Las retribuciones de los políticos

Dimite el segundo diputado andaluz en cinco días por usar BlaBlaCar mientras cobraba dietas de transporte

El diputado en el Parlamento andaluz José Luis Cano Palomino, de Adelante Andalucía, que anunció este miércoles su dimisión.

Primero, dejó su acta un parlamentario de Ciudadanos por Almería. Ahora, otro de Adelante Andalucía por Jaén. Dos dimisiones en menos de una semana. Y por el mismo motivo: cobraban a terceros por llevarlos en su coche aprovechando sus desplazamientos al Parlamento desde sus provincias de origen, al mismo tiempo que se embolsaban las dietas públicas de transporte. Nada ilegal. Pero, al mismo tiempo, difícil de defender.

El caso BlaBlaCar, que empezó siendo una anécdota pero cuya importancia va in crescendo, ha puesto el foco en las prerrogativas de las que disfrutan los parlamentarios en Andalucía. Además, con ironía incluida: la segunda víctima es parlamentario de Adelante Andalucía, concretamente de Podemos, cuya líder autonómica, Teresa Rodríguez, mantiene una cruzada contra las dietas de los representantes públicos.

El periódico La Voz de Almería abrió la caja de Pandora el pasado miércoles, 23 de octubre, con la noticia de que el parlamentario de Cs Andrés Samper ofrecía su coche en BlaBlaCar. "Soy una persona con mucha experiencia al volante, más de 30 años de carnet, que, por motivos de trabajo, hago el trayecto Almería-Sevilla todas las semanas. Persona extrovertida, con buena conversación. Me gustaría compartir viaje", señalaba Samper en su perfil, en el que advertía que habla "mucho" cuando se siente "cómodo".

Samper, con un Mercedes-Benz Clase C negro, cobraba 24,5 euros por pasajero. Sus acompañantes quedaban contentos. "Puntual, simpático y muy agradable. Se hizo el viaje muy ameno. ¡Repetiremos!", escribía Cristina sobre Samper en la aplicación. "Es una persona muy agradable, habladora, y nos trató súper bien a todos los pasajeros", apuntaba Carmen, según recogía en su información La Voz de Almería. "Sin duda lo recomiendo y repetiría", señalaba Guillermo.

Pero, al margen de las buenas críticas de sus acompañantes, había aspectos cuestionables en la conducta de Samper, que a la postre le terminaron costando el puesto. ¿Qué aspectos? Pues que el parlamentario ya cobraba una significativa compensación del Parlamento de Andalucía por tener que desplazarse hasta la sede de la Cámara, en el barrio de la Macarena de Sevilla.

El régimen económico de los diputados

Los diputados cobran un sueldo de 3.197,58 euros brutos. A ello hay que sumar los complementos, que van desde los 1.627 del presidente a los 186,18 de los secretarios de las comisiones, pasando por los 1.303,73 de los portavoces de los grupos, los 982,55 de los vocales de las mesas y los 519,9 de los presidentes de las comisiones.

Pero ahí no queda la cosa. Los diputados cobran entre 200 y 410 euros para gastos de viaje y desplazamiento –500, si son miembros de la mesa o portavoces parlamentarios– en función de la distancia entre su lugar de residencia y la sede de la Cámara.

– De 0 a 100 kilómetros: 200 euros.

– De 101 a 200 kilómetros: 270 euros.

– De 201 a 300 kilómetros: 340 euros.

– Más de 300 kilómetros: 410 euros.

– Miembros de la Mesa y portavoces de los grupos: 500 euros.

Además, perciben 0,25 euros por kilómetro, salvo que el diputado en cuestión tenga vehículo oficial [ver aquí el régimen económico que rige para los 109 diputados del Parlamento andaluz].

Situación insostenible

La suma de los viajes lucrativos con BlaBlaCar y las prerrogativas como parlamentario hicieron insostenible la situación de Samper. Dimitió el jueves pasado, al día siguiente de que saltara la noticia. Y eso que se resistió. Inicialmente lo negó todo en su cuenta de Twitter: "Desmiento rotundamente esa noticia información!!!! Alguien ha tomado una foto mía para publicar eso!!!!", escribió en un tuit que al rato borró. Más tarde, se rindió a la evidencia. "He decidido presentar mi dimisión y mi renuncia al acta. Soy consciente del error cometido y asumo mi responsabilidad para no dañar un proyecto limpio como es el de Ciudadanos. Reitero mis disculpas a todos los andaluces", anunciaba en un comunicado. Samper anunció su solicitud de devolución de las dietas de octubre, que en su caso ascienden a 410 euros a la semana, ya que recorre más de 300 kilómetros (Almería es la provincia más alejada de Sevilla). "Reconozco públicamente mi error, pido disculpas a quienes haya podido ofender y me arrepiento profundamente de este comportamiento impropio de mi condición de diputado", dejaba escrito Andrés Samper, que después borró su cuenta de Twitter.

La decisión de Samper "dignifica la política", lo elogió el vicepresidente Juan Marín, líder de Cs en Andalucía. Según explicó Marín, Samper le había contado que se había quedado dormido en varias ocasiones realizando el trayecto de Sevilla a Almería y, tras comentarlo en su casa, su hijo le había dado la idea de compartir el viaje por esta plataforma. "No creyó que podía suponer un problema", dijo Marín. Pero sí que había un problema.

"Es tan cutre que se califica solo", dijo Susana Díaz, líder de los socialistas, sobre el caso. Y ahí se quedó. Hasta este lunes.

Nómina + gastos + kilómetros 

El parlamentario de Adelante Andalucía José Luis Cano realizó, pasada la una de la tarde, una publicación en su muro de Facebook que preludiaba su dimisión [ver aquí su comunicado]. Cano indicaba que es usuario de BlaBlaCar como conductor y pasajero "desde hace varios años", y que no había dejado de emplear la plataforma una vez elegido parlamentario tras las elecciones del 2 de diciembre. "La he utilizado en algunas ocasiones ya sea para el destino de Sevilla-Jaén, coincidiendo con reuniones del Parlamento o sin coincidir o con otros destinos en desplazamientos personales", señala.

A su juicio, BlaBlaCar es "un buen instrumento (seguro y fiable) que permite compartir gastos, hacer más amenos los viajes y reducir las emisiones de CO2". Por todo ello, asegura, la ha utilizado hasta ahora en sus "desplazamientos particulares" y "también en algunas ocasiones" para ir al Parlamento. No obstante, explica, Cano reflexionó al ver la reacción ante el caso de Samper. "El pasado jueves pude comprobar la importancia pública que ha tenido el asunto y he reflexionado sobre ello llegando a la conclusión de que la opinión pública, harta de las prebendas y mal uso del dinero público por parte de lxs políticxs [sic], no puede aceptar esta práctica y de que sigue siendo necesario un debate público al respecto que incluya detalladamente todos los conceptos y formas que adoptan las retribuciones de lxs parlamentarixs andaluces. Por lo que quiero señalar que estaré a lo que decida mi grupo parlamentario sobre este asunto".

La decisión se conocía apenas una hora después de hacer pública su nota: dimisión. Así lo anunciaba en su cuenta de Twitter.

 

En su comentario de despedida en Facebook, Cano detallaba todos sus ingresos:

2.984,23 euros de nómina, "después de la retención" de Hacienda. Cano explica que se queda con su "salario como maestro", 2.250 euros, y dona el resto a Podemos "para el fondo de ayudas a diversos colectivos sociales".

340 euros a la semana para gastos de viaje y desplazamiento. "Son 1.360€ mensuales de los que dono una media de algo más de 700€ mensuales a mi partido (Podemos) que son el excedente después de descontar los gastos que realmente he tenido ya que en los desplazamientos a Sevilla o a cualquier otro destino en la variada actividad como diputado. Con ese dinero y el del resto de lxs diputadxs mi partido alquila un piso que compartimos 4 diputadxs como alojamiento en Sevilla y mantiene un fondo de ayudas a diversos colectivos sociales", explica literalmente en su comunicado.

0,25 euros por kilómetro "con motivo" de "plenos y comisiones", que totalizan una medida de algo más de 480 euros al mes. "Este importe por kilometraje lo liquido con mi partido a un importe inferior (a razón de 0,20€ por kilómetro) añadiendo el resto de kilómetros que realizo en otros desplazamientos dentro de la provincia de Jaén o a otros destinos en funciones de diputado, lo que suele igualar dicha cifra", reseña Cano.

Una obsesión de Teresa Rodríguez

Precisamente ha sido Podemos el partido que ha colocado el sistema de dietas del Parlamento andaluz en el punto de mira. La coordinadora general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, anunció en septiembre su intención de devolver los 8.640 euros que ha cobrado en concepto de dietas durante sus meses de baja por maternidad. "Son sobresueldos en B", afirmó Rodríguez.

Según denunció, estas dietas son inaceptables por diversos motivos, entre ellos estos tres: se cobran en enero y agosto, a pesar de que no hay actividad parlamentaria; también se cobran cuando los diputados están de baja; se cobran sin que los diputados tengan que presentar facturas de hotel o de transporte. Rodríguez comunicó más tarde que el Parlamento no le permite devolver las dietas.

 

Dimite el diputado andaluz de Cs que cobró viajes aprovechando sus desplazamientos al Parlamento

Dimite el diputado andaluz de Cs que cobró viajes aprovechando sus desplazamientos al Parlamento

Más sobre este tema
stats