Relevos en el Gobierno

El Gobierno lleva casi un mes sin buscar sustituto a la mano derecha de Wert en Educación

El Gobierno lleva casi un mes sin buscar sustituto a la mano derecha de Wert en Educación

El pasado 29 de mayo, el ministro de Educación, previa deliberación del Consejo de Ministros, firmó el real decreto por el que su número dos en el departamento, Montserrat Gomendio, era cesada. Un día después, su baja era publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE). A punto de cumplirse un mes desde que la secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades dejó su puesto, la plaza sigue vacante en el ministerio. Un hecho que, unido a las dudas sobre la continuidad de José Ignacio Wert al frente del departamento ha generado críticas en el sector educativo y en el propio Gobierno: "Esta sensación de incertidumbre conduce a la parálisis", critica un miembro del Ejecutivo. 

Con un presidente del Gobierno cerrado en banda a dar pistas sobre los cambios comprometidos por él mismo en el Ejecutivo –los del partido ya los anunció este jueves– la opinión más extendida en el Partido Popular y en el Ejecutivo es que la plaza de Gomendio sigue vacante porque la de Wert va a quedarse en idénticas circunstancias en los próximos días. Señalan las citadas fuentes que estos escenarios lo más lógico es esperar a la llegada de un nuevo titular de la cartera para que sea él el que decida un puesto de tanta relevancia como su número dos.

Fue el propio ministro el que comunicó hace unos meses a Mariano Rajoy su intención de dejar el departamento. Fuentes conocedoras de las conversaciones precisan que Wert llegó a pedir al jefe del Ejecutivo el traslado a París al conocer que iba a quedarse vacante el puesto de embajador de España ante la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). Precisamente, Gomendio, que es su pareja sentimental, ha sido nombrada directora adjunta de Educación de la OCDE. Y desde su entorno apuntan a que se casarán el 11 de julio, en menos de un mes.

Las fuentes del Gobierno consultadas precisan que la marcha de Wert es "bastante probable" porque se trata de una decisión personal y es difícil que dé marcha atrás, al menos eso ha trasladado él a algunos de sus compañeros del Consejo de Ministros. Pero no esconden su malestar por el hecho de que quiera irse a cinco meses de que la legislatura llegue a su fin. Además, subrayan que a Rajoy no le hace mucha gracia premiarle con esa plaza de embajador en París. "La imagen que se da es muy poco responsable: un ministro decide cuando le da la gana que se va y, encima, se le premia", se queja un diputado. 

Cuatro actos públicos en un mes

El hecho de que Gomendio, número dos del ministerio, no haya sido relevada, sumado a la situación de provisionalidad de Wert, ha provocado críticas en el seno del Gobierno y en la comunidad educativa. 

La agenda pública del ministro desde el pasado 1 de junio no ha estado precisamente plagada de actos. Wert ha asistido a todos los consejos de ministros de este mes, pero en estos 20 días el titular de Educación sólo ha tenido cuatro actos públicos: uno el día 10, uno el día 11 y dos el día 15. Este miércoles sí acudió a la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados. Y, para el próximo, también se cuenta con él en tanto en cuanto hay un par de preguntas registradas que tienen a él como destinatario.

Según el avance de agenda de los miembros del Gobierno distribuido este viernes, el titular de Educación no tiene agenda pública ni este fin de semana, ni el lunes.

Actividad legislativa

En lo legislativo, también se han apreciado algunas cuestiones que, a ojos de fuentes del sector educativo, son síntoma de "falta de coordinación". El Consejo de Ministros del pasado 29 de mayo, el mismo en el que se dio luz verde a la marcha de Gomendio, aprobó un real decreto por el que se modificaba otro de 2007 que establecía la acreditación nacional para el acceso a los cuerpos docentes universitarios, y un segundo real decreto de creación, reconocimiento, autorización y acreditación de universidades y centros universitarios.

"Con estos dos reales decretos culmina el proceso de reforma del sistema universitario español emprendido en esta legislatura, que ha pretendido mejorar la calidad, internacionalización y especialización de la universidad española, a través del avance hacia un modelo universitario que propicie que las universidades que así lo deseen mejoren en las tres misiones que desempeñan: educación, investigación, y transferencia del conocimiento", rezaba la referencia del Consejo de Ministros.

Pero ambos decretos no fueron publicados en el BOE del día después. El del acceso a los cuerpos docentes se publicó este miércoles, al igual que el otro sobre acreditación de universidades y centros universitarios.

Las dudas de Rajoy

La idea más extendida es que, si Wert abandona, lo hará con las manos vacías. Aunque, la última palabra, como todo lo que ocurre en el Gobierno y en el PP, la tiene Rajoy. En todo caso, de producirse, podría ser el único ajuste en la Moncloa. O, al menos, esa es la impresión mayoritaria con la que salieron los dirigentes conservadores que asistieron este jueves al Comité Ejecutivo Nacional que presidió el propio Rajoy.

Como sustituto suena el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, hombre del círculo de confianza de la vicepresidenta del Gobierno. Aunque sectores del partido están convencidos de que Rajoy se lo ofreció a Cospedal tras las municipales y autonómicas del pasado 24-M, cuando quedó claro que se quedaba en la oposición en Castilla-La Mancha.

"Cuando lo considere oportuno"

Este mismo viernes, infoLibre se puso en contacto con el departamento de José Ignacio Wert para conocer cuándo estaba previsto el nombramiento del sustituto o sustituta de Gomendio. La respuesta fue la siguiente:

"El Consejo de Ministros nombrará a quien considere oportuno y cuando lo considere oportuno. Es una potestad que tiene única y exclusivamente el Consejo de Ministros".

Otros nombramientos pendientes

A día de hoy, la de Gomendio no es la única sustitución que tiene pendiente de solucionar el Consejo de Ministros. Este mismo viernes, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, comunicó que Jaime Pérez Renovales, subsecretario de Presidencia, había solicitado su baja en el Gabinete y que sería sustituido por el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos de Armas. Éste, a su vez, ha de ser sustituido.

El Ejecutivo tiene, además, pendiente nombrar dos delegados del Gobierno. Uno en la Comunitat Valenciana, tras la detención de Serafín Castellano en el marco de un escándalo de corrupción, y otro en Murcia, Joaquín Bascuñana, dimitió a principios de este mes de junio "para facilitar la gobernabilidad". Está imputado en el caso Novo Carthago.

La número dos de Wert deja su cargo para irse a la OCDE

Más sobre este tema
stats