Partido Popular

La batalla por el control del PP de Madrid arruina el relato de Casado para reconstruir el proyecto político del partido

Isabel Díaz Ayuso recibe este lunes en Milán el premio Llama de la Libertad, concedido por el Instituto Bruno Leoni.

El equipo de Pablo Casado no sabe cómo parar a Isabel Díaz Ayuso. El enfrentamiento a cuenta de la Presidencia del PP en Madrid se ha convertido en una batalla a cara descubierta en la que todo el mundo empieza a tener que tomar partido. Y, de momento, se oyen más las voces de los partidarios incondicionales de la lideresa madrileña.

Es el caso de la exportavoz parlamentaria Cayetana Álvarez de Toledo o de la expresidenta Esperanza Aguirre. Son dos ejemplos que demuestran que los constantes llamamientos de Génova a enterrar este debate hasta la próxima primavera no están surtiendo efecto y amenazan con eclipsar el relato cuidadosamente escrito por los estrategas del PP para convertir la convención del partido de finales de mes en el relanzamiento del proyecto político de Casado.

Porque los partidarios de Ayuso no se están limitando a respaldar a la presidenta madrileña. Están denunciando la estrategia de los de Casado sin señalar, de momento, al líder del partido. Esperanza Aguirre ha hablado de “niñatos” y “chiquilicuatres” para definir a quienes desde Génova quieren evitar que Ayuso presida el PP de Madrid. Álvarez de Toledo culpó a los “celos y rivalidades” de la dirección conservadora: “Son pulsiones pequeñas y e incluso autodestructivas”.

Aguirre también defiende celebrar el congreso “cuanto antes”. Esa es la idea en la que insistió Ayuso en una entrevista en Esradio horas antes de recoger en Milán (Italia) un premio a su gestión durante la pandemia. En su opinión, urge renovar ya la dirección del PP madrileño para “normalizar” el partido haciendo que el liderazgo de la organización y del gobierno esté en manos de la misma persona. Y poder así preparar las elecciones municipales porque los candidatos “necesitan su tiempo para asentarse”. “Creo que es importante que se haga pronto”, advirtió contradiciendo los planes de Génova de no celebrar el congreso hasta la próxima primavera.

El premio que Ayuso fue a recoger a Italia, cada vez más satisfecha con la proyección que su figura está teniendo fuera de España, se lo concedió el Instituto Bruno Leoni, una entidad privada ultraliberal conectada con la Fundación FAES a través de Atlas Network. Tras esta denominación se encuentra una red internacional de organizaciones dedicadas a impulsar el capitalismo y defender la reducción del Estado en línea con las ideas radicales del libertarismo y de la derecha alternativa americana.

En este contexto, Pablo Casado se mantuvo lejos de la prensa y cedió las declaraciones a su número dos. García Egea intentó esquivar las preguntas sobre Ayuso y centrarse en la convención pero no pudo evitar dos respuestas que demuestran la voluntad de confrontación de la dirección del PP. Una de ellas iba dirigida directamente a Ayuso: el partido no adelantará el congreso regional del PP de Madrid. “Es una regla que todos vamos a cumplir y que la dirección nacional por supuesto cumplirá”, remarcó.

La otra réplica llamó la atención por insólita en el PP y porque evidencia el profundo malestar que las declaraciones de Aguirre han causado en Génova: la mano derecha de Casado echó en cara a la exlideresa la corrupción durante su mandato: “Lo que destrozó al PP de Madrid fue la corrupción y es algo que nosotros jamás vamos a permitir”.

Si la tensión ha escalado tanto como para perturbar las relaciones entre Casado y Ayuso, García Egea no lo precisó. Ni siquiera aclaró si alguien de la dirección había hablado con la presidenta madrileña para pedirle que deje de plantear el congreso que, según ellos, “no toca”. Se limitó a decir que él “habla frecuentemente con todos los presidentes autonómicos”.

García Egea se corrige a sí mismo

Eso sí, aseguró que cuando hace unos meses respaldó a Ayuso como presidenta de Madrid no lo hizo, según él, frente a otros candidatos. Fue justo después de las elecciones madrileñas cuando, en una entrevista en televisión, afirmó: “Si yo fuera afiliado, mi total apoyo a la presidenta de la Comunidad de Madrid”. Ahora, en cambio, asegura que hubiera “dicho lo mismo sobre cualquiera” por el que le hubieran preguntado. “Por supuesto mi apoyo a la presidenta, mi apoyo a Almeida si me hubieran preguntado y a cualquier alcalde también que hubiera salido a la palestra, como es el caso del de Torrejón, de Majadahonda, Pozuelo o incluso el de Boadilla, que tienen excelentes resultados en sus propios municipios en unas circunstancias muy difíciles”, argumentó.

La crisis abierta en torno a la presidente del PP de Madrid ya ha desplazado del foco mediático los preparativos de la convención del partido. Y amenaza con convertir la ausencia o la presencia de Díaz Ayuso —todavía no está claro si plantará los actos que el partido ha organizado en la Comunidad de Madrid— en la noticia principal de la cita que Casado quería convertir en el inicio de su asalto político a la Moncloa.

García Egea anunció este lunes que el sábado 2 de octubre, en València, Ayuso sí estará en una mesa de presidentes autonómicos en la que participarán los presidentes regionales del PP. La jefa del Gobierno madrileño, que sigue sin confirmar su presencia, ha pedido que si finalmente no acude a todos o parte de los actos de la convención nadie lo tome “como un desaire”, porque sus responsabilidades políticas están “por encima de todo”.

El viaje de Ayuso, que la llevará de gira por varias ciudades en Estados Unidos, sigue la estela del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y servirá entre otras cosas para impulsar su imagen como referente de la derecha española que disputa la mayoría al PSOE.

Al margen de la discusión se mantuvieron, cuando fueron interpelados por los periodistas, los presidentes de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, y Andalucía, Juanma Moreno, que no quisieron tomar posición a favor de Ayuso o del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

Directo | Aragonès deja a Junts fuera de la mesa de diálogo: "No puedo permitir que se pierda esta oportunidad histórica"

Directo | Aragonès deja a Junts fuera de la mesa de diálogo: "No puedo permitir que se pierda esta oportunidad histórica"

Más sobre este tema
stats