La portada de mañana
Ver
Las sombras en la instrucción del ‘caso Begoña Gómez’ se ciernen sobre el juez Peinado

Gasto público

Congreso y Senado encargan un estudio para decidir en qué gastar los 200 millones que no han utilizado

Congreso y Senado encargan un estudio para decidir en qué gastar los 200 millones que no han utilizado

infoLibre

El Congreso y el Senado acumulan ya casi 200 millones de euros de dinero presupuestado y no gastado en los últimos años y han decidido encargar un estudio para decidir en qué los pueden invertir y cómo pueden sacarles un mayor rendimiento, según han explicado a Europa Press fuentes parlamentarias.

Las dos Cámaras han procedido este martes a aprobar la liquidación de sus respectivos presupuestos de 2014, y después las Mesas Congreso y Senado han hecho lo propio con las cuentas de Cortes Generales que ambas comparten.

Conforme a esa liquidación, el Congreso dispone de algo más de 90 millones de euros de remanente, el Senado acumula otros 44,5 millones a fecha 5 de diciembre, y las Cortes Generales suman otros 64 millones.

Estas cantidades sobrantes del presupuesto han ido creciendo año tras año con la liquidación de cada ejercicio y las Cámaras quieren ir dando salida a este dinero, pero primero deben determinar muy bien en qué invertirlo.

Actualmente los remanentes se van metiendo en las cuentas corrientes que tienen abiertas las dos instituciones y en ocasiones se han utilizado para inversiones no previstas, pero sus órganos de gobierno creen que podrían sacar un mejor rendimiento financiero a esas cantidades, que ya suman cerca de 200 millones.

Concurso abierto a bancos y más tecnología

Precisamente en las próximas semanas la Mesa del Congreso deberá convocar un concurso para determinar en qué banco mete este dinero, habida cuenta de que la concesión vigente con la entidad financiera adjudicataria finaliza el próximo mes de octubre.

Pero, además de fijar la condiciones que habrán de cumplir las entidades financieras que compitan por ese contrato, la Mesa está decidida a empezar a utilizar parte de ese dinero en beneficio de la Cámara.

Se baraja, por ejemplo, la posibilidad de dedicarlo a inversiones tecnológicas para mejorar el funcionamiento de la institución, pero será el estudio que han acordado realizar el que determinará cuál es la mejor opción para su utilización.

Más sobre este tema
stats