X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Migración

Más de 1.700 personas han muerto en 2020 intentando llegar a España, una cifra récord

  • La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía publica el informe Derechos Humanos en la Frontera Sur 2021, que destaca que la migración por la frontera sur aumentó un 29%

  • La organización advierte de que llegaron en el último año 23.023 personas a las islas Canarias, un aumento del 756%, que se explica por el bloqueo de Marruecos en la zona mediterránea

  • Publicamos esta información en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información que recibes depende de ti.

Publicada el 22/03/2021 a las 16:00 Actualizada el 22/03/2021 a las 22:52
Dos voluntarios de Cruz Roja y un tripulante de Salvamento Marítimo reaniman a la menor fallecida que llegó al muelle de Arguineguín (Gran Canaria) el pasado martes.

Dos voluntarios de Cruz Roja y un tripulante de Salvamento Marítimo reaniman a la menor fallecida que llegó al muelle de Arguineguín (Gran Canaria) el pasado martes.

EFE

Al menos 1.717 personas perdieron la vida intentando llegar a España en 2020, la cifra más alta desde que existen registros, según la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA). En su informe Derechos Humanos en la Frontera Sur 2021, la organización denuncia “la legitimidad de estas políticas criminales que provocan estas muertes”, y advierte de que “se han establecido parámetros judiciales, sociales y políticos que responsabilizan a quienes huyen de la persecución, de la guerra, de la miseria o de los desastres climáticos, porque simplemente intentan encontrar una vida digna.”

Según el documento, la llegada de migrantes a través de la frontera sur se ha incrementado en un 29% –41.861 personas– respecto a 2019, que registró la entrada de 32.513 personas. APDHA crítica que, pese a que esta cifra apenas supone el 4,3% del total de migrantes que entran en nuestro país, “todos los recursos destinados a las políticas migratorias se enfocan exclusivamente en evitar que lleguen o en la expulsión de ese 4,3% de las personas que entran en España jugándose la vida porque se les impide desde los Gobiernos que puedan hacerlo de forma segura”.

La organización insiste en las “partidas millonarias” que hace el Estado en la implementación del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior, que cifra en 300 millones, o en los Centros de Atención Temporal de Extranjeros repartidos en Andalucía. “Grandes partidas millonarias entre las que no se encontrarán recursos para la acogida digna de la pequeña cantidad de personas migrantes que logran atravesar el foso de cadáveres en el que han convertido el Atlántico y el Mediterráneo”, argumenta APDHA.

Una solución, que según critica la organización, muestra el fracaso de las políticas migratorias de España, que “no responden a criterios humanitarios”. “Las políticas migratorias responden y están fundamentadas en el dogma del cierre de fronteras y sus efectos son cada vez más mortíferos en términos de vidas humana”, incide la organización, que recuerda que el impacto de la crisis del coronavirus no ha hecho más que profundizar en la brecha entre el primer y el tercer mundo.

“Las migraciones son consustanciales a la historia de la humanidad y actualmente hunden sus raíces en las grandes fracturas que atraviesan nuestro planeta. Fracturas entre el Norte y el Sur global, las emergencias climáticas, las guerras interminables y este año la pandemia de la covid-19”, argumenta APDHA. “Tratar de contenerlas a base de represión, militarización y criminalización como intenta reiteradamente la UE y este Gobierno es un objetivo condenado a fracasar”.

Respecto a la crisis migratoria vivida en Canarias a lo largo de este 2020, la organización advierte de que, según cifras del Ministerio del Interior, llegaron 23.023 personas a las islas, un aumento del 756% frente a las 2.768 de 2019. Un incremento que, según denuncia APDHA, tiene su raíz en el bloqueo pagado a Marruecos por la Unión Europea para evitar las corrientes migratorias de la zona mediterránea y el Estrecho . 

“En 2020, pese a los avisos en este sentido, tampoco se prepararon los recursos adecuados y dignos para la llegada de migrantes a Canarias”, critica la organización, que recuerda que los episodios vividos en el muelle de Arguineguín y Barranco Seco “ha demostrado una vez más la incapacidad de este Gobierno para garantizar los derechos humanos de las personas migrantes y solicitantes de asilo”.

“La respuesta del Gobierno ante esta situación crítica se ha destacado no por abordar esas violaciones de derechos humanos, planteándose una acogida generosa y digna, sino por volver a intentar intensificar la implicación en la represión de las migraciones en países de origen y tránsito, no sólo Marruecos, pero también Mauritania, Guinea, Senegal o Malí”, detalla la organización, que recuerda que la falta de asistencia legal ha impedido a muchos migrantes a que se vean reconocidos sus derechos y pudieran presentar solicitudes de asilo.

Finalmente, sobre la situación en las ciudades autónomas, la organización señala que el endurecimiento de las medidas en la frontera española y marroquí ha reducido el número de personas que cruzan la valla. Pero, mientras que en Ceuta no ha producido ningún salto a la valla en la ciudad, APDHA recuerda que el CETI de Melilla “se ha encontrado todo el año saturado, con una ocupación de 1.600 personas, cuando su capacidad es de 780”.

“La situación de pandemia ha servido de excusa para que el bloqueo en la ciudad para los migrantes se convierta en intolerable”, argumenta la organización, que recuerda que en Melilla si se han producido intentos de saltar la valla, el más reciente en enero de 2021.

“Vistas las cosas con perspectiva, los procesos migratorios son inevitables, es imposible acabar con ellos y bloquearlos, lo que hay que hacer es poner en marcha una gestión de las migraciones que garantice rutas legales y seguras, respetuosas con los derechos humanos; y no continuar como en los últimos 30 años con las actuales políticas de muerte y sufrimiento”, concluye APDHA. “No sabemos cuántos Aylan, Samuel o Sephora tienen que seguir muriendo de forma horrible para que los gobernantes europeos pongan en el centro de las políticas migratorias el derecho a la vida”.

Aquí puedes consultar el informe Derechos Humanos en la Frontera Sur 2021:

Suscríbete a infoLibre, forma parte de un periodismo honesto

Creemos en la información. Queremos que tú seas su dueño para que no dependa de nadie más. Por eso, nuestro proyecto se basa en la existencia de socias y socios comprometidos que nos permiten investigar y contar lo que pasa sin ataduras. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres hacerte con una, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.
Más contenidos sobre este tema




5 Comentarios
  • allola allola 24/03/21 09:30

    ETA asesinó en 40 años a casi 1000 personas, el trifachito tiene razón al condenar esos asesinatos, pero eran españoles y blancos en su mayoría. Sin embargo les da absolutamente igual que mueran 1700 personas tratando de llegar a nuestras costas, en su mayoría son africanos, negros o musulmanes y para ellos no son ni personas.
    ¿Que se puede esperar de gentuza que nunca condenó el franquismo y sus cientos de miles de asesinatos?.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Cocinera Cocinera 23/03/21 00:31

    Al menos 1717 personas han perdido la vida en 2020 dice la noticia. Esa cantidad de vidas perdidas es la que está documentada, pero los fosos de cadáveres, como llama a los mares que nos rodean el propio artículo, sirven de descanso a muchos más muertos en este año pasado. Estas cifras escalofriantes se han convertido en el pan nuestro de todos los días y casi ni nos impresionan. Los ciudadanos tenemos que reaccionar y exigir de todas las maneras posibles que los políticos, en lugar de perder el tiempo en peleas entre ellos mismos, intenten de modo eficaz poner fin a este horror tan injusto para personas que sólo buscan sobrevivir o una vida mejor para los suyos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Isabelle006# Isabelle006# 22/03/21 21:42

    Pobre criaturita, pobre madre qué dolor tan enorme, cuántos bebes siguen siendo victimas de las mafias y la indefensión de sus madres y padres. Mientras la UE mira para otro lado, estas situaciones se repiten cada día y todos las conocemos, pero los gobiernos siguen mudos y ciegos, las redes que utilizan a estas víctimas no son perseguidas, el rey marroquí recibe millones de Europa para que remedie en algo, que castigue a los qué construyen esas barcuchas donde los meten hacinados, que los obliguen a organizarlas mejor y contruirlas con un máxiimo de seguridad, no sé algo más se puede hacer, acompañarlos, cuidarlos, darles alimento, evitar que pasen por Libia... ¿qué hacer si vienen huyendo del hambre y las guerras?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    2

    • Pez Pez 23/03/21 07:47

      Dejar de explotar al tercer mundo. No negociar con los dictadores. Convertir la ayuda en colaboración. La gente no abandona su lugar de origen si puede vivir en él.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      1

      • Isabelle006# Isabelle006# 23/03/21 08:36

        Por desgracia el daño ya está hecho, la historia de los últimos 500 años de ese continente es una historia de saqueo de sus recursos y de explotación violenta de sus pueblos por parte de potencias extranjeras (en particular europeas) que se enriquecieron a costa del sufrimiento y muerte de millones de africanos y de la destrucción de sus recursos. Y siguen, en los últimos años África ha experimentado una oleada de nuevas inversiones, particularmente en la minería, el sector energético y la agricultura, y ha visto aumentar sus exportaciones de materias primas. 

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        1

 
Opinión