Huelga del metal

“Esto es cosa de la Policía”: Marlaska se pone de perfil en Cádiz en vísperas de una gran movilización policial

Grande-Marlaska, en una immagen de archivo

En el Ministerio del Interior se vive una de esas semanas horribilis que se han vuelto habituales cada cierto tiempo. Con la Bahía de Cádiz incendiada durante nueve días por las protestas del sector del metal y en vísperas de las movilizaciones de los sindicatos policiales organizadas para este sábado, desde el departamento de Grande-Marlaska se desmarcan del operativo policial desplegado en las manifestaciones gaditanas

La versión oficial se reduce a que los términos de ese despliegue ante las protestas de los trabajadores del metal son “cosa de la Policía”. Argumentan desde el departamento de Fernando Grande-Marlaska que decisiones como el uso de la famosa tanqueta, de las pelotas de goma o de las balas de foam son “decisiones muy autónomas” de los cargos policiales y añaden que, como mucho, se elevan a los responsables de turno de las delegaciones o subdelegaciones del Gobierno sin que el ministerio opine nada al respecto. 

Varias fuentes consultadas tanto en el propio organigrama de Interior como en departamentos policiales coinciden en señalar la posible influencia de las protestas organizadas por los propios sindicatos policiales este próximo sábado con la actitud de Marlaska respecto a Cádiz. “Hay mucha preocupación. La cosa no está para contraórdenes políticas”, cuenta una de esas fuentes. 

La decisión de la tanqueta

Lo que todo el mundo tiene claro es que no fue idea de Grande-Marlaska desplazar el vehículo militar blindado hasta la bahía de Cádiz y, mucho menos, usarlo durante las manifestaciones. Pero tampoco dio la orden de retirarlo. Sobre el grado de conocimiento que pudiera tener el ministro y, por tanto, sobre su consentimiento hay versiones encontradas. La de Interior es que “no consta” que Marlaska fuese informado de ello porque “son los propios mandos policiales los que toman las decisiones de cuáles son los medios que necesitan para cumplir lo encomendado”.

Otras fuentes bien conocedoras del funcionamiento interno de los cuerpos policiales y de su relación con Interior aseguran, sin embargo, que decisiones como ésta siempre se consultan con los máximos responsables jerárquicos, en este caso el Director Adjunto Operativo de la Policía Nacional y el Secretario de Estado de Seguridad. Y que lo lógico es que ambos informen al ministro inmediatamente. 

No ponen en duda estas fuentes que, en efecto, la iniciativa parta de los jefes policiales de Andalucía alegando criterios de “proporcionalidad y seguridad” en la prevención de disturbios ocasionados por las manifestaciones. Pero añaden que, en situaciones de este tipo, resulta impensable que no se eleve un informe argumentando las necesidades del operativo. “Al ministro lo informan seguro, otra cosa es que él no se oponga o no responda”, apuntan esas mismas fuentes. 

En este sentido, hay quien vincula la delicada relación que atraviesa el Gobierno con los cuerpos policiales y que va a desembocar este próximo sábado en movilizaciones de protesta contra la reforma de la ley mordaza por toda España, algo que preocupa en Interior: “Parece que habrá mucha movilización. Lo que más preocupa es que, por primera vez, el sindicato más radical de JUPOL haya conseguido sumar a sus protestas a la inmensa mayoría de sindicatos policiales”, razonan fuentes gubernamentales. ¿Significa eso que Marlaska se abstiene de intervenir en Cádiz para evitar enfrentarse a la Policía? Esas mismas fuentes responden que, en el actual contexto, cualquier orden política contraria a un criterio operativo de la Policía, como podría haber sucedido en el caso de Cádiz, hubiera alentado aún más el malestar con el Gobierno: “No están las cosas para andar dando órdenes desde el ministerio del Interior. Lo que decidan los mandos policiales es lo que se hace”

En Moncloa fueron conscientes de que las imágenes del vehículo militar blindado atravesando las calles de barrios obreros de la Bahía de Cádiz como San Fernando o Puerto Real “no son el mejor mensaje”, aunque tampoco se trasladaron órdenes concretas a Interior para intervenir políticamente sobre ese despliegue. Esas imágenes causaron revuelo interno en el propio Gobierno, con los socios de Unidas Podemos pidiendo directamente al ministerio del Interior la retirada de la tanqueta. A última hora de este miércoles, sindicatos y patronal del metal de Cádiz anunciaron un principio de acuerdo tras nueve días de movilizaciones. Para terminar la semana horribilis en Interior aún queda ver el alcance y el desarrollo de las movilizaciones de la propia Policía organizadas para el fin de semana. 

El sector del metal ruge en Cádiz en el arranque de su huelga indefinida

El sector del metal ruge en Cádiz en el arranque de su huelga indefinida

Más sobre este tema
stats