Plaza Pública

Diez años después

José Luis Rodríguez Zapatero

Diez años después de la aprobación de la Ley de Matrimonio Homosexual, podemos declararnos orgullosos por la actitud de la sociedad española en su compromiso con los valores de igualdad.

En apenas una década, después de siglos de marginación, condena y desprecio, la inmensa mayoría de la sociedad española celebra con espíritu democrático aquel avance histórico.

Los datos son apabullantes: un 85,5% de los ciudadanos respaldan hoy el matrimonio igualitario (es la cifra más alta de los países del mundo) y un 72% que las parejas homosexuales puedan adoptar. Es justo reconocer que con esa Ley nos convertimos en un país con liderazgo en tolerancia y respeto a la diversidad. El mérito es de la sociedad, y particularmente del liderazgo del movimiento LGTB. El PSOE fue en ese momento un buen intérprete de la corriente de la historia y de la voluntad popular.

La Ley de Junio de 2005 fue de las primeras del mundo. Y fue la primera que reconocía a la vez el derecho al matrimonio y a la adopción por parejas homosexuales.

Hace diez años afirmé que no legislábamos para personas extrañas, que lo hacíamos para nuestros amigos, para nuestros compañeros de trabajo, para nuestros familiares. Y legislábamos para que todos ellos fueran iguales en dignidad. Para que disfrutaran de los mismos derechos. Para que amasen con la misma libertad que sus conciudadanos. Legislábamos para que el matrimonio -que representa un amor que puede sobrevivir a la muerte, como ha afirmado el juez Kennedy del Tribunal Supremo de EE.UU.–, fuese, también para ellos, una libre opción de felicidad, equilibro y seguridad.

Diez años después, más de 30.000 parejas homosexuales se han casado. Diez años después nuestro país es, por ello, más decente.

Diez años después, las voces en contra, aquellas que clamaban que se destruía la familia, han sido arrumbadas por la fuerza tranquila de la tolerancia y del respeto.

Diez años después, curiosamente diez años después, el Tribunal Supremo de EE.UU. en una histórica sentencia ha reconocido el “derecho fundamental” de los homosexuales a contraer matrimonio.

Diez años después, podemos celebrar también que todas las fuerzas políticas hayan hecho suyo este avance en derechos y que las banderas arcoíris estén presentes en muchos de nuestros ayuntamientos. Es un triunfo del país.

Diez años después, debemos, sin embargo, proseguir en la eliminación de los reflejos homófobos que aún perduran. En la sanción efectiva de los tratos discriminatorios y ante todo en una promoción activa de la “educación en la ciudadanía” desde la escuela.

Diez años después, no se me ocurre mejor forma de ensanchar la democracia, de hacerla más viva y auténtica, que seguir defendiendo firmemente los derechos de las minorías, porque de ello depende al tiempo la libertad de la mayoría, de ello depende la libertad de todos.

________________________

José Luis Rodríguez Zapatero fue presidente del Gobierno español entre 2004 y 2011. Durante su primer mandato se aprobó la Ley de Matrimonio Homosexual.

Las fiestas del Orgullo cruzan la barrera de la normalización

Las fiestas del Orgullo cruzan la barrera de la normalización

Más sobre este tema
stats