Tribunales

El expresidente del TC avisa a los nuevos magistrados que han de “dar ejemplo” y hacer una labor “honesta y discreta”

El nuevo magistrado del Tribunal Constitucional Enrique Arnaldo Alcubilla jura su cargo ante Felipe VI.

El presidente saliente del Tribunal Constitucional (TC), Juan José González Rivas, ha advertido este jueves, en el discurso de su despedida, que los magistrados de este órgano han de “dar ejemplo” y llevar a cabo una labor “honesta y discreta”. Así lo ha dicho ante los nuevos miembros del órgano, entre los que está Enrique Arnaldo, sobre quien se han publicado conductas poco ejemplares en los últimos años en su trabajo como letrado del Congreso y sus negocios privados.

“Como se ha puesto de relieve en el XVIII Congreso de la Conferencia de Tribunales Constitucionales europeos, los tribunales constitucionales han de estar a la altura de unos estándares muy exigentes, ya que se les ha confiado la protección e interpretación de la Constitución. En esta conferencia se ha subrayado que los magistrados constitucionales deben dar ejemplo para tener cabida en este importante órgano constitucional del Estado y sus decisiones han de estar debidamente motivadas”, ha afirmado.

En el discurso que tenía preparado, el ya expresidente del TC había escrito que los magistrados constitucionales deben “ser ejemplo de virtud y decencia”, pero finalmente ha optado por omitir estos dos sustantivos y los ha sustituido por “dar ejemplo”.

Posteriormente, ha subrayado que de su experiencia en el tribunal extrae que “la labor de magistrado, para resultar efectiva, debe ser honesta, constante y discreta y que la jurisdicción constitucional reclama laboriosidad, serenidad y moderación, nunca crispación, crítica o estridencia”.

“Pienso que las legítimas aspiraciones profesionales o, incluso, el prestigio personal del magistrado, deben ponerse al servicio de la justicia constitucional a fin de alcanzar el objetivo de la mejor tutela de los derechos de los ciudadanos y la adecuada defensa del Estado de Derecho”, ha apuntado.

González Rivas, que cesa este jueves como magistrado al haberse agotado su mandato, estima que “el fuero interno del juez, en el que radica la esencia de su imparcialidad, debe ser debidamente ilustrado con un profundo estudio de los asuntos a considerar y que dicha actitud ética constituye un fuero inviolable que debe ser respetado por todos: ciudadanos, poderes públicos y medios de comunicación”.

El Constitucional elige por unanimidad al conservador González-Trevijano como nuevo presidente

El Constitucional elige por unanimidad al conservador González-Trevijano como nuevo presidente

Más sobre este tema
stats