Conflictos en IU

La dirección de Cayo Lara critica la actitud “insumisa” y “autista” de IU Madrid

Eddy Sánchez, coordinador regional de IU-CM, en una imagen de archivo.

En Izquierda Unida cundía ayer el estupor. En el equipo de Cayo Lara no daban crédito al último gesto, uno más, de la federación madrileña: el envío a todos sus cuadros de una circular en la que desliza que no acatará en sus términos la última resolución de la Comisión Regional de Arbitraje y Control (CRAyC), que conmina al coordinador, Eddy Sánchez, a recomponer su ejecutiva, integrando, proporcionalmente, a los dos sectores minoritarios, Cambiar IU-CM y Frente Amplio. 

"No valen estrategias dilatorias. Las resoluciones de la Comisión de Garantías son de obligado e inmediato cumplimiento. Lo demás en insumisión", afirmaba ayer jueves un alto responsable cercano a Lara. Otro, a su vez, reprochaba a la cúpula de Izquierda Unida-Comunidad de Madrid (IU-CM) su "autismo", su desconexión con el discurso federal y la política de "unidad y suma", de incorporación de las minorías, impulsada por Lara desde que alcanzó la cima de IU, en 2008. La reflexión más compartida, según fuentes de Olimpo, la sede federal, es que "no se entiende" el comportamiento de Sánchez y de su equipo. No se piensa en la intervención de IU-CM, en montar una gestora, porque ese tipo de fórmulas expeditivas no casan con el talante del coordinador. Mientras, Frente Amplio y Cambiar IU-CM tronaron contra el aparato regional y anunciaron una respuesta "contundente".

El último desencadenante de las hostilidades fue una resolución de la CRAyC conocida este miércoles. El instructor del caso reconocía las contradicciones existentes entre dos artículos de los estatutos de IU-CM: el 12, que confiere al coordinador la potestad de proponer a la Presidencia Regional la composición de la ejecutiva, y el 17, que estipula que, si no hay consenso, se voten las distintas listas y se conformen los órganos de dirección bajo la óptica de la "pluralidad", distribuyéndose los puestos a elegir "por el sistema proporcional puro". Como no hubo acuerdo el pasado febrero entre la mayoría –el 51% que sustenta a Sánchez– y la minoría –el 49%–, la Comisión de Garantías entendió que la ejecutiva debe construirse con los mismos parámetros de proporcionalidad que el resto de órganos. Y adelantó su fórmula: si la cúpula la forman 29 miembros, 15 de ellos han de pertenecer a la mayoría de Sánchez, 11 a Cambiar IU-CM y tres a Frente Amplio. 15 contra 14. Un cambio más que relevante, dado que Sánchez gobierna una ejecutiva monocolor, sin presencia alguna de la oposición. 

El miércoles, IU-CM adelantó que no le gustaba el dictamen, aunque no lo recurriría a la Comisión de Garantías Federal. Prometió acatar, argumentando que no obstante ya se había comprometido ante Lara a integrar a las minorías. Pero no puso fecha. Ayer jueves, se conoció una circular distribuida entre los cargos orgánicos de la formación y firmada por el secretario del Área Interna, Carlos Gutiérrez, durísima contra la CRAyC. En el texto, Gutiérrez acusó al tribunal interno de llegar a conclusiones "claramente contradictorias" y de hacer "un ejercicio de fantasía al proponer la aplicación de fórmulas aritméticas para repartir la Comisión Ejecutiva sin compadecerse de que este órgano no es resultado de listas contrapuestas, sino del acuerdo político". Alegando que el informe de la CRAyC "se sustenta en la contradicción" de dos artículos (el 12 y el 17, hoy 18, según la nueva redacción de los estatutos regionales), se escuda en que debe ser la Presidencia quien "delimite el sentido y aclare el alcance de esta cuestión". "IU-CM no será dirigida desde un empacho de recursos, resuelto con más o menos fortuna por la CRAyC", remachó. 

El recuerdo de la primera ejecutiva de Lara

Gutiérrez confirmó a este diario que no se acatará la resolución en sus términos, confeccionando una ejecutiva proporcional al resultado de la asamblea, que refleje exactamente el juego del 51%-49%. "Es una caricatura lo del 15-14. Los estatutos dicen que la ejecutiva no es una cuestión de listas, sino una propuesta del coordinador que se somete a ratificación de la Presidencia. La dirección no tiene por qué tener 29 miembros, ni tiene por qué trasladarse el 51%-49% de la asamblea. La ejecutiva es el resultado del acuerdo político que el coordinador traslada a la Presidencia. No es una cuestión matemática, menos aún en el órgano de dirección que responde al equipo de trabajo del coordinador". El responsable del Área Interna justificó el recurso a la reunión de la Presidencia –que se celebrará antes de Navidad– a que los estatutos, en su artículo 40, le otorgan la capacidad de interpretar cualquier duda que pese sobre las normas. 

La circular envenenó y crispó el ambiente interno. Sorprendió, por descontado, a Olimpo. "IU-CM no tiene más salida que cumplir lo que dice la Comisión de Garantías. Si no está de acuerdo, que recurra a la Comisión de Garantías Federal. Pero si no recurre, debe acatar y punto. No tiene más vuelta de hoja. No puede ser intérprete de la CRAyC, no puede ser un tribunal de tribunales. Pero a Eddy y a su gente no les interesa dar una salida. No hay más estrategia que ganar tiempo. Ellos necesitan sobrevivir y no tienen otra forma que alargar el proceso. Pero mientras eso pasa, más se degrada IU-CM y más deja de ser un referente en la sociedad. Pero lo peor está por venir –preconizaba ayer un influyente miembro del equipo federal–. No porque haya más resoluciones, que las habrá, sino porque están en contradicción con la cultura de Cayo".

En Olimpo también sienta mal que Sánchez se comprometiera formalmente ante Lara, el pasado 13 de noviembre, a integrar a las minorías, y desde entonces nada se haya avanzado, y encima, a la primera de cambio, cuando hay una resolución de Garantías que podría servir al aparato regional como pista de aterrizaje para recomponer la dirección, envía una circular explosiva. "Están autistas", dictaminaba este dirigente. Otro responsable, con escaño en el Congreso, insistía en que no es posible que "Madrid esté al margen de la dinámica federal, que es de suma y unidad". "Es no entender lo que está pasando". 

Desde el federal rechazaron asimismo el argumento de que las ejecutivas no se construyen con la calculadora en la mano. Recordaron cómo fue la primera dirección de Lara, en 2008: cada una de las cinco familias obtuvo en la cúpula un peso proporcional a la fuerza que obtuvieron en la asamblea. Y en la actual estructura, también se sientan las minorías. No hay porcentajes porque en el último cónclave sólo concurrió una única candidatura de unidad, que encabezó Lara

"El enroque es su estrategia"

Más duras fueron las minorías. "Si ellos quisieran, esta resolución sería una ocasión estupenda para que Eddy nos convocara y buscáramos la imprescindible normalización. Pero su insumisión a Garantías demuestra que siguen en su espiral de tensión y exclusión", protestaba Hugo Martínez Abarca, de Cambiar IU-CM, quien desgranaba el memorial de agravios: la no ratificación aún de Sara Porras como coordinadora de Mujeres –pese a que tiene a su favor una resolución del tribunal interno federal–, la redacción de unos estatutos que "de facto rompen con el federal" o el incumplimiento de dictámenes "con variadas y pintorescas excusas". "El enroque es su estrategia. Es gravísimo que no acaten, pero hasta ahora habían tenido el recato de decir que acataban aunque luego en la práctica no cumplieran lo dictaminado". Martínez Abarca apuntaba que la tensión ya es tan grande que nadie "en el conjunto de IU", incluido el federal, puede "mirar con indiferencia", pues es una "falta de lealtad a IU, a IU-CM y a sus órganos, un suicidio". ¿Y por qué? El 49% lo atribuye a los "equilibrismos" que debe ensayar el 51%, compuesto a su vez por distintas familias, para asentar su "precaría mayoría". 

Para Tania Sánchez, líder de Frente Amplio, la ejecutiva de IU-CM "ha dado un golpe de mano que los sitúa fuera de la legalidad de IU". "Es una situación gravísima y sin precedentes". Su compañera María Espinosa advirtió de que "cumplir las normas es básico para el funcionamiento democrático de IU". Ambas, diputadas en la Asamblea de Madrid, anunciaron una "respuesta contundente" que aún debe meditar su colectivo. Cambiar IU-CM también cree que "algo hay que hacer" y medita qué pasos dar, pero una posibilidad que baraja la minoría es recurrir o pedir amparo a la Comisión Federal de Garantías. 

Este viernes, a las 18.30 horas, Cambiar IU-CM y Frente Amplio se reunirán en el instituto Cardenal Cisneros en una jornada abierta de diálogo que han titulado Caminando por la izquierda

IU plantea su reforma del Estado: derecho a decidir, referendos vinculantes y Justicia federal

IU plantea su reforma del Estado: derecho a decidir, referendos vinculantes y Justicia federal

Más sobre este tema
stats