x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Lecturas infalibles

Elena Medel y Virginia Woolf, juntas en una habitación propia

  • Cada poco tiempo, la poeta siente la necesidad de volver a este "texto central del feminismo" para encontrarse con la escritora británica y con las versiones anteriores de sí misma
  • En la revista de verano de infoLibre, escritores y periodistas recomiendan un clásico de la literatura al que regresar o acercarse a lo largo de las vacaciones

Publicada el 22/08/2018 a las 06:00 Actualizada el 22/08/2018 a las 13:00
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

La poeta Elena Medel.

La poeta Elena Medel.

Gabriela Cuzepan
Desde la adolescencia, la poeta Elena Medel (Córdoba, 1985) ha vivido mudanza tras mudanza acompañada de cierto ensayo: Una habitación propia de Virginia Woolf. De pronto, "al menos una vez al año, a veces con mayor frecuencia", siente la necesidad de volver a leerlo. Tanto así, que tiene "varias ediciones diferentes", las cuales ha ido comprando cuando surgía este sentimiento y no tenía un ejemplar a mano.

Algo así da pistas de lo que significa Una habitación propia para Elena Medel. "Es un texto central del feminismo, que analiza con lucidez una realidad pareja a la de hoy, un siglo después de su escritura. Me parece fundamental conocer la palabra y las experiencias de quienes nos precedieron", explica la autora de poemarios como Tara (2006) o Chatterton (2014, Premio Loewe a la Creación Joven), recogidos en la antología Un día negro en una casa de mentira (2015). Es también su elección para la lista de Lecturas infalibles, la sección donde diferentes autores recomiendan a los lectores infoLibre el clásico perfecto para devorar este verano.
  El ensayo de Woolf fue publicado en 1929 a raíz de dos conferencias que pronunció el año anterior en Cambridge. El tema era la mujer y la novela pero, para la directora de la editorial de poesía La Bella Varsovia, las palabras de Woolf van más allá: "Ya en las primeras páginas, recuerda que 'una mujer debe tener dinero y una habitación propia para poder escribir novelas', aunque su petición sirve en cualquier ámbito. Me llama la atención que las citas supriman casi siempre la alusión a la independencia económica, y subrayen la metáfora del cuarto propio. No tengo claro que el empoderamiento —qué palabra horrible— y la igualdad se consigan con símbolos, sino con gestos reales. El más evidente tiene que ver con la lucha contra la desigualdad salarial y la precarización del trabajo de las mujeres: contra la desigualdad en los mismos puestos, pero también contra la precariedad en oficios con mayoría femenina. Pienso en las camareras de piso y en las empleadas del hogar, por ejemplo, o en las mujeres que asumen los cuidados sin ninguna remuneración".


La escritora modernista, nacida en 1882 dentro de una acaudalada familia británica, encierra a varios personajes e ideas dentro de Una habitación propia. Desde la historia ficticia de una talentosa pero marginada hermana de Shakespeare, hasta las dificultades de escritoras como Jane Austen y Aphra Behn. Y desde el acceso de las mujeres a la educación, hasta la reivindicación de la libertad sexual, tema altamente controvertido en ese entonces. Todo esto ha esculpido las ideas de Medel, autora de los ensayos los ensayos El mundo mago. Cómo vivir con Antonio Machado (2015) y Todo lo que hay que saber sobre poesía (2018). "No sé si ha influido en el cómo de mi escritura, pero sí lo ha hecho en mi ideología, y por tanto en lo que decido hacer y en lo que decido contar. Me ha revelado la necesidad de la visión de la mujer concebida como una visión universal, el uso sin prejuicios del adjetivo 'femenino', la conciencia de una genealogía radicalmente femenina, etcétera", asegura.


La autora de Mi primer bikini también recomienda una obra actual: Chocar con algo, de Erika Martínez. "Lleno de pliegues, de lecturas posibles: un libro político, un libro sobre la función de la escritura, un libro feminista y un libro sobre el feminismo, sobre qué significan nuestras circunstancias —de género, de clase— hoy. Pasan los meses, y lo releo, y nunca se agota. Me despierta las ganas de leer más y de escribir un poco", declara.

Y tampoco se agotan las relecturas de Virginia Woolf, ante las cuales ve su propia evolución. "Me gusta comparar los subrayados y las notas al margen según la época, fijarme en lo que me interesaba con veinte años y en lo que me llama la atención ahora, con treinta y tres", cuenta. En definitiva, Elena Medel no dejará de entrar en Una habitación propia para encontrarse con Woolf y con las versiones anteriores de sí misma.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.