Expulsión de inmigrantes

Más de 100 colectivos sociales rechazan la condecoración de Interior a los guardias civiles de Melilla

Más de 100 colectivos sociales rechazan la condecoración de Interior a los guardias civiles de Melilla

Más de 100 colectivos y organizaciones sociales han manifestado su repulsa a la condecoración, por parte del ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, de ocho guardias civiles absueltos de la acusación de maltratar a un inmigrante en las inmediaciones de la valla de Melilla. Se les ha premiado con la orden del mérito de la Guardia Civil con distintivo blanco por “intentar en el marco de la Ley defender la soberanía nacional y luchar contra las mafias que trafican con la desesperación”.

Los colectivos han firmado un comunicado en el que aseguran que lo que se premia es una “práctica ilegal e inhumana, ampliamente criticada nacional e internacionalmente”, en referencia a las devoluciones en caliente que los condecorados han practicado en la frontera de las ciudades autónomas. Se hacen eco del informe recientemente publicado del Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD) de la ONU, que expresó su “grave preocupación” por “la práctica de devoluciones sumarias por parte de las fuerzas de seguridad españolas en la demarcación territorial de Ceuta y Melilla”.

Las organizaciones sociales recuerdan el auto de sobreseimiento de la causa penal respecto a Ambrosio Martín Villaseñor, el responsable hasta enero del cuerpo en Melilla, emitido por la Sección núm. 7 de la Audiencia Provincial de Málaga en 2015. Pese a que no percibe infracción penal en la actuación del guardia civil, dicho auto afirma que “el rechazo de forma inmediata de los inmigrantes interceptados en la zona intermedia del vallado” constituye “una decisión contraria a derecho”.

También hacen referencia a la reforma de la Ley de Extranjería, que si bien por un lado establece que los inmigrantes interceptados en la frontera de las ciudades autónomas “mientras intentan superar los elementos de contención fronterizos” podrán ser rechazados “a fin de impedir su entrada ilegal en España”, en la misma disposición matiza que “el rechazo se realizará respetando la normativa internacional de derechos humanos y de protección internacional de la que España es parte”.

Unos derechos que recientemente, como explica el comunicado, ha solicitado la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, advirtiendo al Ministerio de Interior de que se debe “dejar constancia escrita en dicho procedimiento de que al extranjero se le ha facilitado información sobre protección internacional” y que se debe comprobar si es víctima de trata de seres humanos o si es menor de edad. Precisamente, la distinción hace referencia a la lucha de la Guardia Civil en Melilla contra la trata.

Las entidades consideran que la condecoración es una extralimitación del ministro del Interior en el ejercicio de sus funciones, ya que, argumentan, la ley establece que debe limitar su trabajo a la gestión ordinaria de los asuntos públicos salvo casos de acreditada urgencia. Exigen al Ejecutivo una explicación pública de “las razones de semejante distinción en el marco de un Gobierno de interinidad”, así como “el expreso reconocimiento de la ilegalidad de las devoluciones por la vía de hecho”.

Denuncian que la condecoración “solo puede entenderse como una forma de promocionar una política (…) que supone un atentado a los derechos humanos” y tacha la política migratoria del Gobierno en funciones como “profundamente inmoral” en cuanto “pisotea los derechos de menores de edad, de refugiados y de familias a quienes trata como desechos”.

Interior condecora a los guardias civiles de Melilla absueltos de maltrato a un migrante en la valla

Interior condecora a los guardias civiles de Melilla absueltos de maltrato a un migrante en la valla

Más sobre este tema
stats