PORTADA DE MAÑANA
Ver
El tribunal que vigila los contratos de Madrid avisa del "incremento sustancial" de los pagos fuera de control

Orgullo LGTBI

La Conferencia de Derechos Humanos LGTBI dará voz a un colectivo hostigado en medio mundo

Conferencia internacional SUMMIT organizada en la Universidad Autónoma de Madrid.

Madrid celebra, desde el pasado viernes, el gran evento mundial del Orgullo LGTBI que culminará en la tradicional manifestación del sábado 1 de julio. Este lunes el campus de Cantoblanco (Universidad Autónoma de Madrid) acogió la primera jornada enmarcada en la Conferencia Mundial de Derechos Humanos –que durará hasta el miércoles–, donde se unen las voces de activistas, políticos y representantes de organizaciones en defensa de los derechos humanos a nivel global.

Durante la ceremonia de apertura, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, asegueó que a día de hoy la ciudad es "un ariete de libertad", y recordó la renuncia y el hostigamiento de "cientos de personas" durante la dictadura franquista. En este sentido, la alcaldesa recalcó la evolución que la comunidad LGTBI ha experimentado desde entonces, pese a que la Constitución de 1978 "no anuló la ley de peligrosidad social" inmediatamente después de la entrada en democracia. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, también reivindicó a España como "uno de los países más avanzados del mundo" en cuanto al reconocimiento de los derechos del colectivo. La capital española, concretó, es pionera en una "defensa que va más allá de meras declaraciones".

España y el matrimonio igualitario

La apertura inicial dio paso a la conferencia sobre La situación actual de los derechos LGTBIQA+ en el mundo, que quedó inaugurada con la intervención del expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero. El socialista inició su discurso manifestando que "las leyes cambian la vida de la gente, pero para que eso pase antes ha habido gente que ha dado su vida para cambiar las leyes". Tras subrayar que desde la ley del matrimonio igualitario en 2005 "se ha impuesto la razón, la alegría y la libertad", el expresidente reconoció que la norma impulsada por su Gobierno es la que "más orgulloso" le hace sentir e incidió en que "no habría sido posible sin Pedro Zerolo".

Zapatero quiso lanzar asimismo "un mensaje de esperanza" recordando que hace doce años "había muchos más países que penalizaban la homosexualidad", mientras que en la actualidad "hay 23 países que reconocen el matrimonio y otros muchos las uniones civiles". 

El eje central de su reflexión giró en torno al llamamiento a la cooperación internacional para alcanzar "una movilización social que no sea sólo de gobiernos y del colectivo, sino de aquellos que tienen capacidad de elevar su voz y hacerse oír".

El expresidente señaló al evento como "una oportunidad para establecer una meta nueva: que el listado de países [que penan la homosexualidad] se haya reducido al menos a la mitad" el próximo año, y reconoció "sentir vergüenza" al repasar "el olvido, la marginación, la humillación que han sufrido tantas personas a lo largo de la historia por querer ser libres". De ahí, añadió, lo necesario de dicha colaboración, porque "ni el machismo ni la homofobia son compatibles con la democracia".

Derechos LGTBI en un mundo hostil

Bajo el mismo propósito e idéntica reivindicación el acto reunió a diversos activistas y representantes de organizaciones a nivel mundial que expusieron sus vivencias en distintos puntos del mapa. Es el caso de Jennifer Chang, directora de eBay Greater Europe, quien narró la experiencia del rodaje de su documental Out & Around sobre los derechos de las personas LGTBI en países como Kenia y Tanzania.

Tras ella intervino Amaranta Gómez, activista mexicana muxhe, actual coordinadora regional del Secretariado Internacional para Pueblos Indígenas y Afrodescendientes ante el VIH/SIDA, la Sexualidad y los Derechos Humanos. "El movimiento LGTBI no está exento de las políticas de todo el mundo que asumen posturas de odio y de rechazo", advirtió la activista, para señalar a continuación la importancia de que "la economía global replantee sus beneficios y se comprometa de manera decidida a alcanzar escenarios favorables para los derechos del colectivo".

La discriminación, el rechazo y la exclusión, añadió, atraviesan diversas regiones del mundo como América Latina, donde los "grupos pro vida" actúan poniendo en peligro la lucha de los defensores de la diversidad sexual. Gómez llamó, asimismo, "al campesinado, a la trabajadora doméstica, a las trabajadoras sexuales, al obrero, al migrante, al anarquismta, a las mujeres, al feminismo en particular" con el fin de crear alianzas "para caminar desde un mapa de necesidades compartidas". En esta lucha la activista recordó la importancia de las instituciones, y reclamó "políticas públicas con presupuestos adecuados" a la hora de combatir los delitos de odio y la discriminación hacia el colectivo. "Reabramos la lucha contra la heteronorma, el patriarcado y el neocolonialismo", concluyó.

Orgullo Crítico: la respuesta organizada, anticapitalista y transfeminista ante una celebración desvirtuada

Fotis Filippou, subdirector Amnistía Internacional Europa, puso el foco en los 72 países que criminalizan las relaciones entre personas del mismo sexo. En consecuencia, Joyce Hamilton, directora de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex (ILGA) en Europa, apostó por "presionar a los gobiernos" con el objetivo de "lograr cambios" y luchar contra la discriminación. "Necesitamos políticas" en defensa de la "igualdad y la libertad" de las personas, remató la activista tras señalar como positivos los avances en países como Francia y Noruega.

Ioannis Dimitrakopoulos, director del Departamento de Igualdad y Derechos de los Ciudadanos, la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, coincidió también en subrayar las dificultades que deben afrontar los defensores de los derechos humanos en el mundo, y la necesidad de caminar hacia el apoyo y la cooperación social para "trabajar juntos, proteger y promocionar los derechos humanos de todo el mundo". Dimitrakopoulos también recordó la situación de las personas refugiadas por motivos de orientación sexual o identidad de género y reclamó mayores esfuerzos en las concesiones de asilo por tales motivos.

Finalmente, el eurodiputado y copresidente del Intergrupo LGBTI en la Eurocámara, Daniele Viotti, lanzó un mensaje comunitario pidiendo "mayor poder para Europa" porque de este modo, a su entender, se conseguirán "mayores derechos para todo el mundo". Insistió, Viotti, en la necesidad de "luchar por los derechos de todos: mujeres, niños, gente mayor y el colectivo LGTBI".

Más sobre este tema
stats