel? ¿Quién asume los costes?".

Más contenidos sobre este tema




3 Comentarios
  • Jose Espuche Jose Espuche 26/05/20 15:34

    Pienso que el Gobierno de España lo hace con las mejores intenciones. Los resultados ya se verán. Para mi forma de entender la situación actual pienso que se han precipitado. Las decisiones que ha tomado el Gobierno, desconozco los resultados. Seguro que tendremos ocasión de verlos y verificarlos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Fernandos Fernandos 26/05/20 13:16

    Si habia alguna esperanza de cambio de sistema económico, ya podemos olvidarlo, de la pandemia solo se acuerdan los sanitarios y los politicos para tirarselo a la cara al adversario, los demas solo les interesa la playa .

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • serrekunda serrekunda 26/05/20 10:11

    Soy una persona mayor y jubilado, que vive en una Comunidad del Este de España, he trabajado casi toda mi vida en empresas turísticas, todas extranjeras, me atrevo a pensar que el Gobierno de España con el tema del turismo están bastante despistados.-bakau

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

 
Opinión