Elecciones catalanas 27-S

El exalcalde de Badalona García Albiol, candidato del PP catalán

Alicia Sánchez-Camacho, flanqueada por Andrea Levy y Xavier García Albiol, este 28 de julio de 2015 en Barcelona.

infoLibre

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, anunció este martes que no será finalmente la candidata del partido a las elecciones del 27 septiembre, y cede el testigo al exalcalde de Badalona Xavier García Albiol, que asume el reto de remontar unas encuestas que apuntan a una debacle de los conservadores en los comicios de otoño.

En un comité ejecutivo convocado de urgencia, Camacho anunció que da un paso atrás –aunque seguirá como presidenta hasta el congreso de 2016–, y propuso que el candidato sea Albiol y que su número dos en la lista sea la vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy.

Ellos dos serán los primeros nombres de una lista que debe configurarse a contrarreloj –el plazo para presentarla es hasta mediados de agosto– y sobre la que ahora deberán negociar Camacho y el propio Albiol, ya que habrá que ver cuál es el margen que tiene el nuevo candidato para incorporar a su propio equipo.

De momento, Camacho aprovechó el nombramiento de Albiol como candidato para reforzar a tres nombres de su círculo más cercano: la propia Levy –que será número dos por Barcelona–, Enric Millo –al que refuerza como vicesecretario oficializándole como portavoz– y Juan Milián, que desde hace un mes es el sustituto de Levy al frente de Estudios y Programas en el PP catalán.

Tras la debacle de las elecciones municipales, en las que el PP catalán sólo logró una alcaldía, ya hubo voces en el partido que reclamaron un "cambio profundo" en la formación, con el objetivo de evitar que los conservadores se convirtieran en una fuerza residual en Cataluña, unos cambios que se han hecho esperar hasta el último minuto.

En su intervención ante el comité ejecutivo, Camacho ensalzó a Albiol como el mejor candidato a la Generalitat avalado por su trabajo en Badalona –el mejor alcalde que ha tenido la ciudad, ha dicho–, y le agradeció "su lealtad, su trabajo, su compromiso, su profesionalidad y su vocación por el PP".

La dirigente conservadora aseguró que la decisión se ha tomado desde el PP catalán y que le comunicó hace meses al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que, según fuentes conservadoras, podría visitar Cataluña en los próximos días para participar en un acto de lanzamiento del nuevo candidato.

Camacho negó también que la decisión responda a que está cansada, y, como este lunes, afirmó que está en plena forma y mantiene intacto su compromiso con el partido, un compromiso en el que ha enmarcado el gesto de "generosidad" de dar un paso al lado para propiciar una candidatura de renovación.

El peso del legado

Con esta decisión, Camacho dejará de ser la voz de los conservadores en el Parlament, después de dos legislaturas en las que ha logrado los mejores resultados de la historia del partido, pero en la que en los últimos meses ha acusado el desgaste tanto por el proceso soberanista como por la polémica a raíz de su almuerzo con la expareja de Jordi Pujol Ferrusola Maria Victoria Álvarez.

Precisamente no empañar sus buenos resultados cosechados hasta ahora con la mancha de una debacle electoral ha sido uno de los factores que ha pesado en la decisión de Camacho, que empezó y acabó su discurso con alusiones al "ciclo de éxito" que ha supuesto para el partido su etapa al frente del PP catalán.

Está por ver qué papel desempeña ahora Camacho, que seguirá como presidenta del partido hasta el congreso de 2016 –en el que Albiol aparece claramente como el nombre a sustituirla– y a la que todo el PP catalán cree que Rajoy recompensará con un papel destacado de cara a las elecciones generales previstas para finales de año.

La exnovia de Pujol Ferrusola acusa a Zaragoza y a Sánchez-Camacho de organizar la grabación de La Camarga

La exnovia de Pujol Ferrusola acusa a Zaragoza y a Sánchez-Camacho de organizar la grabación de La Camarga

Más sobre este tema
stats