Crisis del coronavirus

La empresa que aloja a Ayuso en una suite de lujo cedió hoteles a Madrid con un simple acuerdo verbal

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Room Mate SA, la cadena en dos de cuyos apartamentos de lujo  se aloja Isabel Díaz Ayuso con una especie de tarifa plana de 2.400 euros por mes cedió a la Comunidad de Madrid con un simple acuerdo verbal hoteles para atender a personal sanitario y a mayores trasladados desde residencias de ancianos. Así lo han reconocido fuentes de la Consejería de Políticas Sociales, gestora de dos de los seis hoteles cedidos por la empresa de Kike Sarasola mientras dure el estado de alarma. 

Encargada de regir de modo temporal otros cuatro hoteles propiedad de Room Mate, estos destinados a albergar a sanitarios desplazados desde otros territorios o que temen el contagio para sus familias, la Consejería de Sanidad se mantuvo en silencio tras las reiteradas preguntas de este periódico. El gasto previsto para esos seis hoteles asciende a un millón de euros. Pero ese límite no tiene por qué necesariamente agotarse, aseguran fuentes del Ejecuivo.

Dirigida por Enrique Ruiz Escudero, del PP, la Consejería de Sanidad de Madrid tiene en total a su cargo 35 hoteles que de manera temporal prestan servicios públicos esenciales. Ninguno de ellos es el que, propiedad del grupo de Sarasola, se alza muy cerca de la Plaza de España y al que se trasladó Ayuso "el 16 de marzo". Esa es la fecha que remarcan los portavoces oficiales de su Gobierno.

Ante el silencio de Sanidad no es posible por tanto saber si tampoco en esos 35 hoteles consta documento de acuerdo previo suscrito con sus propietarios. O, por citar la expresión de uno de los juristas consultados, "un informe de estado de situación". ¿El objetivo de ese tipo de documentos? Detallar cómo se encuentran las instalaciones en el momento de la entrega y se conjure así el riesgo de discrepancias sobre el alcance de los eventuales daños una vez devueltos los bienes a sus dueños. Y sobre el alcance, también, de las indemnizaciones exigibles.

La habilitación de los dos hoteles para ancianos que viven en geriátricos quedó plasmada en una Orden de la Consejería de Políticas Sociales inserta en el boletín oficial de Madrid (BOCM) del 8 de abril. En el artículo reservado al régimen de responsabilidad, el punto 4 señala lo siguiente: "En caso de producirse daños en las instalaciones como consecuencia de la ocupación temporal, el titular del establecimiento tendrá derecho a la indemnización que proceda de acuerdo con la normativa aplicable, previa solicitud". Firmada por el titular de Políticas Sociales, Alberto Reyero, de Ciudadanos, es la única orden que ha logrado localizar este periódico. No ha sido posible encontrar las emitidas para la habilitación de hoteles gestionados por Sanidad, tanto para descanso de personal sanitario como para su medicalización y posterior ingreso de pacientes con el coronavirus.

La cesión de los hoteles, remachan tanto el Ejecutivo regional como los portavoces de la empresa, es gratuita. Y Room Mate –sujeta a un ERTE del que sus responsables declinan ofrecer detalles– no ingresará ni un euro de la Administración madrileña. De los dos hoteles para usuarios de geriátricos que puedan valerse por sí mismos y que no hayan dado positivo en las pruebas sobre el covid-19, solo uno está en funcionamiento.

La adjudicación que no existió

La tarde del martes, el portal de contratos de la Comunidad publicó la adjudicación de un contrato a Room Mate SA por 565.749,58 euros que horas más tarde desapareció de la pantalla. Pero ese contrato, insiste el departamento de Reyero, nunca existió. Y su inclusión en el portal de transparencia fue fruto de "un error humano" por parte de quienes manejaron el informe que el 6 de mayo derivó en un acuerdo del Consejo de Gobierno que cifraba en 806.193,15 euros la cuantía total del gasto exigido para habilitar los dos hoteles y garantizar la alimentación, la atención sanitaria, la limpieza y otros servicios requeridos por sus usuarios temporales. Ese informe atribuía un coste de 565.749,58 euros a la cobertura de necesidades básicas en uno de los dos hoteles –el Room Mate Alba– y de 240.443,57 euros para el otro, el Room Mate Alicia.

Para entonces, aseguran las fuentes consultadas, Políticas Sociales ya consideraba que no debía firmarse ningún contrato para habilitar el Room Mate Alba. ¿Por qué aprobó entonces el Consejo de Gobierno aquel 6 de mayo la cifra de 565.749,15 euros como si el contrato fuera a firmarse? Por precaución y por si la situación hacía preciso ese gasto, vienen a decir los portavoces cuya versión recabó infoLibre.

El contrato para la prestación de servicios en el Room Mate Alicia recayó el 16 de abril sobre la Coordinadora del Tercer Sector, una plataforma que agrupa a distintas ONG. Su portavoz, Rafael Escudero, enfatizó en contacto telefónico con infoLibre su convicción de que la difusión de un inexistente contrato con Room Mate obedeció a un error por el que la Coordinadora exige responsabilidades. Según Escudero, fue la propia plataforma la que aconsejó a la Consejería que no habilitase el Room Mate Alba. Y que, en consecuencia, "no se adjudicase ningún contrato para prestar allí servicios".  El que sigue fue uno de sus argumentos: "En un sitio donde hay hasta pan de oro en la decoración y donde usar un nebulizador para desinfectar las habitaciones se carga el papel que cubre las paredes no es posible hacer nada sin dejarlo en malas condiciones".  El diagnóstico de Escudero enlaza así con la pregunta de qué ocurrirá con los eventuales daños que se detecten tras la devolución de los inmuebles y cómo se fijará su coste.

Unidas Podemos registra peticiones de información sobre los contratos a la cadena hotelera en la que se aloja Ayuso

Unidas Podemos registra peticiones de información sobre los contratos a la cadena hotelera en la que se aloja Ayuso

Más sobre este tema
stats