Elecciones municipales

Ganemos Madrid y Podemos crearán un partido para pelear por la Alcaldía de la capital

Celia Mayer, portavoz de Ganemos y Jesús Montero, líder de Podemos Madrid, este 29 de enero en el espacio Ecooo de Madrid.

Ni coalición electoral (como quiere Izquierda Unida), ni agrupación de electores (como quería, "preferiblemente", Podemos). Ganemos Madrid se constituirá como partido "instrumental" para las elecciones municipales del 24 de mayo. Se evita así la "sopa de siglas" que suponía la coalición electoral –y que el partido de Pablo Iglesias rechazaba por completo– y la recogida de firmas de los votantes, que habría requerido la agrupación. Se opta, por tanto, por una vía intermedia, la constitución de un nuevo partido para poder concurrir a los comicios. Después se irá dilucidando su futuro. Lo que en ningún caso aparecerá debajo de la marca –aún por decidir– son las siglas de las formaciones que finalmente se sumen. 

Esa es la sustancia del acuerdo alcanzado por el espacio Ganemos Madrid y Podemos, hecho público en rueda de prensa este jueves y presentado por una de las portavoces de la plataforma, Celia Mayer, y el secretario general del partido morado en la ciudad, Jesús Montero. Aunque entre los asistentes al acto en el espacio Ecooo, en el céntrico barrio de Lavapiés –lleno total–, se encontraban los candidatos de IU al Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, Mauricio Valiente y Tania Sánchez, además de la diputada regional María Espinosa y de la concejala en el Consistorio Milagros Hernández. Y también los coportavoces de Equo Madrid, Inés Sabanés y Pablo Aldama, y el dirigente de Por Un Mundo + Justo Miguel Ángel Vázquez. 

Según Mayer y Montero, la fórmula jurídica elegida, partido político, "no tiene vuelta atrás", porque es "la óptima" y la más "útil". Con una única salvedad: que los firmantes –Podemos y los que están integrados en Ganemos, como Equo y teóricamente IU, más la constelación de movimientos y activistas– no validen este "marco de entendimiento" en sus respectivos órganos, y deberán hacerlo antes del 15 de febrero. Durante la rueda de prensa, Mayer y Montero subrayaron que el mecanismo por el que se han decantado es puramente "instrumental", para cumplir con la legislación. Pasado un tiempo, se verá qué pasa con él, ya que se irá analizando después de las elecciones. La elección del formato de partido instrumental ha sido "fruto del diálogo y para facilitar" que todos los actores puedan "sacar adelante la candidatura", según indicó Montero, quien dijo que no competirá para ser alcalde. 

El modelo que ofrecía más facilidades y ventajas

Esta mecanismo permite acceder a "todas las facilidades de un partido formalmente constituido", como subvenciones, y "ninguna de las dificultades de la agrupación de electores", que es exclusiva de cada proceso electoral y requiere la recogida de firmas de los votantes. Basta con presentar la solicitud al Ministerio del Interior, que a su vez da un año para que se proceda a la constitución formal. 

La marca electoral no será Ganemos, porque ya había sido registrada por un concejal catalán para luego poder exigir ser dirigente de Guanyem Barcelona. El edil, Julià de Fabián, lo inscribió en catalán y en todas las lenguas del Estado. Aún no está decidido cómo se elegirá el nuevo nombre, pero sí que se mantendrá en secreto hasta que se registre, para que no ocurra lo mismo. El documento, no obstante, subraya que la marca "no llevará los logos de ningún partido ni organización", como quería Podemos. "Será una imagen única para todo el proceso que presentará la idea de candidatura de unidad popular con protagonismo ciudadano" y que lleve incorporado el topónimo "Madrid". IU-CM, sin embargo, había subrayado –la última vez, el pasado martes–, que no podían diluirse las siglas. Sí se hará uso, en cambio, de los locales y recursos de que dispongan cada una de las organizaciones. 

No habrá coalición electoral, por tanto, pero no se descartan pactos postelectorales. No se ha hablado de trasplantar el modelo a la Comunidad de Madrid, pero la iniciativa, por ahora, es estrictamente "municipal". 

Primarias para cabeza de lista y resto de la candidatura

¿Cómo irá funcionando el espacio conjunto a partir de la validación del "marco de entendimiento? Se constituirá, con el "máximo consenso", una coordinadora compuesta por 20 personas, a las que se sumará posteriormente el candidato a la Alcaldía y los 20 primeros hombres y mujeres que conformen la lista. Además, en la frase preelectoral se crearán al menos cuatro grupos mixtos de trabajo: sobre programa –que se elaborará de forma "participativa" y tenga en cuenta las hojas de rutas marcadas por los dos espacios–, sobre organización, sobre primarias (desarrollo del sistema elegido, comité electoral, plataforma digital) y campaña. 

Las primarias tendrán lugar en marzo. Y serán abiertas a toda la ciudadana. Sobre el diseño original, formulado en diciembre, se han introducido algunos cambios. Así, cada elector dispondrá de un voto diferenciado para la elección del aspirante a la Alcaldía y otro para el resto de la lista. Además, se promoverá la "postulación de plataformas integradas de candidatos con amplio respaldo ciudadano que garanticen la conformación de un equipo de gobierno solvente e integrado". Mucho insistieron Mayer y Montero en esta doble cualidad: la del consenso y la de la solvencia, la "eficacia", la misma receta que se aplicó Podemos durante su asamblea ciudadana. Todo aquel que participe en las primarias dispondrá de 30 votos personalizados y ponderados (y no diez, como en el anterior reglamento). Podrá así elaborar una plancha ordenada o bien sumarse a la propuesta de algunas de las plataformas existentes. En todo caso, el elector "podrá modificar el contenido y la ordenación" de los integrantes de las propuestas de las plataformas. La ciudad elige al mayor número de ediles de todos los ayuntamientos españoles: 57

La lista final contemplará "criterios de paridad de género" e intercalará hombres y mujeres. Todos los candidatos deberán cumplir el código ético, que aún no se ha acordado.

Una ciudad "ilusionante, sostenible, equilibrada"

Pasadas las elecciones, se buscarán mecanismos en los nodos de distrito para que participen en la toma de decisiones. Una vez iniciada la legislatura, se establecerán asimismo los mecanismos de "organización, control y seguimiento" de la candidatura y de su órgano coordinador. Los grandes temas o debates estratégicos, como los posibles pactos de gobierno o acuerdos de investidura, se someterán a "procesos democráticos vinculantes mediante procedimientos participativos". 

Ni Mayer ni Montero quisieron adelantar qué ocurrirá con IU-CM, al borde de la ruptura, a día de hoy. La primera trasladó, simplemente, el "respeto" a los procesos internos de todas las organizaciones que participan en Ganemos. Libertad Martínez, miembro de la comisión colegiada que dirige la federación desde hace menos de 15 días, y representante del sector SomosIU –el nucleado en torno al portavoz municipal, Ángel Pérez, y radicalmente contrario al de Tania Sánchez– insistió, en declaraciones a Europa Press, que IU-CM oferta una "coalición electoral a partidos y movimientos, tanto en su forma jurídica como política, y sobre la base de un programa de izquierdas", en la línea de lo que vienen reivindicando "los partidos de izquierdas, sindicatos, mareas y gentes progresistas de la Comunidad de Madrid". 

Martínez se ciñó a lo aprobado el martes en la Presidencia Regional, a la que no acudieron los de Sánchez. Así, IU-CM intentará llegar a "una gran coalición electoral para el 24 de mayo, en la cual las identidades y las propuestas de las distintas formaciones que puedan conformar esa gran coalición no se diluyan, porque forman parte de la riqueza política de la Comunidad de Madrid y son un elemento fundamental para confrontar con el PP". Valiente, por su parte, comentaba en el acto que el acuerdo presentado hoy será validado por los militantes de IU de la capital. En realidad, todo en IU está a la espera de lo que decida mañana viernes la Presidencia Federal, que podría echar a Ángel Pérez y su homólogo en la Asamblea, Gregorio Gordo, y tal vez intervenir la federación. 

Junto al marco de entendimiento Ganemos-Podemos se lanzó un Llamamiento a la ciudadanía de Madrid, para proyectar una candidatura que contenga el "impulso de rebelión ciudadana" y plasme los "anhelos de cambio a través de un modelo de ciudad ilusionante, sostenible y equilibrada socialmente". El equipo de gobierno, si gana, promete rescatar la capital del "estancamiento, la corrupción y la mala gestión", con medidas "que apuesten por lo público, la auditoría de la deuda, la cultura, la democratización, la descentralización y el fin de los recortes" y acabe así con el proyecto del PP, autor de "proyectos faraónicos al serivico de la carrera personal" de sus dirigentes, que han entrgado los servicios públicos a una "red clientelar de empresas privadas", y aniquile la "corrupción estructural" que ha tenido su "peor expresión en el saqueo mancomunado" de Caja Madrid. 

Podemos y Ganemos Madrid alcanzan un acuerdo para crear una candidatura conjunta

Podemos y Ganemos Madrid alcanzan un acuerdo para crear una candidatura conjunta

Más sobre este tema
stats