X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Igualdad

El Gobierno apuesta por los centros de salud para detectar la violencia machista que hasta ahora pasa desapercibida

  • El Consejo de Ministros aprobará un catálogo de medidas urgentes, al que ha tenido acceso infoLibre, anunciado por el Ministerio de Igualdad en mayo tras el repunte de feminicidios

  • Los departamentos de Irene Montero y Fernando Grande Marlaska coordinarán la puesta en marcha de un curso obligatorio de formación para los cuerpos policiales en contacto con víctimas

  • La estrategia incluye la implantación de una "ventanilla única" en la red de Servicios Sociales para centralizar la intervención y el acompañamiento

  • Publicamos esta información en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información que recibes depende de ti.

Publicada el 25/07/2021 a las 06:00 Actualizada el 25/07/2021 a las 10:05
La ministra de Igualdad, Irene Montero, interviene en una sesión de control al Gobierno, a 8 de junio de 2021, en el Senado.

La ministra de Igualdad, Irene Montero.

E.P.

Un instrumento para detectar la violencia machista en los centros de salud, una ventanilla única en las oficinas de Servicios Sociales y un curso obligatorio para las fuerzas de seguridad. Son algunas de las propuestas contenidas en el catálogo de medidas urgentes que aprobará este martes el Consejo de Ministros y al que infoLibre ha tenido acceso. Se trata de una de las principales apuestas del Ministerio de Igualdad en la lucha contra la violencia machista, un problema estructural que hizo saltar todas las alertas del ministerio desde que el pasado mes de mayo se produjera un repunte de los crímenes mortales.

Este martes saldrá adelante el catálogo, confeccionado a partir de propuestas del Ministerio de Igualdad, Interior, Sanidad, Derechos Sociales y Justicia. El documento, cuya previsión económica estará condicionada a la "disponibilidad presupuestaria" del momento, resalta que desde el pasado mes de mayo, con el final de las restricciones a la movilidad asociadas a la crisis sanitaria, las víctimas de la violencia machista lanzaron un mensaje de auxilio que activó todas las alertas. Los feminicidios comenzaron a crecer progresivamente y la autocrítica aterrizó en las instituciones: Irene Montero reconoció la necesidad de acometer una necesaria revisión de los mecanismos contra la violencia. Entonces anunció un plan de mejora y modernización contra la violencia de género. El catálogo de medidas que llega el martes al Consejo de Ministros será el encargado de vertebrar el proyecto.

Implicación del entorno

Las acciones previstas se estructuran en seis ejes de actuación. Una de las esferas más importantes es la prevención, dirigida especialmente a las propias víctimas y a la concienciación del entorno, este último aspecto se reveló crucial durante los meses de confinamiento. El objetivo es que “cualquier ciudadano o ciudadana se convierta en agente de cambio”. En este escenario se desarrollarán dos medidas: la difusión de campañas a lo largo de todo el año y la consolidación de acuerdos colaborativos con “las grandes proveedoras de servicios en línea” contra los perfiles que “fomentan la discriminación y la violencia contra las mujeres”. En cuanto a la primera, se incluirán campañas centradas en la violencia sexual, con el propósito de poner en valor “los buenos tratos”. Respecto a la actuación online, el Ministerio de Igualdad viene avanzando ya en este sentido, con acuerdos vigentes con plataformas como Twitter.

El segundo eje está centrado en la detección temprana. Dos medidas serán clave: la implantación de un instrumento en la atención primaria y la formación específica de los profesionales. Así, la sanidad pública contará, en su nivel más próximo a la ciudadanía, con un “instrumento validado estandarizado para facilitar la detección de la violencia de género”, una herramienta que será objeto de una “implantación progresiva en todo el territorio”. La detección en los servicios públicos de proximidad se articula como elemento clave en la lucha contra la violencia, pero continúa siendo una asignatura piendiente en la práctica. Como complemento necesario a este mecanismo, se impulsará formación que incluirá el “manejo de indicadores de sospecha, valoración del riesgo y desarrollo de destrezas para la entrevista”, dirigida a los profesionales sanitarios en atención primaria y hospitalaria, pero también entre el personal de Servicios Sociales, Inspección de Trabajo, la Administración Educativa y los servicios consulares españoles en el extranjero.

Romper con la violencia

El fomento de la autonomía económica de las mujeres será central en la estrategia, con el propósito de facilitar la ruptura con la violencia. Según los estudios oficiales, las víctimas tardan de media ocho años y ocho meses en salir de la violencia. Para acelerar el proceso, se implantará una ventanilla única de violencia de género en la red de Servicios Sociales, un mecanismo que tratará de centralizar la intervención y el acompañamiento a las víctimas a la hora de acceder a recursos económicos y prestaciones laborales.

Por primera vez, el Gobierno de Pedro Sánchez creará un plan de actuación y desarrollo de los derechos de la infancia en situaciones de violencia de género. Esta medida queda enmarcada en el cuarto eje, relativo a la violencia vicaria y la protección de niños y niñas. Los hijos menores de las víctimas de violencia machista son entendidos, a su vez, como víctimas directas desde hace más de un lustro. El nuevo plan irá dirigido a ámbitos como el judicial, familiar y a los Servicios Sociales u otros servicios especializados.

En el eslabón de protección y seguridad llega otra de las medidas más destacables del catálogo: la formación reglada y obligatoria para los agentes de policía. Será una “acción formativa conjunta” entre los ministerios de Igualdad y del Interior, “masiva y multidisciplinar”, concebida como un “curso reglado, certificado, obligatorio, dirigido a todos los agentes de los cuerpos policiales” en contacto con víctimas. Además, el sistema VioGén –la herramienta encargada del seguimiento integral de los casos– estará nutrida por la información que proporcionen los Servicios Sociales y los Servicios de Atención Especializada, autonómicos y municipales.

Asimismo, se elaborará una Instrucción de la Secretaría de Estado de Seguridad para difundir el llamado Protocolo Cero, un mecanismo dirigido a valorar los testimonios de la familia y el entorno de las víctimas. El objetivo no es otro que mejorar la protección de las mujeres, sin necesidad de denuncia previa. En esta línea, también se llevará a cabo un proceso de mejora en Atenpro –el servicio de atención telefónica–, ampliando la posibilidad de alta sin denuncia. La actuación contundente de las instituciones, al margen de la existencia de denuncia previa, es una apuesta firme del Ejecutivo. Victoria Rosell, delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, ha insistido en reiteradas ocasiones en que la denuncia es "una puerta demasiado estrecha" para las víctimas. Según la última Macroencuesta de Violencia contra la Mujer, sólo el 21,7% de las víctimas denuncia a su agresor.

Mejora de la coordinación

Se potenciará, además, el papel de las Unidades de Coordinación y de Violencia sobre la Mujer de las Delegaciones y Subdelegaciones del Gobierno, encargadas de la difusión de campañas, la elaboración de estadísticas y el seguimiento de casos, entre otras funciones. El Ejecutivo difundirá una circular y acciones de formación e intercambio entre ellas.

Finalmente, en lo relativo a la coordinación interinstitucional, hay previstas dos medidas. Por un lado, se establecerá una guía para la actualización y mejora de los protocolos, cuyo contenido estará centrado esencialmente en las directrices del Convenio de Estambul. También se abordará un refuerzo de la formación especializada para la prevención, detección, actuación y sensibilización para aquellos profesionales en contacto con las víctimas. A finales de mayo, Victoria Rosell ya advertía de que algunas comunidades cuentan con protocolos "muy desactualizados": al menos cinco llevan sin renovarlos más de diez años y Madrid ni siquiera cuenta con uno, como ya publicó infoLibre.

Formación y rehabilitación para los agresores

De otra banda, el Ministerio de Justicia incorpora también una serie de medidas específicas. El departamento de Pilar Llop se volcará en la formación de su personal, en todas las jurisdiccionas, especialmente en juzgados de familia. Asimismo, abordará la "comunicación automatizada" en todos los sistemas que gestionan las órdenes de protección y otras resoluciones judiciales. 

Por último, la cartera apuesta firmemente por cambiar el foco y mirar hacia el agresor, mediante la promoción de programas de formación y rehabilitación de agresores condenados.

Suscríbete a infoLibre, forma parte de un periodismo honesto

Creemos en la información. Queremos que tú seas su dueño para que no dependa de nadie más. Por eso, nuestro proyecto se basa en la existencia de socias y socios comprometidos que nos permiten investigar y contar lo que pasa sin ataduras. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres hacerte con una, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.

 

 

Más contenidos sobre este tema




13 Comentarios
  • Isabelle006# Isabelle006# 25/07/21 17:13

    El Ministerio de Igualdad prevé la implantación de una ventanilla única de violencia de género en los servicios sociales. Será en colaboración con las comunidades y los ayuntamientos. Esa oficina atenderá también a familiares de las mujeres que son asesinadas. Al dolor de la pérdida se les suman, en la situación actual, un sin fin de papeleos sobre pensiones, prestaciones de orfandad, apoyo psicológico o becas. No siempre saben dónde acudir. En este espacio se prevé solucionar también todas esas dudas.

    El documento prevé un instrumento “validado estandarizado” para facilitar la detección de la violencia machista en la Atención Primaria. Se llama cribado sanitario y es un sistema que la Comunidad Valenciana puso en marcha hace más de un lustro. A toda mujer que entra en la consulta se le pregunta si ha sido o es víctima de malos tratos y se hace un seguimiento específico sobre este asunto.

    Por otro lado, estas primeras medidas no cuentan con un presupuesto específico. Los compromisos están condicionados a “las disponibilidades presupuestarias existentes”, según el documento del acuerdo.

    Tampoco se han comprometido plazos concretos para ejecutarlas, más allá del carácter “urgente” que señala el texto.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    10

  • Ayla* Ayla* 25/07/21 14:31

    La atención primaria necesita ser reforzada, no podemos seguir cargando sobre las espaldas de los pocos y maltratados sanitarios la solución.

    Me parece buena idea coordinar y dar formación a todos los implicados en poder frenar este terrorismo.

    Pero hacen falta medios y el compromiso de todos y no es el caso, todavía hay mucho macho cabrio que entiende que su mujer es suya y tiene que acceder a sus deseos y sino él tiene el derecho de ejercer su "autoridad".

    No es contra los hombres, es contra los machos cabríos.

    Cuando el terrorismo era de ETA, toda la ciudadanía estaba a una para solucionarlo. Ya llevamos más asesinatos desde que se hace cómputo de los mismos, y no se contemplan todos. A qué esperamos?.

    Y los menores afectados, que no se echen en el olvido.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • Clarin Clarin 25/07/21 12:40

    Pues en Madrid tendrán que ir al Corte Inglés porque de los centros de salud va a quedar poco después del nuevo bienio de Ayuso.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • La RAF La RAF 25/07/21 12:32

    Podría ser importante lo propuesto en el artículo, con la preparación adecuada sobre el tema... No obstante, me gustaría recordar las carencias en personal y medios de los Centros de Salud puestas de manifiesto por los profesionales sanitarios durante la Covid-19 y actualmente. Añadamos a lo descrito los distintos salarios según cada C.A. y el hecho de que no se cubran plazas de jubilación... Ni el Gobierno Central y ni los gobiernos de las CC.AA. han hecho nada por consolidar debidamente los Centros de Salud, aún con manifestaciones de la Marea Blanca o de distintos sectores de las profesiones sanitarias... La Sanidad ha de ser pública para que la ciudadanía pueda acudir a ella con igualdad de condiciones independientemente de su capacidad económica. Sanidad, Educación y Servicios Sociales como la gestión del ciclo completo del agua han de ser públicos y con transparencia. Cuidado con la gestión público-privada de lo que es esencial para que un país prospere en igualdad de condiciones y sea democráticos. ¡Salud!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • Lucía Oliveira Lucía Oliveira 25/07/21 12:26

    ¡Bravo por Irene Montero!

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    11

  • maritae maritae 25/07/21 09:53

    Pues a ver si aciertan, porque todo eso ya se ha hecho, aunque es verdad que en los últimos dos años las medidas contra la violencia, sobre todo en los centros de salud, policía, institutos de la mujer, etc. Han quedado reducidas a su mínima expresión

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    10

  • jorgeplaza jorgeplaza 25/07/21 08:28

    Acción preventiva: encarcelar a todos los hombres hasta nueva orden. Algo así es lo que se planea en los Centros de Salud: un interrogatorio a toda mujer que vaya a consulta, sea porque no le viene la regla o porque le duelen los juanetes, presionando descaradamente en la dirección de que acuse a su pareja del mal que la aflige: relaciones sexuales no consentidas responsables del embarazo por el que no le baja la regla (violación o abuso no sé qué, que se llama ahora), crueles pisotones causantes del mal de juanetes (malos tratos).

    Exagero, claro, pero no tanto como pueda parecer. No guardé la referencia y lo siento, pero creo que era en algún ambulatorio de Andalucía donde leí que se había empezado a practicar algo muy parecido a lo que, de forma caricaturesca, he descrito. Lo esencial era que no se preguntaba a la paciente cuando se le detectaban lesiones sospechosas, lo cual habría sido totalmente lógico, sino siempre, sistemáticamente, en toda visita a su doctor, de la misma manera que a uno le toman la tensión por sistema a partir de una edad aunque hayas ido porque se te cae el pelo. Teniendo en cuenta la presunción de culpabilidad del hombre en las leyes españolas actuales que regulan los conflictos de pareja, la nueva práctica médica es inquietante para todos los hombres en general: a muchos se les puede "caer el pelo" sin razón a poco que su pareja y la doctora de su pareja se lo monten bien.

    Mira por donde, le voy a ver algo bueno al covid, porque ahora es casi imposible conseguir cita con el médico de cabecera.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    21

    1

    • ncvc ncvc 25/07/21 09:05

      Su tono de broma amarga me sorprende porque denota una renuncia pesimista a comprender la situación en toda su amplitud. No es bueno para nadie, de cualquier edad, cerrar la mente y no esforzarse en entender los comportamientos humanos y las situaciones vitales. La inteligencia es éso, no renunciar a intentar entender las cosas, aunque suponga un arduo trabajo intelectual, no dormirse en los laureles de unas opiniones tan bien establecidas que impiden su necesaria ypuesta a punto y constante actualización.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      0

      12

      • jorgeplaza jorgeplaza 25/07/21 13:41

        Bueno, bueno, pero éso no lleva tilde. Y acuérdesde de Poisson cuando vaya pasando el año y cayendo implacables las cifras hasta completar 50 o 60; y al año siguiente igual; y al año siguiente igual. A lo mejor no soy yo el que no lo está entendiendo.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        11

        0

        • Atea Atea 25/07/21 15:17

          Y cuál es tu propuesta? Qué crees tú que hay que hacer para reducir estas agresiones? Estamos abiertas a escuchar sugerencias.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          10

          • ncvc ncvc 25/07/21 15:35

            Desde luego el que no quiere entender la diferencia entre fenómenos aleatorios y deterministas es Jorgeplaza, que difícil es hacerlo razonar!

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            6

  • ncvc ncvc 25/07/21 07:35

    Todo ésto está muy bien, pero hasta que no se analicen en profundidad los asesinatos de mujeres por sus parejas y nos remitamos simplemente al concepto genérico de "machismo" como causa de los mismos no llegaremos muy lejos. Hay que entender las razones de estos crímenes para poder diseñar medidas políticas efectivas y advertir a las mujeres de los riesgos que corren. Vuelvo a transcribir mis argumentos ya expuestos ayer:
    El porqué un hombre mata a una mujer puede ser por celos (justificados o no), porque se siente o es utilizado, o rechazado, porque la mujer ya no es capaz de responder a sus necesidades o al revés, porque es un hombre esencialemente cruel, porque está loco, porque se siente o es maltratado por la mujer, etc. etc. etc. Hay muchas razones posibles, y creo que hasta que no conozcamos estas razones y las circunstancias de los asesinatos poco podemos hacer para evitarlos con medidas basadas en el conocimiento del comportamiento humano.
    El simple concepto de "machismo" no basta, puede ser condición necesaria para estos crímenes pero no es suficiente. Hay que investigar más.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    8

    • Janfri Janfri 25/07/21 13:54

      El asesinato es la rara excepción de la regla, por lo que muy difícil deducir reglas analizando uno por uno los casos de asesinato. Sentir celos, sentirse utilizado, maltratado o rechazado parece algo tan frecuente, que sí se podría afirmar que los celos y el rechazo generalmente no convierten en asesinos a las personas, aunque en muchos casos de violencia de género el delincuente sienta celos.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

 
Opinión