PORTADA DE MAÑANA
Ver
La sombra de ETA sacude la campaña al alza de EH Bildu

Crisis en el PSOE

La dirigente andaluza que hasta ahora ha presidido el Comité Federal dice que ella y no Sánchez es quien manda en el PSOE

infoLibre

La dirigente del PSOE sevillano Verónica Pérez ha comparecido este jueves ante los periodistas a la puerta de la sede del PSOE en la calle Ferraz antes de solicitar formalmente la convocatoria de la Comisión de Garantías que que ratifique la disolución de la ejecutiva federal. 

Pérez ha ejercido como presidenta del Comité Federal, el máximo órgano del PSOE entre congresos, desde la elección de Sánchez como secretario general y la intención de los críticos es que sea ella quien pilote al partido hasta que se elija una gestora. De hecho, nada más llegar a la sede socialista, ha asegurado que ella, y no Sánchez, es ahora mismo la máxima autoridad del partido.

"En este momento la única autoridad que existe en el PSOE es la presidenta del Comité Federal que, les guste o no a algunos, soy yo, porque me eligieron mis compañeros y compañeras del Comité Federal", dijo a las puertas de Ferraz.

Sin embargo, los fieles a Sánchez, que defienden que éste sigue siendo el líder, alegan que Pérez no es presidenta del Comité Federal porque éste no es un órgano "estático", sino que su mesa se elige en cada reunión. Eso sí, la sevillana ha presidido el órgano cada vez que se ha reunido desde julio de 2014.

Según informa la agencia de noticias Europa Press, Pérez señaló a las puertas de la sede del PSOE que "cualquier militante de este partido sabe que cuando dimite o bien el secretario general o dimite más de la mitad de sus miembros eso significa inmediatamente la disolución de esa ejecutiva" y criticó a Pedro Sánchez por tratar de "atrincherarse en Ferraz".

"Eso no es estar a la altura de lo que merece este partido, estas siglas y los valores que representamos y que tiene el PSOE", señaló Pérez que, militante socialista desde los 14 años, dijo sentir "mucha pena lo que pasa" y pidió "responsabilidad" a todos.

Disputa por la Comisión de Garantías

Por otro lado, mientras los críticos aseguran que hoy se reunirá la Comisión de Garantías del PSOE para analizar su petición de dimisión de la Ejecutiva, los fieles a Sánchez aseguran que no habrá tal reunión porque la presidenta de éste órgano, la vasca Isabel Celaá, no la ha convocado.

Las normas establecen que la Comisión de Garantías debe convocarla su secretario a instancias de su presidente y debe reunirse con un quórum mínimo de la mitad más uno de sus miembros.

Este órgano está formado por cinco socialistas, de los que, en principio, habría tres próximos al sector que encabeza la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y otros dos más afines a Sánchez.

Entre estos últimos está la presidenta del órgano, Isabel Celaá, militante del PSE y exconsejera de Educación en el Gobierno de Patxi López en el País Vasco. El otro miembro afín es Félix Bolaños.

Mientras tanto, se considera que están más cercanos al sector crítico Wilfredo Jurado (militante del PSOE de Madrid próximo a Tomás Gómez), la eurodiputada aragonesa Inés Ayala y la consejera andaluza María Jesús Montero.

Al respecto de la Comisión de Garantías, la dirigente del PSOE-A Verónica Pérez aseguró que durante el día de ayer llamó a todos los miembros de la comisión pero que solo Isabel Celaá no atendió a su llamada. "Quiero pensar que nadie está secuestrando la voluntad de la Comisión de Ética y Garantías del PSOE", declaró.

"Espero que hayan descansado y pensado y que esa comisión asuma su responsabilidad", prevé la socialista, que recalcó que ese órgano debe asumir su responsabilidad y emitir un informe que ella necesita para "poder abordar y actuar con responsabilidad y con garantías jurídicas en el Comité Federal del próximo sábado". "Quiero pensar que los compañeros han reflexionado y van a convocar", recalcó.

Pidió reunirse con Organización

La dirigente del PSOE andaluz  solicitó este jueves reunirse con algún miembro de Secretaría de Organización del PSOE para preparar el Comité Federal del próximo sábado y está a la espera de que alguien le reciba. Finalmente se marchó de Ferraz "después de dos horas esperando en elhall" sin que nadie le dé la información, como ella mismo comunicó a su salida de Ferraz y recoge Europa Press. Así lo explicaron fuentes próximas a la también secretaria general del PSOE de Sevilla mientras ella ha permanecido en el interior de la sede socialista de la calle Ferraz.

Esto ocurría mientras 16 de los 18 miembros fieles a la dirección del PSOE permanecían dentro de la sede socialista, donde fueron convocados ayer por el secretario general, Pedro Sánchez. 

Pedro Sánchez no es más que un militante

Preguntada por si preveía encontrarse con Pedro Sánchez, incidió en que no se tiene que reunir "con compañeros que no ostentan un cargo y que no son más que militantes". "No me voy a reunir con nadie, sino que vengo al registro y voy a hablar con algunos compañeros de la organización para que el Comité Federal del próximo sábado se desarrolle con normalidad", recalcó.

Además, afeó que la dirección socialista haya dicho "muchas cosas" y haya apuntado a que los críticos quieren "intentar evadir la decisión de la militancia" y recordó que la elección de la cúpula socialista por parte de los militantes es una conquista de todo el partido. "No lo consiguió ni Pedro Sánchez ni su Ejecutiva sino toda la militancia y así va a seguir siendo".

Pérez calificó de "mezquino" que "haya gente que intente apropiarse de lo que ha sido conquista de todos" y concluyó indicando que el PSOE es "un partido grande y fuerte" y "no patrimonio de nadie".

El PSOE no es de su dirección federal "sino de su militancia y de la sociedad española", recalcó la socialista andaluza, que se mostró convencida de que así van a seguir siéndolo. "Empezaremos una nueva etapa de regeneración y daremos momentos muy importantes para este país", aseguró.

Más sobre este tema
stats