Gobierno

El Gobierno no tiene "ninguna previsión" de celebrar un debate sobre el estado de la nación

Pedro Sánchez, en Bruselas, tras la reunión del Consejo Europeo de diciembre de 2018.

La convocatoria de un debate sobre el estado de la nación no es una prioridad del Gobierno de Pedro Sánchez. Eso es, al menos, lo que se desprende de una respuesta parlamentaria por escrito del Ejecutivo al diputado de Foro Asturias Isidro Martínez Oblanca.

"En este momento no existe ninguna previsión respecto a a la cuestión que plantea su pregunta", indicó el Gobierno en una respuesta fechada el 4 de diciembre y que se conoció este lunes. 

Fue el 20 de septiembre cuando el diputado de Foro se interesó sobre si el Ejecutivo tenía prevista "la solicitud en fecha próxima" de la celebración en el Congreso de los Diputados de "un debate de política general sobre el estado de la nación".

Antes de formular la pregunta, Martínez Oblanca menciona "la situación derivada de los desafíos independentistas en Cataluña, el paulatino deterioro económico que señalan los indicadores oficiales, el aumento del desempleo, la subida de la cesta de la compra, el incremento de los precios de la luz y los carburantes y el empeoramiento general de la vida cotidiana de los españoles".

En su contestación, además, el Gobierno recuerda al diputado "que los miembros del actual Gobierno tomaron posesión a principios del pasado mes de junio, es decir, hace menos de seis meses".

El último debate sobre el estado de la nación tuvo lugar los días 24 y 25 de febrero de 2015. El presidente del Gobierno era Mariano Rajoy. El de febrero de 2015 fue el tercero del expresidente del Gobierno, tras los celebrados en 2013 y 2014.

Los "cromos" de Sánchez

Mariano Rajoy dejó la Presidencia del Gobierno tras la moción de censura que le planteó el socialista Sánchez. La idea del equipo del expresidente era que el debate se celebrase a finales del mes de junio. 

Hace casi un año, el pasado enero, el PP rechazó una petición de Unidos Podemos para que se convocase un Pleno extraordinario que debatiese una proposición no de ley para instar al Gobierno a convocar el debate sobre el estado de la nación. El argumento que dieron los conservadores es que lo harían con "normalidad" a mediados de año.

Nada más perder Rajoy la moción, los conservadores reclamaron que el debate sobre el estado de la nación se celebrase ese mismo mes de junio. En palabras del exportavoz del PP en la Cámara Baja, Rafael Hernando, era la oportunidad ideal para que Sánchez diese cuenta de los "cromos" cambiados con quienes le apoyaron para llegar a la Moncloa.

Los debates sobre el estado de la nación no están regulados. Es decir, los gobiernos no incumplen ninguna ley si no los convocan. Pero la costumbre parlamentaria marca que, salvo excepciones, se celebren salvo cuando hay convocatoria de elecciones generales. Fueron instaurados en 1983 por el socialista Felipe González.

Sin demandas de la oposición

A día de hoy, el PP no ha vuelto a poner sobre la mesa de la demanda de la celebración de este debate, como sí hizo en junio su exportavoz en el Congreso.

El partido de Pablo Casado prefiere poner el foco en la situación en Cataluña. La principal demanda de los conservadores a Sánchez se centra en exigir que se aplique el artículo 155 de la Constitución en Cataluña. Una exigencia que se va a intensificar esta semana a medida que se acerque el viernes, cuando el Gobierno celebrará en Barcelona la reunión del Consejo de Ministros y cuando existe la posibilidad de una reunión entre el presidente del Gobierno y Quim Torra, presidente de la Generalitat.

Junto a la exigencia de aplicar el 155, el PP pide a Sánchez que cumpla el compromiso que verbalizó en el momento de la moción de censura: que convoque elecciones generales

En el PP creen que ahora, tras las elecciones andaluzas, sería un buen momento para la convocatoria de comicios. Aseguran que Casado y su equipo ya están preparados. Pero confían poco en que Sánchez disuelva las Cámaras. En Génova ven a los socialistas divididos en esta materia. Consideran que los barones quieren que sean en marzo; Ferraz, en mayo, coincidiendo con las autonómicas, municipales y europeas. Y en Moncloa, creen en el PP, son partidarios de aguantar, al menos, un año más, hasta diciembre de 2019.

Como ocurriría de celebrarse en los próximos meses, la situación en Cataluña fue un de los principales temas que se abordaron en los últimos debates sobre el estado de la nación protagonizados por Mariano Rajoy.

Casado pide a Sánchez que acuda a Cataluña a decir a Torra que va a aplicar el 155 y que está cesado

Casado pide a Sánchez que acuda a Cataluña a decir a Torra que va a aplicar el 155 y que está cesado

Más sobre este tema
stats