La portada de mañana
Ver
La inflación también vota en las europeas

Horóscopo de septiembre: La insólita longitud de los pelos de tus narices asombrará al mundo

Aries

Termina el verano y todos esos amigos que llevan semanas torrándose en la cubierta de un velero regresarán descansados y con el ánimo renovado: se avecinan elaboradísimas monsergas sobre la precariedad y la opresión capitalista. «La marca del biquini también es violencia», explican a la señora de la limpieza.

Tauro

La sesión de investidura reavivará la pasión en tu matrimonio. Buena falta hacía. La retórica parlamentaria encenderá en ti un ardor desconocido: preferirás las mayorías suficientes a la lencería fina y te entrarán las calores al sintonizar el canal parlamentario. Los médicos tardarán meses en hallar un tratamiento.

Géminis

Si la caída de las temperaturas ha enturbiado tu animosidad estival, ¡no te preocupes! Puedes mudarte al interior de tu horno microondas. Créeme, así ganamos todos.

Cáncer

Los astros lamentan comunicarte que tus propósitos renovadores en el campo de los bailes exóticos carecen de fundamento. No es la danza, eres tú. A lo mejor, rehipotecar la casa de tus padres para costearte el curso intensivo de Aprende la danza de los siete velos con Monserrat Caballé no fuese la mejor idea.

Leo

En este oráculo estamos a tope con las manías sexuales de cada cual, pero crearte un perfil en Tinder para llamarte Apolo Delfinio es demasiado. En un cajón olvidado de tu casa te espera una sorpresa: una infestación de moho negro supertóxico. La vida está llena de pequeñas aventuras.

Virgo

Tus heroicos esfuerzos por distinguir el gel de baño del champú han impresionado a la corte celestial. En pocas semanas no temerás ponerle sal al café: la verdad es que esa no es manera de empezar bien el día. Tu zapato de la suerte será el mocasín; tu planta de la buenaventura, el bote de perejil seco.

Sagitario: Conocerás a un virtuoso de las maracas que encenderá en tu duodeno pasiones que creías olvidadas. Vivirás una aventura chisporroteante y sincopada

Libra

La insólita longitud de los pelos de tus narices asombrará al mundo. La peregrinación de científicos y cordeleros no se hará esperar. Esta divertida peculiaridad te permitirá cultivar un estilo distintivo, que admirará a propios y ajenos; engominándolos convenientemente, serás la envidia de los elefantes.

Escorpio

Llámalo enología, llámalo alcoholismo: es cuestión de echarle cara. Yo que tú, me compraría una figurita de Gerard Depardieu y le pondría una velita, para que te marque el camino. La llegada del otoño traerá extraordinarias oportunidades para los exportadores de peluquines y bisoñés. El cabello pelirrojo cotiza al alza en los bajos fondos de Singapur.

Sagitario

Conocerás a un virtuoso de las maracas que encenderá en tu duodeno pasiones que creías olvidadas. Vivirás una aventura chisporroteante y sincopada. Procura que este escarceo no te distraiga de tus verdaderas pasiones: la geometría no euclidiana y el tráfico ilegal de especies exóticas que tantas alegrías ha traído a los zoos privados de los señores de la guerra.

Capricornio

Todos los expertos coinciden: si tienes un acuario gigante en casa, el FBI debería vigilarte. La comunidad internacional aún no ha llegado a un dictamen sobre las granjas de hormigas, pero la cosa no pinta bien. Para colmo, se te ha escuchado decir que «los jóvenes ya no leen» y que «se pasan todo el día con el móvil», donde, en tu docta opinión, no ha calado aún el lenguaje escrito. No te quitaremos el ojo de encima.

Acuario

El día menos pensado te descocorota un pedazo de chatarra espacial. ¿Has pensado en cuantísima quincalla orbita sobre nuestras cabezas? ¡Bastaría un trocito de nada para abrirte un butrón en las entendederas! Pero no te preocupes: en la web del Profesor Sopicaldo ya está a la venta el revolucionario yelmo antitraumatismo sideral. ¡Con despampanantes acabados a la última moda! No te quedes sin él. Llamando en la próxima hora, podrás adquirir dos al precio de uno y medio. ¡Unidades limitadas!

Piscis

Haces bien al preocuparte por el futuro de tus hijos: alguno, Dios no lo quiera, podría acabar siendo criminólogo y eso es una desgracia grande para una familia. Puedes culpar al Mercurio retrógrado, a la porquería de los fertilizantes o a lo que sea que le añaden al agua del grifo: nadie te juzgará. Ve pidiendo cita en tu gabinete frenológico de confianza. Dos de cada diez casos se curan con un diagnóstico temprano.

Más sobre este tema
stats