Presupuestos Generales Estado

Bildu avalará la tramitación en el Congreso de los Presupuestos mientras ERC sigue en el 'no'

María Jesús Montero a su llegada al Congreso con el Proyecto de Ley de Presupuestos del Estado de 2022.

infoLibre

Las negociaciones del Gobierno con los partidos de la oposición para sacar adelante en el Congreso de los Diputados los Presupuestos Generales del Estado ya están en marcha. EH Bildu ya negocia las nuevas cuentas y ya ha anunciado que avalará su tramitación en el Congreso en su primera votación, la de totalidad, para entrar en la discusión de modificación de las cuentas a través de enmiendas parciales. Muy distinta es la posición actual de ERC: el líder de los republicanos, Oriol Junqueras, ya ha advertido de que su partido seguirá sin apoyar los PGE porque considera que el proyecto presupuestario del Gobierno no beneficia al conjunto de la ciudadanía.

La portavoz en el Congreso de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, ha reconocido en una entrevista en el programa Parlamento de RNE, recogida por Europa Press, que antes del acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos ya habían establecido "los primeros contactos" con el Gobierno para las nuevas cuentas y, una vez rubricado el acuerdo entre los socios de Gobierno, ya han iniciado las negociaciones.

En este sentido, dan por descartada una enmienda a la totalidad, primer examen de las cuentas, previsto para el 4 de noviembre: "Por nuestra parte está descartada. Vamos a pelearlo. No vamos a presentar enmienda a la totalidad porque no creemos que haya motivos", ha confirmado. "Lo que sí vamos a hacer es poner sobre la mesa una serie de enmiendas parciales, de inversiones concretas que favorecerán nuestros territorios, pero sobre todo vamos a pelear para que haya medidas sociales para toda la ciudadanía", ha abundado.

En este sentido, la portavoz de la izquierda abertzale en Madrid ha señalado que se trata de "derechos sociales" que ve necesario "blindar" ante la situación de vulnerabilidad tras la pandemia y la crisis económica y social. Precisamente, la próxima semana EH-Bildu defiende ante el Pleno del Congreso una proposición no de ley para exigir la permanencia de las medidas de vivienda y suministro del llamado escudo social, como la prohibición de los desahucios, de corte de suministros básicos de energía y agua y facilidades para aplazar el pago de renta en caso de que el propietario sea una empresa o gran tenedor.

El 'no' de ERC

Por su parte, desde ERC, Oriol Junqueras ha señalado durante su intervención telemática en el Consell Nacional que "el Gobierno debiera haber entendido que nos vemos obligados a tumbar unos presupuestos porque no son buenos para la ciudadanía", ha señalado este sábado durante su intervención telemática en el Consell Nacional de ERC.

Junqueras ha avisado de que "de nada sirven promesas y declaraciones de inversiones que nunca llegan", en la misma línea en la que se pronunció el jueves el portavoz del grupo en el Congreso, Gabriel Rufián, que pidió modificar la Ley Audiovisual, para blindar la producción en catalán, o la de Memoria Democrática.

También ha acusado al Tribunal de Cuentas de actuar por "venganza" después de que el mismo órgano rechazara el jueves los avales de la Generalitat para cubrir las fianzas a excargos del Govern por la acción exterior durante el proceso independentista. "Un mal nombrado Tribunal de Cuentas, un órgano puramente político, escogido políticamente para cumplir una misión política por encargo de los partidos políticos que han escogido sus miembros y que intentan embargar las casas donde viven nuestros hijos", ha añadido.

Ciudadanos presentará una enmienda a la totalidad

La presidenta de Ciudadanos (Cs), Inés Arrimadas, por su parte, ha anunciado este sábado que su formación va a presentar una enmienda a la totalidad de los Presupuestos "porque son un sablazo a impuestos, incorporan medidas populistas, tienen gastos superfluos absolutamente innecesarios y porque, además, las previsiones de crecimiento sobre los que están basados son ficticias".

En declaraciones a los periodistas, Arrimadas ha añadido que a este Gobierno "no le importa hacer las cuentas bien, sino permanecer en la Moncloa", por lo que "ha presentado unos presupuestos con unas previsiones de ingresos que se basan en unas previsiones que ya han sido corregidas por los organismos nacionales e internacionales". "Es una pena y una desgracia para España tener a un presidente del Gobierno que en vez de sentarse con todas las fuerzas constitucionalistas para aprobar unos presupuestos buenos para el país, haya decidido sentarse con Bildu y Otegi para tener unos presupuestos que simplemente son una moneda de cambio", ha añadido.

Los socios parlamentarios del Gobierno tensan la cuerda en vísperas del primer plazo clave de los Presupuestos

Más sobre este tema
stats