PSOE

García-Page considera "más peligrosa la xenofobia del independentismo catalán" que la extrema derecha

Emiliano García-Page en una imagen de archivo.

infoLibre

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, alertó este jueves sobre la "amenaza" que el independentismo catalán supone para el constitucionalismo y la soberanía nacional. Además, el líder socialista consideró "más peligrosa todavía la xenofobia que se esconde tras el independentismo catalán" que la extrema derecha.

A preguntas de los medios de comunicación y, antes de participar en el acto institucional con motivo del 40 aniversario desde la aprobación definitiva de la Constitución de 1978, que se celebra este jueves en el Congreso de los Diputados, el jefe del Ejecutivo autonómico aseguró que "el independentismo, más que una amenaza a esta Constitución, es una amenaza a cualquier Constitución", según información de la Junta recogida por Europa Press.

Asimismo, subrayó que el independentismo catalán "busca tener la suya propia y, por lo tanto, separarse del resto del país", lo que supone un ataque "a cualquiera que hablara de la soberanía nacional".

En este punto, el presidente García-Page recalcó que "por ese lado, nadie puede hacer cesiones o transigir" y que "el tiempo y la serenidad constitucional terminarán poniendo las cosas en su sitio". "España es mucho más que todos sus partidos políticos juntos y la suma de comunidades autónomas", enfatizó el presidente.

El afloramiento de la extrema derecha

Al hilo de estas declaraciones, también se refirió al surgimiento de movimientos de extrema derecha en el país, ante los que hizo un llamamiento a la moderación. "La crisis rompe costuras y hace que surjan extremos y radicalidades y haya gente que busque atajos", lamentó García-Page, para quien "la solución" siempre vendrá de la mano de "la gran autopista de centro y moderada que lo ha cambiado".

"Lo más revolucionario es ser moderado; para ser radical o insultar valemos todos", explicó el presidente castellano-manchego, quien advirtió asimismo que estos movimientos se encontraban, hasta ahora, "agazapados" en el interior de otros partidos políticos.

En cualquier caso, el presidente regional aseguró que, aunque considera "peligrosos" los movimientos de extrema derecha, "me parece más peligrosa todavía la xenofobia que se esconde tras el independentismo catalán".

Escucha las declaraciones de Garcia-Page aquí:

 

40 años de "éxito como país"

El presidente del Gobierno de Castilla-La Mancha tuvo palabras de reconocimiento para la Constitución de 1978, texto que, hizo hincapié, ha proporcionado al país "la etapa de mayor bienestar" de la historia de España. En este sentido, se refirió a las mejoras experimentadas en materias como la sanidad, la educación, "la garantía ante la vejez" o la calidad y esperanza de vida, entre otros.

"En su conjunto podemos celebrar un éxito como país, como nación que se ha modernizado, que ha ganado en cotas de igualdad como nunca en la historia, en cotas de libertad como nunca y que, a pesar de los vaivenes políticos, de la lucha contra el terrorismo, de las crisis económicas, lo esencial de este país es que sigue adelante", subrayó García-Page.

Por último, sobre la posibilidad de reforma del texto constitucional, el presidente castellano-manchego seguró que, en estos 40 años de vigencia, "no ha habido demanda social para cambiar la Constitución sino retórica política".

El ADN de la derecha española

Más sobre este tema
stats