x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Crisis del coronavirus

Los MIR no quieren ser Fernando Simón (ni en pleno covid): sólo siete de los 1.795 mejores expedientes eligen Salud Pública

  • Los residentes en Medicina Preventiva afirman que el rechazo a la especialidad proviene de la carrera, que se imparte de manera teórica y "poco atractiva"
  • Los MIR de Salud Pública reconocen que esperaban que este año la especialidad fuera más deseada, por el protagonismo que ha tenido en la pandemia
  • Cuando habían sido adjudicadas las 3.578 primeras plazas MIR, Medicina Preventiva tan solo había agotado 12 de las 105 plazas que ha ofertado este año
  • infoLibre ofrece este artículo sobre el coronavirus en abierto gracias al apoyo de sus socios. Aquí más información sobre cómo suscribirte o regalar una suscripción

Publicada el 26/07/2020 a las 06:00
Fernando Simón durante una rueda de prensa.

Fernando Simón durante una rueda de prensa.

EP

"Cuando acabas la carrera y dices que quieres escoger la especialidad de Medicina Preventiva y Salud Pública empiezas a ser como una especie de bicho raro. Tus compañeros empiezan a preguntarte por qué". Es la experiencia que vivió en su día Rafael Ruiz, ahora facultativo especialista en ese área en el Hospital Reina Sofía de Córdoba. Hace cuatro años, cuando tuvo que enfrentarse a la elección tras superar el examen para convertirse en residente (MIR), decidió enfocar su carrera de médico por ese camino porque, según confiesa, le gusta la gestión sanitaria. Que sea efectiva, dice, repercute en la salud de todos. Pero admite que no es lo más habitual. La mayoría de jóvenes que quieren dedicarse a la medicina no piensan en hacerlo desde el área de prevención. Es algo que puede observarse a partir de los datos. El pasado 13 de julio comenzó el proceso de adjudicación de las plazas MIR. Durante los tres primeros días de elección, cuando se adjudicaron las 1.795 plazas correspondientes a los mejores expedientes, solo siete personas escogieron Medicina Preventiva y Salud Pública, según los datos del Sindicato Médico de Granada, que los recopila cada año. Tras los seis años de carrera, los futuros médicos se enfrentan a un examen que les da la puerta de entrada a su plaza de especialidad, que escogen con la preferencia que les otorga la nota en esa prueba. Así, solo el 0,4% de las mejores notas del examen MIR de este 2020 decidieron entrar en esa especialidad. Unas cifras, admiten los residentes, que se repiten año a año. 

Carmen Gallego va un par de años por detrás de Ruiz. Actualmente es residente de tercer año en el Hospital del Mar de Barcelona y, además, vocal de Formación en la Asociación de Residentes de Medicina Preventiva y Salud Pública (Ares). Admite que, efectivamente, su especialidad no es de las más deseadas. Pensaba que este año sería diferente. Ruiz, de hecho, también lo creía. Y Javier del Águila, que también es residente de tercer año, pero en el Hospital Universitario de Móstoles (Madrid), también. "En los últimos meses, algunas figuras como la de Fernando Simón [director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias] han cogido mucha fuerza", recuerda Ruiz. Eso, pensaron, daría visibilidad a la salud pública, ahora también en primera línea de actualidad porque se encargan de los rastreos de los contactos de los nuevos positivos en covid-19. Pero se han llevado "un chasco", según Del Águila, porque no ha sido así.

La elección de las plazas MIR de este 2020 finaliza el último día del mes de julio. Ya pasó, por tanto, el ecuador del proceso. Y el Sindicato Médico de Granada volvió a analizar los datos. En ese momento, con 3.578 plazas ya adjudicadas, tan solo 12 habían decidido dedicarse a esta especialidad. El 0,3%. En 2019 se repitió el mismo esquema. En los tres primeros días de elección MIR se adjudicaron 2.091 plazas [se puede comprobar aquí]. De ellas, solo cinco fueron a parar a Medicina Preventiva y Salud Pública. Supuso el 0,2%. Pasado el ecuador de la elección, cuando ya se habían adjudicado 3.470, solo 10 eran de Medicina Preventiva [el informe está disponible en este enlace]. 

A otras especialidades les ocurre algo parecido. Según los datos que recoge la organización, Neurofisiología Clínica, Microbiología, Inmunología, Medicina del Trabajo, Farmacología Clínica o Análisis Clínicos tampoco son de las áreas más demandadas entre los aspirantes a residentes, que escogen con mayor premura especialidades como Pediatría (que en el ecuador de este 2020 ya tenía 386 plazas ocupadas, el 10,8% de las plazas adjudicadas hasta ese momento), Anestesiología y Reanimación (374, el 10,4%) o Traumatología (236, el 6,6%). 

No obstante, el número de plazas que convoca cada especialidad tampoco es el mismo. Y tampoco lo es de un año para otro. Para este 2020 hay disponibles 105 plazas en Medicina Preventiva y Salud Pública. En los tres primeros días de elección, por tanto, se ocupó el 6,7% de las mismas; en el ecuador, el 3,1%. En 2019, cuando se convocaron 69, en los tres primeros días se ocupó el 7,2%, mientras que en el ecuador el porcentaje ascendió hasta el 14,5%. Estas cifras contrastan de manera muy notable con otras especialidades como Dermatología o Cirugía Plástica, que en los tres primeros días de elección de la plaza MIR de este año ya habían agotado la totalidad de sus plazas. La primera ofrecía 94 y la segunda, por su parte, 41. Llegado el ecuador las agotaron también Cardiología (180 plazas), Neurocirugía (45) y Cirugía oral y maxilofacial (32). 

Una especialidad "en la sombra" dentro y fuera de la carrera

Pero, ¿por qué ocurre esto? Ninguna de las fuentes consultadas por infoLibre duda cuando escucha la pregunta. El origen está en la propia carrera de Medicina. Durante los seis años que dura, aseguran Ruiz, Gallego y Del Águila, la Medicina Preventiva ocupa una parte muy pequeña y poco atractiva. Al menos para quien concibe la medicina como una profesión eminentemente clínica y de trato directo con el paciente. "Nuestra especialidad sale bastante del carril de la profesión médica, tanto de la propia formación académica como de la idea que tenemos —y tenéis la población en general— de lo que es un médico, que se supone que es alguien que está en un hospital, en un centro de salud, operando en un quirófano... Medicina Preventiva y Salud Pública se sale totalmente de eso", explica Del Águila.

¿Cuál es ese perfil? Quizá ahora, en un escenario en el que la pandemia continúa ocupando los principales titulares de cada día, cualquier persona podría responder que, por ejemplo, el perfil de quienes se dedican a la medicina preventiva y a la salud pública es el de aquella persona que rastrea los contactos de un nuevo positivo por coronavirus. Eso es cierto, pero la especialidad va mucho más allá. Ruiz, que terminó su residencia el pasado mes de mayo, explica que "el día a día de un especialista en preventiva varía mucho. No es como un neurocirujano, que sabe que tiene que estar en un quirófano", explica. Hay quienes trabajan en un hospital, dice, controlando por ejemplo la calidad del aire del mismo o vacunando a pacientes recién operados que, tras la cirugía, pierden cierta inmunidad. "Esa es la parte más clínica", señala. Luego, continúa, está la parte que más se aleja del concepto clásico de la medicina. "Trabajamos en proyectos en los que medimos indicadores de calidad de infección para asegurar que la asistencia hospitalaria es segura, llevamos centrales de esterilización y ahora también asesoramos a residencias en temas de covid y hacemos estudios a los familiares", detalla. 

El problema es que esto no se conoce en la carrera. La asignatura obligatoria de Medicina Preventiva y Salud Pública, recuerda del Águila, es solo teórica, "enfocada solo a estudiar factores de riesgo o cómo se asocia algo a una enfermedad". "Es estadística, que de primeras ya genera rechazo en los estudiantes", asegura. "Pero eso, en realidad, es como escoger un microcampo de lo que es lo nuestro", critica. Y a eso se suma que no se hacen rotaciones de prácticas en este área. En definitiva, dice Del Águila, cuando acabas la carrera "no conoces" la especialidad. "Ni te la enseñan bonito, ni vas a verla, ni sabes lo que es", lamenta. "En lo teórico no se conoce bien y no se enseña cómo es el día a día", añade Gallego. 

"Falta de reconocimiento"

No es solo la carrera. Tanto Ruiz, como Gallego y como Del Águila se quejan de que la especialidad solo es necesaria si el facultativo quiere orientar su carrera profesional hacia el ámbito hospitalario. Para hacerlo hacia el institucional, sin embargo, no hace falta hacer el MIR. Por eso no es necesario para formar parte, por ejemplo, del Cuerpo de Médicos Titulares del Ministerio de Sanidad. Y los residentes reclaman que deje de ser así. "Si la Administración no te reconoce el título te contrata por oposición, como un titulado más. Eso hace que la gente se lo piense porque también nos gusta que se nos reconozca como especialistas", denuncia Del Águila. "Creemos que esa falta de reconocimiento podría estar influyendo en que la gente se eche para atrás", añade Gallego. 

El propio Simón, de hecho, no hizo la especialidad, lo que hizo que fuera duramente criticado por la derecha. Él mismo lo admitió en una entrevista concedida a desnivel.com. Cuando acabó la carrera ninguna de las especialidades le terminaba "de convencer". "Descubrí la epidemiología y comprendí que era lo que me gustaba", añadió. En ese momento no pudo estudiar Medicina Preventiva. "No existía esa especialidad", dijo. Simón se formó como epidemiólogo en la London School of Hygiene & Tropical Mecicine, uno de los centros más prestigiosos de todo el planeta en este campo. 

Una vez pase la pandemia, opina Gallego, la situación de los especialistas en Medicina Preventiva podría cambiar. "Aquí en Barcelona se han habilitado bastantes plazas para médicos de salud pública por reforzar las plantillas de cara al covid. Por lo general hay falta de especialistas. Yo creo que la pandemia ha influido sobre la especialidad, se está viendo la importancia de este área", señala. Se verá, con datos, a partir de 2021. 

Si estás leyendo este artículo es gracias a las socias y socios de infoLibre
La salud es lo primero. Por ese motivo, en infoLibre decidimos abrir todos nuestros contenidos sobre el coronavirus para que cualquier ciudadano pueda leerlos gratis. Ese esfuerzo no habría sido posible sin socias y socios que creen en un periodismo comprometido y que ponga en cuarentena a las 'fake news'. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información de calidad es la mejor vacuna contra cualquier virus.

 

Más contenidos sobre este tema




8 Comentarios
  • Esdaquit Esdaquit 28/07/20 07:35

    Comparto lo expresado en anteriores comentarios: el título es confuso y da a entender que sólo una pequeñísima minoría de los MIR opta por la Sanidad Pública, en beneficio de la privada. A medida que se va leyendo el artículo, va quedando claro que se habla de una especialidad, dentro de la profesión médica. Por lo demás, ya se entiende que es el enfoque de los propios estudios de la carrera de Medicina, lo que arrincona la especialidad de Medicina Preventiva y Salud Pública.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Svgsebas Svgsebas 26/07/20 22:38

    Un poco retorcido el titular. Venga pensar un poco más.
    Si queréis ser medio de referencia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • condriomito condriomito 26/07/20 12:55

    Titular que se presta a confusión. Para evitar eso, se debería destacar que se habla de medicina preventiva, obviando el término salud pública que la mayoría de los que leen van a confundir con sanidad pública. Como se ve en los comentarios que se han dado a esta noticia, la inclusión del término "salud pública" lleva a planteamientos sanidad pública versus sanidad privada. Y no es eso. Quienes eligen qué se yo, cardiología o neurología, en su inmensa mayoría no lo hacen para irse a la privada. Hay mercantilismo en medicina, como lo hay en otras carreras pero, al menos de inicio, no de forma mayoritaria. Será el sistema el que manipulará las mentes y sobre todo las condiciones laborales, de los futuros médicos y médicas elijan la especialidad que elijan. Pero no todos ni todas plantean la profesión en función de "la pasta", como se lee en un comentario. Yo, hasta mi jubilación, he sido psicólogo clínico en un hospital público. Y claro que podría haber optado por el ejercicio en ámbitos privados, que hubieran sido mucho más apetecibles desde el punto de vista crematístico. Pero preferí la utilidad de mi profesionalidad para la mayoría y no para los privilegiados. Así que no se trata de que se prefiera o no ser Fernando Simón, sino que se encuentre más atractiva moverse en el ámbito de la cardiología o nefrólogía, que en el de la medicina preventiva o la epidemiología. No es una cuestión de pública o privada sino de especialidades médicas. Insisto que, desde mi punto de vista y mi forma de ver las cosas, el artículo no plantea el tema de forma correcta y resulta engañoso.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Jose Velasco Jose Velasco 26/07/20 08:26

    El problema de la sanidad privada es que se financia con fondos públicos. Si la sanidad privada solo se financiara con dinero privado sus médicos serían mileuristas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • luzin luzin 26/07/20 07:32

    El tonto Simón no saco el MIR. Es un enchufado de su suegro, Ministro de Sanidad con el PP ...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    13

    0

    • MCortesC MCortesC 26/07/20 15:39

      ¡Sacamos tus credenciales, Luzin apagado!

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • JoseRM JoseRM 26/07/20 13:52

      Anda, el listo Luzin!

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      4

  • Breogán Breogán 26/07/20 00:20

    Hay un factor que no se suele abordar en la profesión médica porque parece tabú, y es el mercantilismo del sector. Este tipo de especialidades desarrollan su actividad fundamentalmente de forma casi exclusiva en el sector público, lo que supone renunciar a las alternativas de ejercicio privado y esto queda patente en las que son de primera elección (Dermatología, Cirugía Plástica, Pediatría) que son las que dan “pasta”.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

Lo más...
 
Opinión