La portada de mañana
Ver
Las macrorresidencias suman el 38% de las plazas de mayores, un modelo que se demostró letal en el covid

El debate de investidura

Batet convoca el arranque de la sesión de investidura de Sánchez para el 22 de julio

La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet (PSOE), anunció este martes que la sesión de investidura de Pedro Sánchez arrancará el lunes 22 de julio a las 12.00 horas. Y que la primera votación, la que inicia la cuenta atrás para unas nuevas elecciones, será el martes 23. Así lo acordó la presidenta de la Cámara tras una conversación telefónica con el presidente en funciones. Sánchez se encuentra en Bruselas al haberse pospuesto la cumbre europea para decidir el reparto de cargos en la Unión Europea ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo el lunes.

Si el martes 23 Pedro Sánchez no logra ser investido, necesita mayoría absoluta de la Cámara en primera votación, habrá un segundo intento 48 horas después, el día 25. En este ya sólo requiere de mayoría simple. La mitad más uno de los parlamentarios de la Cámara Baja está ubicada en 176 diputados. 

Con esta fecha como punto de partida, en el caso de que el 23 de septiembre no haya un candidato investido, se disolverán las Cámaras para la convocatoria de nuevas elecciones generales en 47 días. Es lo que fija la ley electoral para los casos en los que se repiten elecciones. En la Moncloa han hecho cálculos para que se celebren el domingo 10 de noviembre.

Si nada se mueve en las próximas semanas, Pedro Sánchez tiene serias dificultades para ser investido en la sesión que arranca el 22 de julio. Desde el Gobierno y desde el PSOE se han esforzado en trasladar en los últimos días que el presidente en funciones es ratificado en julio o estaremos de nuevo a las puertas de una nueva convocatoria electoral.

En el Partido Socialista confían en que la fijación de una fecha sirva de presión para que Unidas Podemos se siente a negociar con la oferta de un Gobierno de cooperación, y no de coalición, como contexto. Porque en el lado del centroderecha, ni PP ni Ciudadanos parecen dispuestos a abstenerse.

Batet mantuvo que el objetivo es "dar unos días más para que el candidato tenga la oportunidad de hablar con los grupos parlamentarios". Y es que una vez que ya se ha comunicado la fecha, la intención del presidente del Gobierno en funciones, es iniciar una nueva ronda de contactos con los principales partidos políticos.

En la última ronda convocada —la semana pasada— sólo acudieron a la Moncloa los líderes del PP, Pablo Casado, y Unidas Podemos, Pablo Iglesias. El jefe de Ciudadanos, Albert Rivera, optó por rechazar la invitación con el argumento de que Sánchez ya conocía de sobra la posición del partido naranja de cara a la investidura.

Batet anunció también que una vez se produzca la primera votación tiene en mente que arranque la actividad parlamentaria con la convocatoria de la Diputación Permanente, el órgano parlamentario que ejerce las funciones del Pleno en los periodos no ordinarios de sesiones.

Más sobre este tema
stats