Cataluña ante el 1-O

Errores, excesos y patinazos de la campaña electoral del 1-O

Multitudinaria manifestación de estudiantes de secundaria y universitarios a favor del referéndum.

Este viernes terminó la que ha sido la campaña electoral más tensa que ha vivido Cataluña. Desde el principio se preveía caliente y lo cierto es que, según han ido avanzando los días, la crispación no ha dejado de aumentar. Las posiciones enfrentadas entre los partidarios de celebrar el referéndum y los que no apoyan la convocatoria no han variado ni un ápice estos quince días.

La campaña se ha desarrollado con protestas en la calle de forma casi permanente, tal y como pidieron las fuerzas independentistas. Y no han faltado algunos momentos en los que la campaña se ha visto enturbiada por algunas acciones y declaraciones que han avivado la crispación. Por poner dos ejemplos: la diputada de la CUP Mireia Boya acusó a Mariano Rajoy de "maltratador" por tratar de remediar por todos los medios que haya urnas este domingo, mientras que el Partido Popular lanzó en redes un vídeo para denunciar la "hispanofobia" del nacionalismo catalán.

infoLibre repasa los principales errores, excesos y patinazos cometidos durante estos quince días de campaña.

  Los independentistas

Acusados de acosar a los que no son partidarios del 1-O

El pasado miércoles, el fiscal general del Estado ordenó a las fiscalías de Cataluña investigar las supuestas campañas de odio, amenazas y coacciones dirigidas a alcaldes, funcionarios y particulares que no quisieran participar en la organización del 1-O. "Ningún ciudadano puede sufrir efecto negativo alguno por el estricto cumplimiento de la ley", dijo en su resolución. 

La Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural propagaron a través de sus webs –ahora cerradas– y redes sociales campañas con instrucciones para identificar a los no independentistas y a los indecisos con el objetivo de convencerles de que vayan a votar. Las normas llamaban a cada persona a convencer a otros siete ciudadanos que "tengan miedo, duden o sean contrarios a la independencia".

También los medios, según denunció este jueves Reporteros Sin Fronteras, han sido objetos de "ciberacoso en redes sociales" y de "presiones del Govern", que han creado "una atmósfera tóxica contra la libertad de prensa".

El cartel de Arran y las polémicas declaraciones de la CUP

Arran –asociación juvenil ligada a la CUP– publicó un polémico cartel en el que pedía, de manera expresa, señalar a los alcaldes contrarios a ceder espacios para la celebración del 1-O. El portavoz del Govern, Jordi Turull, se desmarcó de la campaña, indicando que su Ejecutivo no es partidario de "que señalen a nadie". 

La actuación de la CUP tampoco ha estado exenta de polémica. La diputada del partido Mireia Boya llamó este miércoles a romper los precintos que la Fiscalía ordenó colocar en los colegios electorales y, además, acusó a Mariano Rajoy de "maltratador". "Nos quiere dar una paliza, nos trata como una colonia", afirmó. 

Tardà: "Habréis cometido un delito de traición"

"Nosotros y vosotros tenemos el compromiso de parir la República, pero quien la ha de capitanear sois vosotros y, si no lo hacéis, habréis cometido un delito [...], una traición a la tierra". Estas fueron las palabras pronunciadas por el portavoz de ERC , Joan Tardà, a los 3.000 estudiantes que se congregaron a las puertas de la Universidad de Barcelona, en una de las muchas manifestaciones convocadas en Barcelona a favor del referéndum del 1 de octubre.

Más tarde, en declaraciones a TV3, se reafirmó en sus palabras asegurando que "la juventud debe ser la clave, de lo contrario, renegarían de su pasado histórico", que plantó "cara al franquismo". 

Puigdemont: "No recuerdo lo que voté"

El president de la Generalitat, Carles Puigdemont, admitió el pasado domingo en el programa Salvados que votó en contra de dos mociones de apoyo a la autodeterminación del Kurdistán y el Sáhara en el Parlament en el año 2014. "No recuerdo lo que voté", aseguró después de afirmar que estaba "a favor del referéndum de autodeterminación de todos los pueblos". Tras recordarle Jordi Évole su voto contrario a ambos referéndum en el Parlament, el president matizó que "no había referéndum convocado en aquellas circunstancias".

Además de esta polémica respuesta, el president también aseguró que el Govern no hace campaña por el sí a la independencia aunque, según indicó, el Gobierno presidido por Mariano Rajoy sí hace campaña por el no. Además, preguntado por si hay un porcentaje de participación que valide la votación, insinuó que un 15% sería suficiente, "o un 25%, da igual, no importa", añadió después.

Acampadas en los colegios

Varias asociaciones de padres y madres de alumnos han decidido organizar acampadas y "fiestas del pijama" en los colegios electorales catalanes para, de esta forma, sortear la orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por la que se ha ordenado el cierre de los centros para impedir la votación.

El portavoz de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Cataluña (FAPAC), Alex Castillo, ante la posibilidad de que se produzca una intervención policial destinada a cerrar los colegios, manifestó que "pensar que se está utilizando a los niños como escudos humanos es ridículo". No obstante, el Ministerio de Educación ya envió un requerimiento a la consejera de Enseñanza de la Generalitat en el que exige que "depure responsabilidades" por la "utilización de alumnos" en actos de apoyo al 1-O.

  El Gobierno y el pp

Campaña del PP contra la "hispanofobia"

El Partido Popular lanzó este martes una campaña en las redes sociales para denunciar la "hispanofobia" que, a su juicio, tiene el independentismo catalán. En el vídeo, que acompañaron con la frase "no es democracia, es hispanofobia", aparece una secuencia de varios discursos polémicos de políticos catalanes. Por ejemplo, emplean una antigua declaración del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol en la que se refiere al "hombre andaluz" como un individuo "anárquico" y "destruido" que vive "en un estado de ignorancia". 

A pesar de haber seguido empleando el hashtag #hispanofobia para publicar varios mensajes relacionados, el PP ha negado que estas acciones busquen ningún tipo de "enfrentamiento" ni "confrontación" con los independentistas. En cambio, según el vicesecretario de Sectorial del PP, Javier Maroto, "solo provoca la reacción de lo que cada uno considere al escuchar esas declaraciones".

La campaña ha despertado malestar incluso entre miembros del propio Gobierno y del PP, ya que entienden que va contra la orden de Rajoy de no atizar el fuego de la confrontación antes del 1-O. 

Maza amenaza con la detención de Puigdemont

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, afirmó este lunes que, hasta ahora, a la Fiscalía no le ha parecido "oportuno" solicitar la detención del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, por presunta malversación –delito castigado con penas de cárcel–, aunque sí reconoció que es una posibilidad "abierta". Además, recalcó que la Fiscalía está convencida de que Puigdemont está cometiendo delitos de prevaricación, desobediencia y malversación por los preparativos del referéndum. 

En relación a estas declaraciones, el portavoz del Govern y conseller de Presidencia, Jordi Turull, aseguró que no se puede "ni imaginar" que se detenga a Puigdemont por organizar el 1-O. Criticó el "ardor guerrero y las intimidaciones" contra el proceso independentista y defendió las intenciones del Govern de centrarse en la votación y no entrar en una guerra de declaraciones. "Han venido por tierra, mar, disfrazados de 'chiquipark' y por aire, pero estas intimidaciones no frenarán la determinación de un pueblo a decidir", sentenció. 

Vítores y banderas de España para despedir a la Guardia Civil

Numerosos efectivos de la Guardia Civil marcharon esta semana hacia Cataluña en el marco de los preparativos del Gobierno frente al 1-O. A la salida de sus vehículos de las dependencias policiales en varios lugares como Huelva o Córdoba, se concentraron varios ciudadanos para mostrar su apoyo a los agentes. La polémica llegó con las proclamas lanzadas para despedirles, especialmente los gritos de "¡A por ellos!"

 

La despedida más controvertida fue la cordobesa, donde los agentes salieron a pie entre un paseíllo de personas que les aplaudían y repetían las mismas proclamas. El Ministerio del Interior desautorizó este acto y aseguró que no estaba autorizado y que, además, no volvería a permitirse en un futuro

"Quiero ver a la Policía y Guardia Civil dando hostias como panes"

El portavoz del PP en Gibraleón (Huelva), Manuel Gómez, publicó esta semana un polémico mensaje en su perfil de la red social Facebook en la que indicaba que quería ver a la Policía y a la Guardia Civil "dando hostias como panes" en Cataluña, haciendo referencia al operativo policial desplazado en los últimos días. 

Ante ello, el vicesecretario de Organización del Partido Popular andaluz, Antonio Martín, declaró que se trata de unas declaraciones "muy desafortunadas e inapropiadas" que "no reflejan la opinión del Partido Popular" sobre las actuaciones de las fuerzas de seguridad en Cataluña. Así, mostró su "rechazo más absoluto" a este tipo de comportamientos, contrarios a la "postura rigurosa, prudente y responsable" que "está manifestando el Gobierno y el Partido Popular".

El propio Gómez publicó una carta de disculpa en la misma red social admitiendo que se equivocó y que hizo "un mal comentario en un mal momento, fruto de un momento de indignación" del que, asegura, se arrepiente. "Estuve desafortunado y por ello quiero pedir disculpas a todas aquellas personas que se sientan o se hayan sentido molestas por mi culpa", explica. 

Llamamiento a escuchar el himno y a jurar la bandera de España

El PP de la Comunidad de Madrid lanzó un llamamiento el pasado 7 de septiembre a escuchar el himno de España en respuesta a la aprobación de la Ley del referendum por el Parlament, que se produjo un día antes. "Ante lo ocurrido en el Parlament, incluido lo de Podemos, ahora más que nunca ¡SUBE EL VOLUMEN!", escribió el partido liderado por Cristina Cifuentes en un mensaje publicado en la red social Twitter. 

Pero esta fue solo la primera acción del PP en Madrid. Esta semana, el Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento de la capital elevó al Pleno una propuesta para que la capital "se engalane" el Día de la Hispanidad con la bandera nacional en "un tributo" a la Constitución, una jornada para la que proponen medidas como una jura de bandera. Lo dijo su portavoz, José Luis Martínez-Almeida, que señaló que este año esta fecha cobra especial importancia "por el desafío a la Constitución planteado por los independentistas". 

Además, la propia Cifuentes defendió este jueves su decisión de colgar la bandera de España en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional. "No puede verse por parte de nadie como elemento de crispación", defendió en declaraciones a los medios. "Creo que es una buena ocasión de poder colocar las banderas como lo están haciendo muchos españoles", sentenció. 

Un diario escocés publica una encuesta 'prohibida' en Cataluña: el 'sí' ganaría con un 83%

Un diario escocés publica una encuesta 'prohibida' en Cataluña: el 'sí' ganaría con un 83%

Más sobre este tema
stats