LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Ninguna de las grandes ciudades cumple la normativa sobre contaminación aérea pese a su impacto en la salud

Verso Libre

Hemos visto muchas cosas

Luis García Montero nueva.

Hemos visto muchas cosas. Aunque vivimos en una prisa que no se detiene, hay cosas tan ruidosas que no tenemos más remedio que ver y que intentar comprender.

Tomemos la precaución de pensar lo que decimos antes de decir lo que pensamos. Miremos las cosas y cuidemos nuestra mirada.

Hemos visto ladrones escandalizados con la honradez, mentirosos calumniando la verdad y pirómanos pidiendo plaza en el cuerpo de bomberos.

Hemos visto patriotas capaces de provocar la destrucción de su patria. Hemos visto españoles, muy soberbios de su españolidad, dejar mal a España delante de Europa, América Latina, Marruecos o Filipinas.

Hemos visto líderes de una causa justa consentir que sus ideales se convirtieran en sistemas represivos de gran crueldad.

Hemos visto proclamas que justificaban en nombre de sus fines unos medios de terrible crueldad. Y hemos visto cínicos del presente partidarios de unos medios que no debían comprometerse con ningún fin.

Hemos visto legalidades con poca legitimidad.

Hemos visto que la libertad se alejaba de la igualdad para convertirse en la ley del más fuerte, y hemos escuchado llamadas a la igualdad que se tomaban el derecho de acabar con la libertad de conciencia.

Hemos visto a defensores de la libertad de expresión que trabajaban a sueldo de poderes tiránicos.

Hemos visto a la libertad de mercado contratar sicarios en las peores cloacas para liquidar cualquier competencia.

Hemos visto el impudor de los que esgrimen los valores democráticos para establecer sistemas de corrupción.

Hemos visto cómo se asesina, se maltrata, se amenaza en nombre del amor.

Hemos visto cómo se destruyen países para acabar con armas de destrucción masiva que nunca existieron.

Hemos visto cómo se ha intentado mantener una actividad terrorista en busca del beneficio electoral que daba la lucha contra el terrorismo.

Hemos visto falsificar la historia, negar los hechos, justificar golpes de Estado, despreciar el trabajo minucioso de los historiadores.

Hemos visto negar el conocimiento, borrar el saber de los científicos, volver a la superstición, negar la eficacia de una vacuna.

Hemos visto invertir grandes sumas de dinero en la generalización del analfabetismo para socavar los efectos de la educación pública.

Hemos visto a muchos viejos conservadores negarse a conservar la vida humana en la residencias de ancianos.

Hemos visto afirmar con una objetividad alternativa que en España hace mucho frío durante el mes de julio, que la capital de Francia es Londres y que Franco fue un demócrata mucho más respetuoso con la libertad que Manuel de Azaña.

Hemos visto cómo se confundía el sentido común con la evasión fiscal y la degradación de las condiciones laborales.

Hemos visto muchas, muchas cosas, incluso nos hemos acostumbrado a la cara sonriente de los estafadores y a la indignación de los malvados.

Hemos visto corromperse los sueños, envenenarse las bellas palabras, llenarse de fango las mejores banderas.

Hemos visto cómo nos quedábamos ciegos, cómo negábamos nuestro cuerpo, como nos convertíamos en fantasmas.

Pero también hemos visto amanecer muchas veces, día a día, en peores y mejores condiciones. Y tenemos memoria para recordar el camino andado. Y esperanza para comprometernos con lo posible.

Y sabemos aprovechar las vacaciones para recuperar fuerzas y seguir mirando hacia la realidad.

Tribunal Constitucional. ¿Un nuevo Tribunal de la Inquisición?

Tribunal Constitucional. ¿Un nuevo Tribunal de la Inquisición?

Más sobre este tema
stats