La XII Legislatura

Los diputados andaluces, vascos y navarros de Unidos Podemos piden tener voz propia en el Congreso

Los diputados andaluces, vascos y navarros de Unidos Podemos piden tener voz propia en el Congreso

Las voces se multiplican en el grupo de Unidos Podemos en el Congreso de los Diputados. Los diputados vascos y navarros del partido morado negociarán un subgrupo dentro del de la coalición para tener voz propia en los debates que atañan a sus comunidades, y lo mismo plantean los parlamentarios andaluces, que buscan igualmente tener un perfil diferenciado en la confluencia. Si finalmente estos dos colectivos designan portavoces propios, éstos se unirían a los que tendrán En Marea, En Comú Podem y los diputados valencianos de Podemos, así como a Alberto Garzón, que ejercerá como representante principal de los diputados de IU.

Una vez constituida la Mesa de la Cámara con mayoría conservadora, parece muy complicado que las confluencias territoriales catalana, gallega y valenciana consigan el grupo propio que llevan en sus programas y que ya se les negó la legislatura pasada. La solución más probable es que, tal y como hicieron hace unos meses, En Comú Podem y En Marea se acaben integrando en un mismo grupo con Podemos, manteniendo su propia disciplina de voto y también la gestión de su propio presupuesto. Compromís, por el contrario, ya ha anunciado que si no obtiene grupo propio volverá a unirse al mixto, mientras que los diputados de Podemos elegidos por la coalición À la valenciana sí se quedarán en el grupo unitario.

Durante la anterior legislatura, Podemos acordó con las confluencias gallega y catalana que tendrían sendos viceportavoces en el grupo. Así, Xavier Domènech (En Comú Podem) y Alexandra Fernández (En Marea) se unieron a Ángela Ballester (diputada valenciana de Podemos) como representantes de las tres alianzas territoriales, en un grupo en el que el portavoz principal fue Íñigo Errejón y en el que Irene Montero también ejercía de portavoz adjunta. Así, en debates como el de investidura, Domènech y Fernández tuvieron unos minutos para expresar la postura de sus formaciones después de Pablo Iglesias, que fue quien acaparó la mayor parte del tiempo de intervención del grupo.

Pero, en la legislatura actual, el grupo parlamentario podría contar con más voces autorizadas. Y es que el líder de IU, Alberto Garzón, reclama tener un cargo formal en el grupo que proporcione visibilidad a la federación dentro de Unidos Podemos, y aunque oficialmente aún no se ha confirmado que esa exigencia se traducirá en una portavocía adjunta para el líder de IU, el propio dirigente reconoció el pasado lunes que esa es su pretensión en una entrevista en Radio Nacional de España.

Vascos y navarros piden su propio portavoz

Sin embargo, Garzón no es el único que busca ganar visibilidad en el grupo de Unidos Podemos y las confluencias. Los diputados vascos y navarros de la coalición –que no conformaron ninguna confluencia territorial en esas comunidades y se presentaron bajo las siglas de Unidos Podemos– han acordado pedir grupo parlamentario propio en el Congreso, aunque en vista de que es prácticamente imposible que la Mesa se lo conceda, planean integrarse como un "subgrupo" dentro del de Unidos Podemos, en palabras de la secretaria general de Podemos Euskadi, Nagua Alba.

De manera parecida se han expresado en los últimos días los parlamentarios andaluces de Unidos Podemos, que en enero ya plantearon la opción de que sus diputados –en esta legislatura son 11– obtuvieran un "reconocimiento especial" dentro del grupo el pasado mes de enero "dado el carácter de nacionalidad histórica de Andalucía, tal y como viene recogido en el Estatuto de Autonomía de Andalucía".

No obstante, los parlamentarios andaluces aún no saben si pedirán tener un portavoz propio dentro del grupo, algo que los vascos y los navarros sí que buscan, según fuentes del Podemos en esos territorios. "Queremos que se reconozcan las portavocías y los tiempos propios para que los territorios tengan voz", sostienen estas fuentes, que señalan que así se conseguiría "un grupo parlamentario federal, reflejo de la plurinacionalidad que defendemos". Sin embargo, señalan estos dirigentes, los diputados vascos y navarros no dan prioridad a que su subgrupo tenga la independencia económica que sí disfrutarán En Comú Podem y En Marea, que administran su parte del presupuesto del grupo común. "No nos interesan tanto las cuestiones económicas como las políticas", señalan.

"En realidad, no supone un cambio radical, porque los temas vasco-navarros ya los estábamos llevando nosotros", defiende en este sentido Ione Belarra, una de los dos diputados navarros de Unidos Podemos en el Congreso. Belarra afirma que conseguir un subgrupo serviría, fundamentalmente, para tener visibilidad dentro del grupo principal de la coalición y poder defender en la tribuna los temas que afecten a País Vasco y Navarra, y sostiene que si los diputados de esos territorios lo plantean de forma conjunta –algo que ha suscitado las críticas de formaciones como el PP– es porque ambas comunidades "tienen muchos elementos culturales y también muchos intereses en común".

Por su parte, Isabel Franco, diputada de Unidos Podemos por Huelva, explica que los parlamentarios andaluces aún no tienen claro si pedir o no un portavoz adjunto en el grupo de Unidos Podemos, y sostiene que esa decisión dependerá de la ejecutiva del partido morado en Andalucía. No obstante, Franco señala que deben ser los diputados andaluces los que defiendan la posición de Unidos Podemos en los temas que atañan a la comunidad, entre los que cuenta "las infraestructuras" en la comunidad, los planes de empleo específicos para Andalucía –la autonomía con una tasa de paro más alta– y el "encaje territorial" en España.

Rafael Hernando dice que el PP no negoció con los nacionalistas y habla de “decisiones individuales”

Rafael Hernando dice que el PP no negoció con los nacionalistas y habla de “decisiones individuales”

Más sobre este tema
stats