x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

Sin convenio y mal pagados, pero fundamentales: el "maltrato" acentuado en la crisis sanitaria "colma la paciencia" de los MIR madrileños

  • Los 5.115 residentes de la Comunidad de Madrid están llamados a una huelga indefinida a partir del 13 de julio si el día 2 no tienen respuesta de la Consejería de Sanidad al borrador del convenio que enviaron hace más de dos semanas
  • Denuncian que la crisis del covid ha hecho patente que son imprescindibles para el funcionamiento de la sanidad pública pero que siempre han sido "la mano de obra barata para el sistema"
  • Critican que siempre han necesitado "extensas, exhaustivas y continuas horas de guardia" para llegar a un salario digno

Publicada el 10/06/2020 a las 17:00 Actualizada el 10/06/2020 a las 21:54
Decenas de sanitarios del Hospital Universitario de La Paz de Madrid despiden con un acto a los residentes de cuarto año de este centro hospitalario.

Decenas de sanitarios del Hospital Universitario de La Paz de Madrid despiden con un acto a los residentes de cuarto año de este centro hospitalario.

EFE

Diego Boianelli es médico residente de tercer año (lo que se conoce en la profesión como R3) de medicina interna en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid. Descuelga el teléfono justo después de haber descansado un poco tras su última guardia de 24 horas. Tal y como explica desde el otro lado del teléfono, en su especialidad las guardias siempre están cubiertas por los Médicos Internos Residentes (MIR) como él, pero nunca había vivido una como las que tuvo que soportar en pleno pico de la pandemia. "Tuvo que venir el doble de gente a trabajar todas las noches y los adjuntos (los médicos especialistas que les tienen que supervisar) y los residentes trabajábamos por igual. Cada uno tenía una planta de covid-19 y no había ninguna estructura de supervisión jerárquica", recuerda. Lo que se vivió esos días colmó "la paciencia" de él y sus compañeros. Los MIR, denuncia, siempre han sido "la mano de obra barata para el sistema sanitario". Sobre todo en Madrid. Con tantos hospitales de gran capacidad, llegan a suponer hasta el 70% del personal de un centro, dice. "Sin los residentes, el sistema sanitario se cae", asegura. Pero la Comunidad, critica, no se acuerda de ellos. El "maltrato por parte de la Administración durante años se ha acentuado con la crisis del covid-19", denuncia la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts). Por eso han dicho basta. 

Antes de la llegada del coronavirus, su situación ya era mala. Ni siquiera tienen un convenio específico. La relación laboral de los residentes está regulada por el Real Decreto 1146/2006 y están sujetos a contratos laborales con características especiales porque son médicos en formación. Su función principal es, por tanto, completar su periodo de aprendizaje, no atender a los pacientes. Pero esto es lo que pone sobre el papel. La realidad, dice Boianelli, es muy distinta. Por eso él y dos personas más, como miembros del comité de empresa de residentes —el órgano que representa a los MIR madrileños—, estuvieron trabajando tres años en un convenio propio. Sheila Justo, presidenta del sector de médicos jóvenes y MIR de Amyts y de la Confederación Española de Sindicatos Médicos (CESM), recuerda en conversación con infoLibre que iba a estar preparado a principios de marzo. Solo quedaba, dice, la supervisión de los aspectos legales por parte de su abogado. Pero la pandemia frenó todo. Esto también. 

Se retomó en el mes de mayo, "cuando se redujo la actividad covid", dice. Enviaron el borrador a la Consejería de Sanidad el día 22. No obtuvieron respuesta, así que comenzaron a reclamarla el 1 de junio, dice Boianelli. Todavía no saben nada. Así que el comité ha decidido dar un ultimátum: si el 2 de julio continúan sin una propuesta de negociación o sin una fecha para reunirse o sin un paso firme por parte de la Comunidad de Madrid para solucionar la situación, irán a la huelga. Pararán el 13 de julio y lo harán sin fecha de vuelta al trabajo. Son un total de 5.115 personas, según el Portal estadístico de personal del Servicio Madrileño de Salud. Y la perspectiva, al menos a priori, es que el paro sea masivo. "En los hospitales no se habla de otra cosa", asegura otro miembro del comité de empresa y del comité de huelga MIR. "Parece que tenemos que llegar a esto para ser escuchados, pero es que ya no podemos más", añade. 

En el borrador del convenio solicitan, entre otras cosas, establecer la jornada laboral en 35 horas semanales, el descanso obligatorio de 12 horas entre dos jornadas tras las guardias de 24 horas, derecho a la realización de cuatro meses de rotación externa, a 15 días al año para realizar cursos y un ratio máximo de cuatro residentes por cada adjunto físicamente presente. 

Los MIR, un "pilar fundamental" en la pandemia... y antes

"Con la llegada de la pandemia covid-19, se ha puesto en evidencia cómo la concepción del personal MIR como personal en formación nada tiene que ver con su función real", denunció el comité de empresa a través de un comunicado. Los residentes, añadió el órgano que les representa, se convirtieron, "si cabe aún más, en un pilar fundamental para el funcionamiento de los centros sanitarios, requiriéndose de ellos la ejecución de funciones durante todo el periodo que sobrepasan ampliamente su nivel formativo y sus competencias". 

"Todos hacíamos labores que no nos correspondían", recuerda Boianelli. Pero eso, por otro lado, tampoco es nuevo. Por ejemplo, tal y como explica, las altas médicas en las urgencias solo las pueden firmar los residentes a partir de su segundo año. "Y siempre supervisados por un adjunto", señala. Pues no se cumple. "Hay R1 (residentes de primer año) que dan altas sin supervisión, así que la responsabilidad legal de lo que pueda pasar con ese paciente recae sobre ellos", lamenta. "Este tipo de cosas están estructuralmente aceptadas. Cuando alguien se queja, la respuesta es que siempre ha sido así, que hay que aguantar", critica. 

La situación se acrecentó con la pandemia. "Los R1 hacían labores de R2, estos de R3...", explica Boianelli. Así que mandaron un escrito a la Consejería de Sanidad. "Tampoco pedimos nada del otro mundo", defiende. Simplemente, que las horas extra de las guardias se pagaran conforme a las funciones que estaban realizando, ya que los residentes, a medida que pasan de año, ven incrementada esa compensación. Tampoco les respondieron. "La Comunidad siempre hace oídos sordos. Parece que le importamos solo para sacar el trabajo más duro adelante. En el resto les importamos tan poco que ni nos contestan", denuncia el miembro del comité de empresa. "Hemos hecho como diez escritos. No nos han respondido a ninguno", lamenta Justo. 

Los traslados a Ifema y a hoteles medicalizados y la necesidad de guardias

La apertura del macro hospital de Ifema, la joya de la corona del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, evidenció otro problema, también estructural. Según Boianelli, muchos residentes de primer año fueron enviados a cubrir las necesidades asistenciales del centro. Una vez allí, "trabajaron más horas y cobraron la mitad". ¿Por qué? El salario que percibe un residente, denunció el comité de empresa a través de su comunicado, "ridiculiza toda la labor que ejerce". Según el comité de empresa, un residente de primer año percibe 1.003 euros netos al mes. Uno de cuarto o quinto año —dependiendo de la especialidad— puede llegar, por su parte, a 1.279. "Por ello, la mayoría de los residentes se ven abocados a complementar sus sueldos con la acumulación de extensas, exhaustivas y continuas horas de guardia de 17 y 24 horas, siendo estas el único flotador que sustenta sus nóminas y que les ofrece una salida económica realista, suponiendo normalmente más de la mitad de su salario". En Ifema, al igual que en los hoteles medicalizados, no se hacían guardias. 

Por eso pidieron un "complemento covid", tal y como recuerda Justo. La decisión de trasladar a estas personas a Ifema o a un hospital medicalizado, se había hecho "unilateralmente". Y no se había trabajado menos, solo que no se habían hecho guardias. Pero tampoco les respondieron. Mientras tanto, otras comunidades como Castilla-La Mancha lo aprobaron. Y allí también acordaron que las retribuciones de los residentes correspondieran a las del siguiente año de formación. 

Sin embargo, el agravio comparativo que sufren los residentes madrileños en cuanto a la retribución que perciben por su trabajo tampoco es nuevo. La CESM hizo un estudio comparativo en el año 2018 en el que se evidenció que, aunque el salario base sin guardias de los residentes madrileños no es el más bajo de toda España, la compensación que reciben por cada hora de guardia trabajada hace que, al final, los MIR que realizan su residencia en Madrid sean de los peor pagados. Por ejemplo, un residente de primer año en Madrid cobraba, según los datos de ese informe, 1.003 euros netos al mes. Uno de Andalucía, en cambio, 977. Y uno en Extremadura, 992. Con guardias, la relación se inviertía: el de Extremadura pasaba a percibir 1.651; el de Andalucía, 1.617; el de Madrid, 1.604. 

Y a todo esto se suman otras situaciones que ya ocurrían pero que con la pandemia les han agotado "la paciencia", como dice Boianelli. Por ejemplo, la condena a descansar durante las guardias en las denominadas "camas calientes", es decir, en una cama previamente utilizada por un compañero. "Es ilegal y en una situación de pandemia empezó a ser un despropósito en materia de salud pública", denuncia el miembro del comité. "Eso ha favorecido que seamos los sanitarios más contagiados de todo el mundo", añade Boianelli. Amyts ya lo denunció ante la Consejería de Sanidad. Pero no dijeron nada. Otra vez. 

No acaba al finalizar el MIR

No obstante, la mala situación que denuncian sufrir los MIR madrileños no acaba cuando terminan su periodo de formación. En ese momento, tal y como publicó infoLibre, comienza su periplo en la búsqueda de un contrato digno. Una tarea que tampoco es fácil y que ha hecho que, según Justo, muchos médicos recién nombrados especialistas se hayan marchado a trabajar a Castilla-La Mancha o a Castilla y León, destinos cercanos de la Comunidad. "Allí les han ofrecido contratos de hasta uno o dos años porque hay que absorber todo lo que se quedó pendiente, la patología nueva y las secuelas. Hay mucho trabajo que activar", recuerda. Y hay que abastecerse de médicos. 

El pasado 28 de mayo finalizaron todos los contratos de los 1.190 residentes que acabaron su MIR. El Gobierno autonómico no aseguró el futuro de ninguno en la región. "Me da miedo, ya no como sanitaria, sino como paciente. Si nos enfrentamos a otro posible brote, vamos a estar sin personal. Hay algunos compañeros enfermos, otros con secuelas que han tenido que volver a coger una baja y otros son especialmente sensibles. Teníamos la oportunidad de contratar a 1.190 personas y no lo hemos aprovechado. Las plantillas están agotadas, así que si vuelve a haber un brote ya nos puede pillar confesados, porque preparados no", sentencia. 

Más contenidos sobre este tema




6 Comentarios
  • Abulense Abulense 11/06/20 13:16

    Hasta cuando vamos a seguir diciendo mentiras sobre la Sanidad en nuestro país. Por favor, cuidemos a nuestros sanitarios, paguemosles como se merecen, sobre todo a los jóvenes MIR. Abrazos para todos ellos. De un octogenario.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Fernandos Fernandos 11/06/20 11:16

    Me gustaría muchísimo que estas reivindicaciones tengan mas suerte que las manifestaciones de la mareas blancas, la Aguirre y su charca de sapos infecta, se reia de los sanitarios y de todos los madrileños.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    1

    • Zulma Zulma 11/06/20 19:54

      Con aquellas mareas blancas, no se obtuvieron los resultados que se pretendían, pero por lo menos nadie podrá alegar (los que gobernaban y gobiernan la CAM) que no había indicios, no sabían, no conocían o no era de su competencia la Sanidad Pública.
      Creo recordar, que por lo menos se paró la privatización del Hospital de la Princesa.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • thule thule 11/06/20 07:16

    La sanidad en Madrid da miedo. Hace muchos años que estamos así. Funcionando en precario, gracias a unos buenos profesionales mal pagados ( el dinero se lo llevan los políticos). Es indignante,y a mi me genera una tremenda sensación de impotencia y tristeza. Pues claro que tienen que hacer huelga! Indefinida y total ; a ver si Ayuso y Aguado dejan de hacerse fotos y dar discursos triunfalistas y estúpidos, y se ponen a trabajar (si es que saben, que lo dudo),y a resolver problemas sin echar balones fuera y culpar al gobierno central.  Y en las elecciones: madrileños ¿que votamos?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Paco b. Molina Paco b. Molina 10/06/20 19:49

    Ahora ya hemos pasado a la fase del luto, a los homenajes y a los monumentos en honor a los héroes que lucharon contra la pandemia. Así de fácil pasamos en este país de una etapa a otra, pero eso si, de puntillas, sin responsables y sin consecuencias. Alguno políticos, como Isabel Ayuso, ya se están ocupando de inaugurar monumentos, pero deberían pensar, y decir, que el mejor homenaje a los médicos y sanitarios que se han jugado la vida por nosotros, no es un monumento, es una ley que potencie la sanidad pública, dotándola de presupuestos que nadie pueda recortar posteriormente, como ha ocurrido hasta ahora y como seguramente seguirá ocurriendo en cuanto nos olvidemos del problema. En Madrid ya están despidiendo a los que han intervenido en la pandemia, y en Cataluñya han privatizado la gestión de seguimiento de contagios, con un coste de 18 millones, a la misma empresa que intervino en las corruptelas del caso Palau y en el famoso tresporciento. En definitiva, aún están calientes los cadaveres de los fallecidos, y volvemos a las andadas, no hemos aprendido nada. O quizá si, lo veremos en las próximas elecciones, a ver qué votan los que tanto han aplaudido en los balcones.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • Ayla* Ayla* 10/06/20 18:46

    Pero cómo? Si la IDA anunció a bombo y platillo que les iban a pagar a sus "héroes" los días de semana santa como festivos!! (Como si no estuviera obligada). No me puedo creer que haya mentido.
    Es normal que no les contesten, están muy ocupados en hacer "borradores" para tapar lo de las residencias. Es que todos estos sanitarios son peligrosos comunistas, mira que querer cobrar por el trabajo ingente que han hecho.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

Lo más...
 
Opinión