Premios Princesa de Asturias

Abucheos y aplausos a los reyes a su llegada a los Premios Princesa de Asturias

Abucheos y aplausos a los Reyes a su llegada al Teatro Campoamor

infoLibre

Los reyes de España llegaron al Teatro Campoamor, en Oviedo, en medio de los abucheos, silbidos y gritos de protesta de las centenares de personas que se concentraban en contra de los Premios Princesa de Asturias 2016. Al otro lado de la calle, el resto de público aplaudió a Don Felipe y Doña Letizia a su llegada este viernes a la ceremonia oficial de entrega de los galardones.

Según Europa Press, la concentración ubicada en la Plaza de La Escandalera fue impulsada por el colectivo de las Marchas de la Dignidad, que protestan por la situación económica del país. Además de las Marchas, otra decena de colectivos se sumaron a la convocatoria de la protesta, entre ellos, la Plataforma Antidesahucios (PAH) Oviedo, la Plataforma Feminista de Asturias, el Movimiento estudiantil de la Universidad Oviedo o la Asamblea de Trabajadores en Lucha.

Banderas republicanas, del Partido Comunista, banderas asturianas y pancartas con lemas como "Premiados bienvenidos. Patronos fuera" o la del lema de la protesta Fartones V –que podría traducirse como Gorrones V– estaban presentes en una plaza llena de manifestantes. Entre las consignas que se escucharon estaban las de "¡Felipe recuerda, tenemos una cuerda!" o "¡A desahuciar, a la Casa Real!".

En los últimos cinco años ya se venían convocando concentraciones de protesta en las inmediaciones del Teatro Campoamor. La de esta ocasión es ya la sexta protesta que se convocó con el visto bueno de la Delegación de Gobierno de Asturias que en años anteriores no había autorizado las protestas.

Premios Princesa de Asturias 2016

La Fundación Princesa de Asturias convoca anualmente la entrega de este galardón con el objetivo de "contribuir a la exaltación y promoción de cuantos valores científicos, culturales y humanísticos son patrimonio universal y consolidar los vínculos existentes entre el Principado de Asturias y el título que tradicionalmente ostentan los herederos de la Corona de España".

En su discurso de este año, el rey señaló que la Fundación y los galardones nacieron para "reivindicar que la cultura inspire nuestra libertad y para renovar nuestro compromiso con España". También alabó a todos los premiados definiéndolos como "la representación más alta y brillante de ese afán por hacernos mejores personas, de ese anhelo por hacer un mundo mejor donde prevalezcan la concordia, el respeto y la solidaridad".

Antes de hacer esta defensa cerrada de los premios y de la Fundación, cuya presidencia de honor ostenta ahora su primogénita, el monarca pasó a destacar los méritos de los galardonados en esta edición.

Los premiados escuchan el discurso del rey durante la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias 2016

De la actriz Núria Espert, Premio de las Artes, elogió cómo ha puesto en escena obras de dramaturgos de todo el mundo y de todas las épocas "siempre con sabiduría, con inmenso talento, en actuaciones y producciones inolvidables".

El Premio de Comunicación y Humanidades, fue concedido al fotoperiodista estadounidense James Nachtwey, del que reconoce que "sus fotografías nos conminan a la acción, nos obligan a no desfallecer en la búsqueda de un mundo más humano y fraternal".

De la profesora británica Mary Beard, Premio de Ciencias Sociales, Felipe VI valoró su forma de reconstruir el pasado para entregárselo después a la ciudadanía "explicado y comprensible" con el fin de enseñarnos de ese modo a "derribar para siempre prejuicios, tabúes y errores que han influido negativamente en la construcción" de nuestras sociedades.

El Premio de Investigación Científica y Técnica, entregado al biofísico estadounidense Hugh Herr, representa "la esperanza de que millones de personas con discapacidad en el mundo puedan mejorar su movilidad, su calidad de vida, y puedan incluso hacer cosas que antes apenas podían imaginar con ayuda de las prótesis y los exoesqueletos que él y sus colaboradores diseñan".

Del triatleta español Javier Gómez Noya, Premio de los Deportes, el Rey destacó que cuenta con un "espíritu positivo envidiable" y que "es un símbolo de los mejores valores del deporte y un verdadero orgullo para sus raíces gallegas y para toda España", señaló.

Para el Rey, las obras del escritor estadounidense Richard Ford, Premio de las Letras, destilan pureza, honradez y grandeza porque escribe "de lo que mejor conoce y de lo que siente, con una mirada que disecciona pasiones, sentimientos, reacciones, angustias, fracasos y éxitos".

Del Acuerdo del clima de París, Premio de Cooperación Internacional, el rey subrayó que es la primera pieza para que "triunfen el desarrollo sostenible, la reducción definitiva de emisiones contaminantes, el uso de energías renovables, el reciclado y el acuerdo de todos para que la temperatura del planeta no siga elevándose".

Y por último, refiriéndose al Premio de la Concordia a Aldeas Infantiles, organización que atiende en más de 134 países a casi medio millón de niños y niñas, advirtió de que "la humanidad no estará completamente a salvo" mientras no comprenda que "proteger, atender y educar a la infancia es una prioridad".

El Princesa de Asturias de Ciencias Sociales es para la escritora Karen Armstrong

El Princesa de Asturias de Ciencias Sociales es para la escritora Karen Armstrong

Más sobre este tema
stats