Educación

La destrucción de empleo se ensaña con la Educación

Las nuevas becas perjudican a los alumnos con menos recursos

La destrucción de empleo en España –ralentizada en el último mes a la espera de las tradicionales caídas de agosto– sigue teniendo en la Educación una de sus principales fugas. Según los datos de afiliación a la Seguridad Social en el mes de agosto hechos públicos este martes por el Ministerio de Empleo, uno de cada dos puestos de trabajo que desaparecieron en ese período –43.790 de 99.069– estaban vinculados al sector educativo, un 2,36% más que en el mismo mes del año 2012, ya sea en centros públicos, privados, concertados o academias. 

Este retroceso, sostienen los sindicatos, tiene que ver en gran parte con los interinos que son dados de baja a 31 de agosto, aunque esta posibilidad depende del tipo de contrato que tengan y de la comunidad autónoma en la que presten servicio. Las condiciones de los docentes que no tienen plaza fija en la escuela pública son muy diferentes según las autonomías en las que trabajen. En Andalucía, Asturias, Baleares, Canarias, Extremadura o País Vasco estos docentes sí cobran los meses de julio y agosto aunque este cobro está sujeto, como mínimo, a haber trabajado más de 5,5 meses de forma continúa o a tener plaza de vacante, no de sustitución. Por otro lado, este descenso, amplía Recio, guarda relación con el parón que durante este mes sufre el sector, pues al cierre por vacaciones de las academias privadas se suma el fin de los citados contratos. 

No obstante, la caída más fuerte de cotizantes en el sector educativo tuvo lugar el pasado julio, mes hábil aunque no lectivo en la escuela pública, cuando se destruyeron 79.163 empleos. Durante ese mes la destrucción de empleo en el sector, señalan las organizaciones sindicales, guarda relación con el freno en la actividad en la función pública tras las oposiciones o el fin de los contratos de los docentes que trabajan en centros concertados o privados que se mantienen abiertos durante ese mes y de los interinos que en autonomías como Andalucía, Cantabria, Castilla-La Mancha o Murcia pueden mantener sus contratos durante ese mes siempre que cumplan determinados requisitos.

En relación a los docentes sin plaza fija en la enseñanza pública, otras comunidades como Madrid, Aragón, Navarra o la Comunitat Valenciana sí son más restrictivas y han decidido anular o derogar los acuerdos alcanzados en las mesas de negociación. En estas, ningún interino cobra el verano. Todos cesan a 30 de junio y reciben la parte proporcional de las vacaciones no disfrutadas. La caída de la afiliación en el sector durante junio fue de 33.770 cotizantes, un 1,38% más que en el mismo mes del año anterior. En ese mes también es habitual que acaben los contratos de docentes que prestan servicios en escuelas concertadas y privadas. 

22.600 profesores menos en la pública

Los sindicatos de la enseñanza llevan tiempo denunciando las consecuencias que la crisis y los recortes están teniendo en el sector de la enseñanza. Y especialmente sobre los interinos que, denuncian, se llevan la peor parte de este pastel de recortes y precarización de las condiciones laborales. De hecho, según cálculos de CCOO, en los dos últimos cursos, la escuela pública ha perdido 22.600 profesores. 

Carlos López, secretario general de FETE-UGT, confirma estos datos y sostiene que el aumento de las horas lectivas ha motivado que sean necesarios menos profesores para cubrir los horarios y haya, por tanto, menos contrataciones. Otro de los aspectos que ha llevado a esta disminución de efectivos tiene que ver, según López, con los constantes rumores relativos al adelantamiento de la edad de jubilación, pues han motivado que muchos docentes con 35 años de servicio se jubilen a los 60 años, en lugar de esperar un tiempo más como hacían antes. Y a todo estos se une la limitación al 10% de la tasa de reposición. Es decir, sólo se pueden cubrir 1 de cada 10 bajas del sistema.

Adrián Vivas, presidente de sector de Enseñanza del sindicato CSIF, consolida este argumento con cifras. Según cálculos de su organización, durante el pasado curso se jubilaron alrededor de 15.000 docentes y las plazas de empleo público en el sector no superaron las 2.460. "Este retroceso en las plantillas hace que sea muy difícil mantener la calidad del sistema educativo", sentencia. 

La asombrosa ‘fórmula Guindos’ para justificar la reforma laboral

La asombrosa ‘fórmula Guindos’ para justificar la reforma laboral

Más sobre este tema
stats