X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Sanidad

Sanidad borra como terapias la dieta macrobiótica o el masaje thai, ¿para cuándo la homepatía y la acupuntura?

  • El Ministerio de Carolina Darias ha concluido que estas tres prácticas no tienen "evidencia científica" ni soporte en el conocimiento científico y, por tanto, desaconseja su utilización como finalidad sanitaria
  • Otras pseudoterapias tan extendidas como la homeopatía o la acupuntura todavía están en estudio por parte del Ministerio que, junto al de Ciencia, elaboró en 2018 el Plan para la Protección de la Salud Frente a las Pseudoterapias
  • Elena Campos, presidenta de la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas, sostiene que no se han calificado como pseudociencias todavía porque eso tendría una "amplia negativa social"
  • Publicamos esta información en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información que recibes depende de ti.

Publicada el 20/02/2021 a las 06:00 Actualizada el 22/02/2021 a las 13:01
La ministra de Sanidad, Carolina Darias, durante una rueda de prensa tras la reunión del Consejo Interterritorial.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, durante una rueda de prensa tras la reunión del Consejo Interterritorial.

EP

Ni la dieta macrobiótica, ni el masaje tailandés, ni la magnetoterapia estática. Ninguna sirve para nada. Al menos, para nada terapéutico. Así lo ha certificado este viernes el Ministerio de Sanidad, que tras los informes desarrollados por la Red Española de Agencias de Tecnologías Sanitarias y Prestaciones del Sistema Nacional de Salud ha concluido que estas técnicas no tienen "evidencia científica" ni soporte en el conocimiento científico y, por tanto, desaconseja su utilización como finalidad sanitaria. El departamento dirigido por Carolina Darias continúa así la lucha que inició su antecesora en el cargo María Luisa Carcedo —junto al ministro de Ciencia, Pedro Duque— en noviembre de 2018, cuando el Ejecutivo presentó el Plan para la Protección de la Salud frente a las Pseudoterapias, al que siguió la campaña #coNprueba, destinada "a trasladar información veraz y accesible a la ciudadanía para que pueda tomar decisiones informadas y responsables frente a las pseudoterapias y las pseudociencias". Entonces ya incluyeron un listado de 73 técnicas que, sin necesidad de estudio más exhaustivo, podían considerarse como pseudoterapias. Otras 66 entraban en fase de evaluación. Y ahí siguen, por ahora, dos de las técnicas más extendidas y populares: la homeopatía y la acupuntura. ¿Por qué contra ellas no se ha hecho nada?

Según los informes publicados este viernes, "el uso de magnetoterapia estática no se muestra efectiva en el tratamiento del dolor de cualquier etiología", "no hay información suficiente" sobre la dieta macrobiótica "que permita conocer su eficacia en la mejora o control de enfermedades ni sobre su seguridad" y tampoco "es posible hacer conclusiones definitivas sobre la eficacia y seguridad del masaje tailandés". La primera técnica consiste en "la aplicación de un campo magnético emitido por imanes insertados en objetos como pulseras" para "el tratamiento del dolor crónico o agudo de cualquier etiología"; la segunda en llevar una alimentación "basada en el principio del Yin y el Yang"; y la tercera en realizar un masaje "mediante presiones, movilizaciones pasivas y estiramientos". Todas, según quienes sacan rendimiento de ellas aplicándolas a pacientes, tienen efectos terapéuticos. Pero no es cierto, según el Gobierno que, no obstante, todavía tiene en cola la evaluación de las técnicas más extendidas: la homeopatía y la acupuntura. 

"Es muy buena pregunta intentar averiguar el porqué", sostiene Elena Campos, presidenta de la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas (APETP). infoLibre lo preguntó este viernes a Sanidad, pero no hubo respuesta. Campos, no obstante, afirma que el problema con estas dos prácticas es que su calificación como pseudociencias podría conllevar una "amplia negativa social por parte del sector de profesionales que las aplican". "Son las más extendidas, las que tienen mayor difusión y aceptación social, pero también las que más apoyo concentran", lamenta la también doctora en Biociencias Moleculares. 

El objetivo era que, al menos la homeopatía, desapareciera como terapia lo antes posible. Lo dijo la propia Carcedo en una entrevista concedida a La Vanguardia en octubre de 2018, poco antes de iniciar el Plan para la Protección de la Salud frente a las Pseudoterapias junto al departamento de Ciencia. "La homeopatía es una terapia alternativa que no ha demostrado evidencia científica", aseguró. Por eso lucharía contra ella. La Organización Médica Colegial (OMC), en la misma línea, recordó en abril de 2018 que los médicos españoles no reconocen la homeopatía "como una rama de la Medicina científica experimental ni como un área de capacitación específica". La OMC la incluyó, de hecho, en el Observatorio contra las pseudociencias, pseudoterapias, intrusismo y sectas sanitarias.

La Real Academia Nacional de Farmacia, por su parte, publicó un informe en junio de 2017 poniendo en cuestión su validez. "La homeopatía es un método terapéutico alternativo o complementario que utiliza productos de origen natural: animal, vegetal o mineral, que se administran en dosis infinitesimales, bajo la denominada 'Ley de los similares'. Se desconoce el mecanismo de acción de los productos homeopáticos, no mantienen una relación dosisrespuesta y no hay pruebas científicas sólidas que justifiquen su utilización clínica", concluyó. "Aunque la homeopatía tenga una amplia difusión en todo el mundo e incluso esté, en algunos países, financiada por el sistema público de salud, se considera que la satisfacción del paciente y la ausencia potencial de riesgo por efectos adversos, no son condiciones suficientes para justificar la utilización de medicamentos homeopáticos", añadió. La práctica consiste, concretamente, en la administración en dosis extremadamente pequeñas de sustancias que ocasionan los mismos síntomas que la enfermedad que se intenta curar.

En los últimos años han salido varios casos de personas enfermas que trataron de curar su dolencia mediante esta técnica y que acabaron de la peor forma posible. Rosa, una economista de 41 años, decidió hacerlo con su cáncer, pero murió a los tres años. En Italia, un niño murió después de que le trataran una otitis también con el tratamiento que Campos reduce a "agua con azúcar". En Girona, una mujer con cáncer de mama también falleció tras recibir homeopatía para curarlo. La lista podría seguir. De hecho, según un informe realizado por la AEPTP, las pseudociencias llegan a provocar entre 1.210 y 1.460 muertes al año en nuestro país. Y desgraciadamente es complicado que un juez condene a los supuestos profesionales que llevan a los pacientes a tomar la decisión de tratarse con homeopatía una enfermedad grave porque los tribunales suelen aludir a la hipotética libertad de elección del enfermo a la hora de elegir cómo tratarse. 

La acupuntura compite en fama con la homeopatía. Su técnica consiste en insertar agujas en ciertas zonas del cuerpo, para, se supone, restablecer su energía y curar ciertas dolencias. Pero "no hay ningún ensayo, revisión o meta análisis que observe que pueda ser útil", denuncia Campos. Aun así, ni la una ni la otra, ampliamente extendidas, están consideradas pseudociencias por parte de Sanidad. 

Contra la normativa vigente

No obstante, denuncia Campos, que estén o no calificadas ya como pseudoterapias tampoco debería suponer, en la práctica, demasiada diferencia con el hecho de que no lo estén. Según explica, la normativa establece que aquello denominado como "terapéutico" ha tenido que demostrar previamente "que es seguro y funciona". Si está en duda, por tanto, no debería comercializarse. Sin embargo, la homeopatía continúa vendiéndose en farmacias y la acupuntura practicándose. Según explica Campos, el real decreto sobre publicidad sanitaria publicado en 1996 [y disponible en este enlace] establece, en su artículo 3, que "está prohibida la publicidad de fórmulas magistrales, preparados oficiales y productos en fase de investigación clínica". "Las pseudoterapias que están en fase de investigación tendrían que estar fuera de la comercialización porque tendrían que estar avaladas previamente. En fase de ensayo no se pueden publicitar, y se hace de manera recurrente", denuncia.

Aun así, lamenta la presidenta de la APETP, que finalmente sean calificadas como pseudoterapias tampoco tiene consecuencias. Al menos, eso parece. "Estaría bien que el Ministerio aclarase si ese listado tiene algún efecto práctico o simplemente es un documento que se va actualizando", dice. La solución, según Campos, pasa por una aplicación férrea de la ley. "Se avanza muy poco en este tema y hasta que no consigamos que dé vergüenza ofrecer estas prácticas que atentan contra la seguridad de los pacientes y la dignidad de las personas, no vamos a acabar con las pseudoterapias. Hay que aplicar la ley, le duela a quien le duela. Y si hay quien dice que se dedica a eso, pues es fácil: que se dedique a algo que sea legal y que no atente contra la salud de nadie", reclama.

Según la última Encuesta de Percepción Social de la Ciencia, publicada en el año 2018, un 7,7% de los españoles confiaba mucho en la utilidad de la homeopatía para la salud y el bienestar. Un 17,7% confiaba bastante y un 24,1% confiaba algo. Respecto a la acupuntura, el 10,7% confiaba mucho, el 22,1% bastante y el 25,9% algo.

 

Las pseudoterapias también tienen un hueco en la universidad

Otro de los peligros relacionados con las pseudoterapias es que, en numerosas ocasiones, se afianzan desde la universidad. La Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), emitió un comunicado precisamente este jueves mostrando su compromiso con el objetivo de "no dar ningún tipo de amparo a estas actividades en el ámbito universitario". "Las universidades no solo no podemos participar en actividad alguna que suponga un apoyo o difusión de estas terapias, sino que debemos condenar cualquier intento de utilizar nuestros campus para revestir de soporte científico a estas terapias sin base médica. Aprovechar la situación de emergencia sanitaria para el fomento, promoción, difusión, comercialización y utilización de pseudoterapias es especialmente reprobable por la confusión que extiende entre los ciudadanos y ciudadanas y por el daño que puede ocasionar, sobre todo, a las personas en situación de vulnerabilidad y, por tanto, más indefensas frente al fraude", afirman desde CRUE, cuyas fuentes aclaran que han pretendido abrir "una línea de trabajo para informar bien a la sociedad de los peligros que pueden suponer las pseudoterapias". 

Carlos Hermenegildo, vocal de CRUE y vicerrector de la Universitat de València, explica en conversación telefónica que desde CRUE no están en contra de que se debata sobre las pseudociencias, pero sí de que se fomenten. "Hay un debate en la universidad, pero eso no quiere decir que se defienda, porque no debemos dar cobertura científica a estas terapias, porque no la tienen y, además, pueden producir efectos negativos en la salud", dice. No pueden controlar, no obstante, que un profesor determinado las avale en una asignatura, aunque tratan de que siempre se hable "con fundamentos científicos". 

Hermenegildo sostiene que las pseudociencias ya están lejos de las aulas de la universidad, pero Campos no lo comparte. "Esto es algo bastante endémico. No sé cuál es el número de universidades que acogen o charlas, cursos, másteres o titulaciones relacionadas con pseudoterapias, pero las hay", denuncia. Y ocurre más en los centros privados que en los públicos. Sin ir más lejos, el plan del curso 2019-2020 del Grado en Fisioterapia de la Universidad de Nebrija incluía una asignatura llamada Terapias Complementarias en las que se ofrecen estudios sobre homeopatía, reiki y flores de Bach. "Estos cursos deforman a la gente de cara al futuro profesional. Les cobran bastante dinero y les engañan en el presente y a futuro. Primero porque el alumno se inscribe a esos estudios considerándolos formativos y, segundo, porque luego querrán poner en práctica esos pretendidos conocimientos, que podrían estar poniendo en peligro la salud de los pacientes que luego vayan a atender", sentencia Campos. 

 

Suscríbete a infoLibre, forma parte de un periodismo honesto

Creemos en la información. Queremos que tú seas su dueño para que no dependa de nadie más. Por eso, nuestro proyecto se basa en la existencia de socias y socios comprometidos que nos permiten investigar y contar lo que pasa sin ataduras. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres hacerte con una, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.
Más contenidos sobre este tema




33 Comentarios
  • jujemc jujemc 21/02/21 11:58

    Uso la homeopatía, no obligo a nadie a utilizarla, no hago daño a nadie, porque no se meten en sus cosas?. Será por eso. Si no uso sus tratamientos entonces es cosa suya. Este gobierno no para de defender la eutanasia, defender como morir, eso sí que cada uno elija cómo se cura lo tienen que decir ellos. Por cierto cuantas personas que hacen tratamientos para el cancer alopáticos fallecen. Por favor que argumentos más débiles

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    6

    1

    • cexar cexar 23/02/21 14:04

      Que no exista ninguna evidencia científica, más allá del efecto placebo, acerca de la bondad de la homeopatía debería hacerle reflexionar. Pero en fin, cada uno a lo suyo, lo malo es cuando alguna persona, más influenciable que el resto, acaba pensando que la solución a su grave problema no está en la medicina alopática sino en alguna de estas pseudoterapias mágicas.
      Con un solo pato, que cada año sacrifica la empresa Boiron, se fabrica el Oscillococcinum, producto homeopático para la gripe con el que se abastece el mercado mundial. . . . ¡con un solo pato!
      https://es.m.wikipedia.org/wiki/Oscillococcinum

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • Arkiloco Arkiloco 21/02/21 18:08

      No cambie la discusión ni se ponga en modo me prohiben. Podra seguir tomando sus hierbitas y su agüita con azucar. Lo que hace el Ministerio es declarar lo evidente, que no se tiene ninguna evidencia científica ni soporte alguno y que por lo tanto es lo que es: una patraña hasta que no se demuestre lo contrario. Y las instituciones no deben avalar esas supercherias. A usted le va bien? Perfecto, a mi también me va bien tomar jamón con una copita de buen Rioja.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      4

    • Narval Narval 21/02/21 12:55

      Por cierto cuantas personas que hacen tratamientos para el cancer alopáticos fallecen. Por favor que argumentos más débiles

      Ese análisis pretende equiparar la eficacia de ambas metodologías? Es absurdo. Señale usted también todos los casos de cáncer curados con homeopatia. Deje que ya lo hago yo: Cero. Jaque mate

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      4

  • fernaran fernaran 21/02/21 11:44

    Lara, homeopatía eres tú.

    Te quiero, pero mejor lejos de mi periodico.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    2

  • Mokina Mokina 20/02/21 18:48

    Es increíble como un medio de información que pretende dar imagen de seriedad -y yo creía que lo era- cite en el artículo, como aspecto de peso contra las medicinas complementarias, casos aislados de personas de las que se asegura que ha fallecido por hacer uso de alguna de ellas.
    Si se usara el mismo método para juzgar la eficacia de la medicina alopática o convencional ¿se podría afirmar que el resto de las muertes que se producen en el mundo por enfermedad, la casi totalidad, son efecto de su uso?

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    5

  • Anton-yo Anton-yo 20/02/21 18:48

    Y por qué,
    hablando de pseudociencias, no hacen el favor de retirar las estatinas??? La mayor estafa de la industria, y a pesar de todo las siguen repartiendo como gominolas...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • jhoyas jhoyas 20/02/21 16:22

    Me parece increíble que este periódico se preste a semejante caza de brujas. Hace años tuve un problema de piel, picores que no cesaban. El médico me recetó unas pastillas que no me hicieron nada. El acupuntor, en cambio, sí que me solucionó el problema, y no ha sido la única vez. ¿Prohibir? Ni que fuéramos niños pequeños. Que cada cual acuda donde quiera, incluso al gran negocio farmacéutico lleno de efectos secundarios.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    5

    10

    • elpidos elpidos 20/02/21 16:55

      Yo sólo he probado un producto de homeopatía: unas pastillas para los vértigos y me salvaron la vida. Se habla mucho del efecto placebo. Si sólo fuera placebo, no funcionaría con niños, o animales. Podríais entrevistar a los veterinarios que utilizan la homeopatía en algunos hipódromos de España y a ganaderos que la usan para tratar a sus vacas.

      Responder

      Denunciar comentario

      6

      6

    • Narval Narval 20/02/21 16:53

      El clásico "a mi me funciona". Pues majo, si no sabes explicar por qué te funciona, o si funciona a todo el mundo, y no se sabe explicar de donde sale ese supuesto beneficio, que cuando se examina dentro de un grupo de control es inexistente, hazlo bajo tu responsabilidad, pero no nos obligues a pagar a todos por esos medicamentos. A mi podría venirme bien para mis picores un viaje a la provenza, y no pretendo que la seguridad social me lo pague.

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      9

  • MIglesias MIglesias 20/02/21 15:40

    Me han recordado a una compañera que fue a una chamana para curarse un dolor de españda y además de unos conjuros y unas hierbas y avisarla de que si no hacía lo que le decía y no volvía una vez al mes se iba a morir, le recetó cagar en un orinal para que viera como eliminaba los entes malignos que le provocaban el dolor de espalda y la mujer decía que los veía, que eran gusanitos que se retorcían. Mucho me temo que eran lombrices que le había administrado con las hierbas.
    En fin, cosas veredes...el pensamiento mágico a veces se parece poco a pensamiento.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    5

  • Narval Narval 20/02/21 14:54

    Veo aquí a unas cuantas personas hablar de falta de objetividad, de inquisición, falta de rigor, pseudomédicos y demás calificaciones. De acuerdo, pero cuando van a empezar a argumentar? No es que sea del todo necesario pero si si se quiere tener un debate. Ahí van mis argumentos:
    La homeopatía contradice es sus postulados no solo a la medicina, sino a la biología, a la química, y en menor medida al sentido común. Alguien en su sano juicio está de acuerdo en que "cuanto menos, más" o "lo similar cura lo similar"? Podría ser, pero para formar parte de un sistema de salud hay que explicar como funcionan las cosas, y la homeopatía, bajo estudios serios, no funciona.
    Nunca se ha llegado a superar el umbral que coincide con el efecto placebo. Por otro lado, si analizamos el producto en si, no es más que agua. Ya me dirán sus adeptos que hacen comprándola a precio de azafrán, si la puede tomar de un grifo.
    Es normal que mucha gente no sepa en qué consiste el método científico, y es por eso que señalan a la ciencia cuando ésta no aprueba ( y no por berrinche, sino por que ni los propios homeópatas explican coherentemente como funciona) cualquiera de las supercherías de moda. A quien defiende que son técnicas milenarias habría que recomendarle los sangrados, las trepanaciones o los baños de agua helada , también muy milenarios e igual de inútiles.
    Solo pido argumentos en favor de estas prácticas pseudomédicas. Si no podéis encontrarlos, no es culpa de la ciencia.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    4

    10

    • Carmen Alonso Carmen Alonso 20/02/21 15:53

      No hablo de técnicas milenarias, sino de conocimiento y saber milenario, que no es lo mismo.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      2

      4

      • Narval Narval 20/02/21 17:09

        Va a ser un problema de semántica, porque ya me dirás tu que diferencia hay entre un conocimiento, y las técnicas derivadas de ese conocimiento. Si me pones un ejemplo de disciplina que cojee a la hora de aplicar su razonamiento experimentalmente, quizás entienda mejor tu posición. Aún aceptando tu matiz, por un lado tenemos que Hanneman, el inventor de la homeopatía, no es milenario sino de hace un par de siglos, además de que hay entender el contexto en el que surgió. Por otro lado tenemos que la acupuntura se basa en la existencia de canales energéticos y en una energía que discurren por éstos, llamada Qi. Le parece esto conocimiento? Si los propios chinos lo habían abandonado hasta que se puso de moda otra vez. Yo lo que pido son argumentos, que siguen sin aparecer.

        Responder

        Denunciar comentario

        2

        5

    • MIglesias MIglesias 20/02/21 15:28

      Yo el sentido común lo pondría al principio.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      3

  • TL TL 20/02/21 14:44

    Para referirse a la homepatia, leo: "La práctica consiste, concretamente, en la administración en dosis extremadamente pequeñas de sustancias que ocasionan los mismos síntomas que la enfermedad que se intenta curar". ¿Por qué hablar de dosis extremadamente pequeñas de sustancias cuando se trata de dosis nulas? Las continuas diluciones llegan a una dosis nula. La homepatia se basa en un pensamiento religioso según el cual el agua tendría una memoria para acordarse selectivamente de una molecula con la cual haya estado en contacto... ¿Acaso no es un pensamiento delirante? ¿Por qué el agua iba a acordarse de una molecula en concreto y no de la cabra que se meo en el agua monte arriba? Yo no me fiaria de los farmaceuticos que piensan de esa manera o que se dedican a engañar a la gente. Y, sin embargo, es complicado encontrar una farmacia que no venda homeopatia.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    8

  • karloff karloff 20/02/21 12:19

    La verdad es que los avances de la ciencia son admirables: después de la oveja Dolly han conseguido clonar a Torquemada.

    Responder

    Denunciar comentario

    8

    3

  • ateo ateo 20/02/21 11:55

    Máster de acupuntura en la Universidad de Barcelona po 6000 euros ¡menuda estafa! https://lacienciaysusdemonios.com/2021/02/15/master-de-acupuntura-en-la-universidad-de-barcelona-menuda-estafa/

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    2

    6

    • Atea Atea 20/02/21 12:34

      Seis mil euros por un máster en chamanismo milenario se rentabilizan fácilmente. Unos pinchacitos por aquí y un sorbito de agua por allá y se acabaron todos los males. Hay profesionales de la medicina que se aprovechan de la flipadera de algunas personas para ganar pasta, y hay otros que sencillamente están igual de flipados y se creen todo este rollo. No digo que no haya que tener en cuenta que el efecto placebo existe, si alguien duerme o camina mejor por estas terapias, pues será mejor que meterse mierda al cuerpo pero vamos, para cosas importantes debería estar prohibido porque hacen daño y mucho.

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      6



Lo más...
 
Opinión