Independentismo

Forcadell defiende el derecho a pronunciarse sobre la independencia

infoLibre

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, defendió este viernes, en su declaración como investigada ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), que actuó en todo momento "conforme a la ley" al permitir debatir y votar las conclusiones de la comisión constituyente el 27 de julio de 2016 en la cámara.

Según informaron fuentes judiciales, se negó en su declaración a contestar las preguntas de la magistrada Maria Eugènia Alegret y de los fiscales, y accedió únicamente a responder a las cuestiones de su abogado.

Forcadell también dijo que ese debate en la cámara era un acto político y defendió: "Si la gente en la calle puede hablar de la independencia, ¿cómo no van a poder hacerlos parlamentarios?". La presidenta del Parlament también le pidió a las magistradas que garanticen su "inviolabilidad" parlamentaria.

Según explicaron fuentes jurídicas, recordó a la juez y a los fiscales que, como Poder Judicial, son los garantes del derecho a la inviolabilidad de los diputados, igual que ella es la responsable de proteger la inviolabilidad de todos los diputados de la cámara.

Antes de la declaración, varios centenares de personas se reunieron a las puertas del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) para arropar a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell.

Convocados por las entidades soberanistas, recibieron a Forcadell a su llegada al Palacio de Justicia con proclamas de "Adiós TC'; Viva la tierra, libre" "Fuera, fuera fuera, la justicia española"; "Independencia" y con pancartas que rezaban "Esto va de democracia", "Ni un paso atrás", "Sin miedo" y "Nunca caminaréis solos".

La concentración se suma al acto de apoyo que protagonizaron alcaldes y cargos electos a las puertas del Parlament, donde Forcadell se encontró con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y con la práctica totalidad de los miembros del Govern, según informa Europa Press.

Asistieron, además, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont; el vicepresidente Oriol Junqueras, los expresidentes del Parlament Joan Rigol y Ernest Benach, el expresidente catalán Artur Mas y los líderes de las entidades soebranistas Jordi Cuixart (Òmnium Cultural), Jordi Sànchez (ANC) y Neus Lloveras (AMI).

Tras la concentración, Forcadell y los cargos electos salieron juntos en comitiva hacia la sede del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) por el paseo dels Til·lers, entre gritos y proclamas a favor de la independencia. En la comitiva también destacó la presencia del primer teniente de alcaldes de Barcelona, Gerardo Pisarello, además de diputados de la CUP como Gabriela Serra, el líder de JxSí en la Cámara, Jordi Turull, y el de SíQueEsPot, Lluís Rabell.

La comitiva avanzó por el paseo dels Til·lers del Parc de la Ciutadella, donde hizo un parón en el camino para fotografiarse con una letras de tamaño gigante con el lema DemocraciaDemocracia.

La mayoría de alcaldes que asistieron a la concentración –Joan Ramon Casals de Molins de Rei y Dionís Guiteras del Moià, entre otros–, acudieron con la varas de mando, que exhibieron para reivindicar que el poder municipal está con la presidenta.

En la confluencia del paseo dels Til·lers con el de Pujades, el presidente de la Generalitat abandonó la comitiva junto con su equipo de seguridad, y es que el Govern ya había advertido de que no se manifestaría ante el tribunal.

Según explicaron fuentes del Govern, Puigdemont no la acompañó hasta la puerta del TSJC para seguir el criterio que siguió el expresidente cuando  Artur Mas no acompañó hasta el mismo lugar a la exvicepresidenta Joana Ortega ni la exconxellera Irene Rigau –Mas sólo acompañó hasta la puerta al exportavoz del Govern Francesc Homs, porque entonces ya no era presidente–.

Los soberanistas dieron una imagen de unidad tras una semana marcada por los desencuentros de JxSí y la CUP después de que los anticapitalistas quemaran fotos del rey y evidenciaran una estrategia de desobediencia que no comparte el Govern. También acudieron a la concetración de apoyo los miembros de la CUP David Fernández y Antonio Baños.

Pablo Iglesias asegura sentir "vergüenza"

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, afirmó que le "avergüenza como español y demócrata" que la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, vaya a ser juzgada "por permitir una votación que convoca un referéndum". Iglesias se expresó así en un comentario publicado en su cuenta de Twitter.

El conseller de Asuntos Exteriores de la Generalitat, Raúl Romeva, y el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, también apoyaron públicamente a Forcadell, asegurando que es perseguida por hacer "pura y neta democracia" y que la internacionalización del proceso sobranista es "inevitable".

 

La presidenta del Parlament reclama al TS su inviolabilidad como garantía de la separación de poderes

Más sobre este tema
stats