El futuro de la izquierda

¿De qué hablamos cuando hablamos de confluencia? Las propuestas de partidos de izquierda

Alberto Garzón, Juan Carlos Monedero y Miquel Iceta, durante el coloquio sobre federalismo celebrado en Madrid, este 24 de noviembre de 2014.

Los programas de los partidos de izquierdas españoles se asemejan más de lo que parece a simple vista. Al menos esa es la conclusión que se extrae del estudio Confluyendo. ¿De qué hablamos cuando hablamos de confluencia?, un informe realizado por el filósofo Antoni Cisteró que analiza las diferentes propuestas de formaciones y movimientos sociales y sostiene que, a nivel programático, tienen muchas más coincidencias que divergencias.

El libro está prologado por el exjuez Baltasar Garzón y el poeta Luis García Montero, que aseguran que nadie "se atreve a poner en duda" que "aunar esfuerzos" es la única solución "ante la situación actual de pérdida de derechos sociales, deterioro de las instituciones y corrupción en la vida política". "La gente en la calle está pidiendo a gritos este cambio; pide con todas sus fuerzas que se aparquen a un lado las diferencias de matiz y las rencillas históricas entre parte de los dirigentes de unas fuerzas y otras; que se conjunten esfuerzos por parte de todos, con generosidad", afirman.

Y esta es la conclusión que saca, igualmente, Cisteró, que sostiene que "tanto a los ciudadanos como a los movimientos sociales y a los partidos lo que les une son sus reivindicaciones, ni las siglas, ni los nombres". Su estudio, desde luego, le da la razón, ya que analiza 16 aspectos de los programas políticos de PSOE, Podemos, IU y Equo y también sus respectivos códigos éticos y concluye que si no se ha producido la confluencia "es porque las propuestas son parecidas en el programa, aunque no en la práctica".

En educación y sanidad, básicamente de acuerdo

En este sentido, Cisteró ha incluido en una página web los resultados de su investigación, dividida por temas. En asuntos como la educación, por ejemplo, los cuatro partidos analizados coinciden en que tiene que ser "pública" y "gratuita", y la inmensa mayoría también señala que ha de ser "de calidad" y "participativa". Algo similar ocurre con la sanidad: los programas de los cuatro partidos exigen mantenerla como servicio público, y además varios de ellos nombran implícita o explícitamente que debe ser "universal" y garantizar la "equidad".

Estas propuestas son bastante genéricas, pero los programas en áreas como la política fiscal son más concretos. Y, pese a que existen diferencias entre unos y otros, la tónica general es de confluencia: así lo refleja, por ejemplo, el hecho de que PSOE, Podemos, IU y Equo hagan hincapié en la necesidad de aumentar la progresividad del sistema y también exista un importante consenso a la hora de hablar de reformar los organismos de control y limitar las bonificaciones y retribuciones. Las tasas especiales para productos de lujo o a las transacciones financieras, por el contrario, sólo son defendidas por Equo, Podemos e IU, según este estudio.

De igual forma, la banca pública es otro de los grandes puntos de consenso entre Podemos, IU y Equo, si bien en el estudio sólo se recoge la coincidencia entre los dos últimos porque el partido de Pablo Iglesias no incluyó esta propuesta en su documento programático de las elecciones europeas –el que se analiza en este punto–. Los tres partidos vuelven a coincidir en su petición de volver a crear empresas públicas en los sectores estratégicos en la economía, mientras que el PSOE mantiene como propuesta "un potente plan de inversiones europeo (un plan Marshall para Europa)"lan Marshall .

Vivienda y empleo

Equo defiende el empleo estable "que favorezca el acceso a personas en riesgo, con remuneraciones dignas y estimule el desarrollo personal y la asunción de responsabilidades", y asegura que el Estado debe promover las empresas públicas. El enunciado de IU es más concreto, ya que sostiene que la creación de empleo debe basarse en "la dotación suficiente de los servicios públicos", un enfoque similar al de Podemos, que proponía en su programa para las europeas de 2014 un "programa de inversiones y políticas públicas". Según el estudio, los socialistas –de los que en este punto se analiza su programa para las elecciones andaluzas– plantean propuestas menos específicas.

En materia de vivienda, los partidos coinciden en la necesidad de potenciar la vivienda social, un parque que "debe tener consideración de servicio público que no puede venderse ni privatizarse", según el programa de IU para las autonómicas de 2015. El incremento del IBI es también una de las propuestas en las que más coinciden las cuatro formaciones, si bien Equo pretende subirlo "en viviendas vacías y segundas residencias" e IU a "las viviendas deshabitadas en manos de entidades financieras".

¿Cuánto se parecen los programas económicos de IU y Podemos?

Más sobre este tema
stats