Muy fan de...

Caray con el de Orbán, que se apunta a una gang bang

Raquel Martos nueva.

Un eurodiputado húngaro ultra y homófobo se apunta a una orgía gay en Bruselas y lo trinca la poli bajando por la canaleta desde el tejado. ¿Cómo se titula la película? “Caray con el de Orbán, que se apunta a una gang bang”.

József Szájer sería uno de los personajes más vistosos para una comedia coral de pasiones variadas tipo Love Actually pero subida de tono…

Tiene tantos matices este señor con cara de no estar para fiestas:

El festero József , uno de los redactores de la nueva Constitución de 2011 en Hungría, que veta el matrimonio homosexual. El trepador József, casado con una jueza del Tribunal Constitucional húngaro y padre de una hija. El inmune József que, ante la policía –había violado las normas del confinamiento– se agarra a la inmunidad parlamentaria con una mano y con la otra a la canaleta. El extasiado József, le pillaron una pastilla de éxtasis y dijo que no sabía quién se la había colocado ahí. “Orbán, cari, esto no es lo que parece”. El ultraconservador Józef ultraaplastado por el karma.

Jo, József. Qué adaptable tu moral, qué admirable tu flexibilidad y qué fácil hacer rimas contigo: legisla bajo el prejuicio moral y se apunta a una gang bang. Marido recto en Hungría que en Bruselas se va de orgía…

Una orgía con sus normas, a ver, que para poner de acuerdo a tantos cuerpos encendidos hace falta organización. Y eso que, según cuenta el anfitrión, Manzhele, a esta orgía fueron pocos, veinticinco. Normalmente son cien y eso que no sabemos si a las orgías también se apuntan los allegados…

No, no, el plan es escrupuloso, lo debe de trazar un comité de expertos: hay que acreditar estar libre de covid-19 y de VIH. Es que la etiqueta, lo que es el dress code, exige ir sin condón y sin mascarilla, se entiendedress code. Desconozco si hay alguna norma de elegancia relativa al pelo, yo qué sé, que a partir de los cuarenta no pueda acceder nadie con melena, como dicta Carolina Herrera. Ah, no, que no había mujeres en la fiesta, me he liado.

Jo, József, quizás somos poco empáticos y no entendemos tus razones, a las orgías nadie va a casarse. Igual lo que pasa es que no entiendes el matrimonio entre personas del mismo sexo, pero las orgías sí. A ver, que a lo mejor aunque no lo parezcas eres muy, muy abierto de mente, de par en par.

Vaya marrón, toda tu carrera marcada por el gag de la gang bang. El anfitrión “del evento” dijo que era la primera vez que ibas, que también es mala suerte…

Se queja el organizador de que el chivatazo lo dieron orgías rivales. Que por cierto, cuando oí lo de “orgías rivales” pensé que se referían al chat de “señores con fusil en tu zona” para cargarse a 26 millones de españoles. Pero no, luego me enteré de que el chat de los retirados que se ponen cachondos acariciando un gatillo es otra movida.

Es que me lío, aparecen tantas noticias llamativas últimamente... Cómo será que pensé que lo de la “cabalgata estática” se refería al silencio de su majestad ante los abuelos fusileros que mandaron la carta…

Jo, József, en serio, gracias por alegrarme la semana. Es tan difícil encontrar una historia tan redonda como la tuya y con moraleja y todo… Como guionista me has dejado KO, pero como espectadora me has dado la vida. ¡Viva Hungría manque vete!

No somos todos iguales

No somos todos iguales

Más sobre este tema
stats