LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El trato de los diputados con los lobistas sigue oculto pese a la obligación de publicar las reuniones fijada en 2020

CIS

El 26% de los españoles apuesta por un Gobierno del PSOE en el que se integre Unidas Podemos

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias conversan en el Congreso de los Diputados.

En pleno tira y afloja entre PSOE y Podemos por la investidura de Pedro Sánchez, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha hecho pública este miércoles su encuesta poselectoral relativa a las elecciones generales del pasado 28 de abril, unos comicios en los que los socialistas se impusieron con el 28,68% de las papeletas. Y el sondeo arroja datos interesantes. Así, revela que un 26,4% de los españoles apuesta por un Ejecutivo del PSOE del que forme parte Unidas Podemos, ya sea "con apoyo de partidos nacionalistas no independentistas, con las abstenciones necesarias" –15,8%– o con partidos nacionalistas independentistas –10,6%–. Frente a eso, uno de cada cinco encuestados (20,2%) se inclina por un Gobierno socialista en solitario, mientras que la propuesta PSOE-Ciudadanos, una opción que parece descartada ante la firme negativa del partido naranja a respaldar la investidura de Pedro Sánchez, es apoyada por el 16,1% de los encuestados.

Con una muestra de 5.943 entrevistas, la encuesta fue realizada durante el 10 y el 25 de mayo. Por aquel entonces, todavía no se habían celebrado las elecciones locales, autonómicas y europeas ni se habían registrado los primeros desencuentros en las negociaciones entre socialistas y partido morado para la investidura de Pedro Sánchez. Tampoco se conocían entonces las preferencias de los españoles a la hora de formar un Ejecutivo. Según un barómetro del CIS publicado a finales de mayo, un 45% de los encuestados apostaban entonces por un Gobierno de coalición. Dentro de este grupo, la mitad se inclinaba por que el PSOE integrase a Unidas Podemos, ya sea incorporando también a nacionalistas e independentistas (16,1%) o con estas formaciones soberanistas desde fuera (34,1%), mientras que sólo el 24,5% de los que apuestan por un Gobierno compartido se inclinaba por la opción PSOE-Ciudadanos.

La última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas insiste de nuevo en esa cuestión. "Como usted sabrá, ningún partido alcanzó la mayoría absoluta en las elecciones generales [...]. De las siguientes alternativas para formar Gobierno, en estos momentos, ¿cuál es la que usted prefiere?", se preguntó a los encuestados, a los que se dio hasta media docena de combinaciones diferentes. Por eso, además de las opciones PSOE en solitario, PSOE-Unidas Podemos y PSOE-Ciudadanos, un 10,1% de los españoles se decanta por la alternativa de un tripartito de derechas –PP-CS-Vox– con "otros apoyos" y un 2,2% prefiere inclinarse por un Ejecutivo del PSOE con el apoyo de Coalición Canaria, Compromís y PRC y la abstención de los de Pablo Casado y Albert Rivera.

Las principales dudas fueron entre PSOE y Unidas Podemos

Iglesias insiste en entrar en el Gobierno y rechaza la oferta del PSOE de que haya independientes

Iglesias insiste en entrar en el Gobierno y rechaza la oferta del PSOE de que haya independientes

El sondeo, además, refleja que un 67,7% de los españoles tenían decidido votar por un determinado partido o coalición, mientras que el 18,3% dudó entre varias formaciones. El principal titubeo fue entre el PSOE y Unidas Podemos (21,5%), seguido por las dudas a la hora de meter en la urna la papeleta del PP o Ciudadanos (14,6%). Entre los que vacilaron entre qué votar, un 12% reconoce que fue entre los socialistas y Ciudadanos, mientras que el 5,1% dice que dudó entre el partido liderado por Pablo Casado y la formación ultraderechista Vox.

Entre los que no votaron en las elecciones generales del pasado 28 de abril, un 68,2% fue porque no quiso y un 14,8% asegura que es porque no pudo. El sondeo muestra que la mayoría –40,4%– de los que no quisieron votar fue porque considera que "da lo mismo votar que no votar", mientras que el 31,9% fue porque "no había ninguna alternativa que le satisfaciera" y el 31,5% porque "está harto/a de política y elecciones".  Entre los que sí introdujeron su voto, el 69,1% lo tenía decidido desde hace bastante tiempo, mientras que el 15,7% se decantó por una de las opciones durante la última semana de la campaña electoral. 

El sondeo no ofrece ni intención directa ni proyección de voto, sino que es una fotografía sobre el comportamiento de los españoles en los comicios del pasado mes de abril. Esta información sí que pudo encontrarse, sin embargo, en el barómetro del pasado mes de junio, en el que el Centro de Investigaciones Sociológicas sí ahondo en la intención directa de voto –sin cocina y, por tanto, una estimación menos fiable–. En ese sondeo, un 39,5% de los encuestados aseguró que votaría al PSOE, lo que supondría una mejora de once puntos respecto al resultado conseguido el 28A. Ciudadanos, por su parte, mantendría un resultado similar al logrado en las generales, con una intención directa de voto del 15,8%. PP, Unidas Podemos y Vox, sin embargo, se derrumbarían: 13,7%, 10,2% y 5,1%, respectivamente.

Más sobre este tema
stats