Los correos secretos de Blesa

“Hay que disolver el fondo hispanosaudí con elegancia para que quede bien Su Majestad”

El rey de Arabia Saudí junto a Juan Carlos I y Alberto Ruiz-Gallardón.

Tono Calleja / Alicia Gutiérrez

Los correos secretos del expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa muestran cómo la cúpula empresarial tapó el fracaso del rey Juan Carlos Irey Juan Carlos I en su intento de promover la creación de un fondo de inversión con capital de Arabia Saudí y España: "También ha habido consenso en que deberíamos hacer las cosas con firmeza pero con elegancia para que quede bien Su Majestad", indica el que fuera director general de Negocio de Caja Madrid hasta 2010 Matías Amat al propio Blesa, según un correo fechado el 24 de febrero de 2009 al que ha tenido acceso infoLibre.

El mensaje forma parte de los correos electrónicos intervenidos por el magistrado de Madrid Elpidio José Silva, que ha sido procesado por ordenar hasta en dos ocasiones el ingreso en prisión de Miguel Blesa. Y en el mismo Matías Amat resume a Blesa el desarrollo de una reunión que se había desarrollado en la secretaría de Estado de Comercio del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. El documento explica que en la entrevista participaron todos los inversores españoles que se habían involucrado en el fondo hispanosaudí.

Gestiones del rey

La participación del rey en el fondo no solo se basa en que fue en una visita oficial suya del 8 de abril de 2006 cuando se inició la negociación para constituirlo, sino en otra gestión que hasta el momento permanecía desconocida y que los correos de Blesa han sacado a la luz. Juan Carlos I envió una carta al rey de Arabia para tratar de conseguir que los saudíes cumplieran su palabra. Así se lo explicaron a los grandes empresarios españoles en la reunión celebrada en la Secretaría de Comercio, según el resumen que le envían a Blesa: "Con fecha 22 de diciembre Su Majestad envía una carta al rey de Arabia (nos la ha leído) pidiéndole respetuosamente que se interesara en que se cumplieran los objetivos de participación de capital saudí, al mismo tiempo que manifestaba el descontento de los inversores españoles".

Pero esta gestión del rey no tuvo ningún éxito. Pues el mensaje que recibió Blesa especifica que la secretaría de Comercio del Gobierno central dijo a los empresarios en la reunión que el embajador de España en el país asiático había realizado gestiones desde entonces "sin mucho éxito". "La Secretaría tiene previsto viajar a principios de marzo para, utilizando su terminología, darles un ultimátum", especifica Matías Amat.

"Solo se dedican a cobrar"

En esta reunión de la que se informa a Blesa estuvieron, entre otros, los representantes de las sociedades OHL, Endesa, Mutua Madrileña, Sacyr-Vallehermoso, Abertis Infraestructuras, Acciona, Iberdrola, Isolux Corsán, Técnicas Reunidas, ACS y Unión Fenosa, además de La Caixa y Caja Madrid. Y todos llegaron al consenso de que el fondo no había cumplido sus expectativas, ya que los saudíes habían puesto menos capital que los españoles: "Y mucho menos de lo que habían prometido". Pero la critica del lugarteniente de Blesa, que según el mensaje compartían todas las empresas españolas iba incluso más allá, asegurando que los gestores del fondo "solo se dedican a cobrar, pero ni hay proyectos ni hay transparencia".

Según el diario El Mundo, en el fondo hispanosaudí jugó un papel importante la amiga del rey, la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein. Esta empresaria trabajó para la firma SAGIA (Saudi Arabian General Investment Authority, el fondo soberano del país) en el diseño y la constitución de esta iniciativa fracasada por cuyo trabajo fue remunerada. El 19 de junio de 2007, el monarca de Arabia Saudí, Abdala bin Abdulaziz Al Saud, presidió junto al Rey Juan Carlos la presentación en Madrid del Fondo y recibió de manos del entonces alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, las llaves de oro de la ciudad. Ese mismo día se firmó el acuerdo, que se había empezado a negociar en un viaje del rey a la capital del país árabe realizada el 8 de abril de 2006. El Mundo informó también de que la princesa Corinna formó parte de la delegación oficial española.

"No pagamos más gastos"

"Todos hemos estado de acuerdo en que es sorprendente que no haya interés por parte saudí, y que si esto se confirma en el próximo viaje no habrá más remedio que cancelar/congelar el fondo", le explica Amat a Blesa en el correo. Y la conclusión de la reunión, según el directivo de Caja Madrid, consistió en que la Secretaría de Estado de Comercio les convocaría de nuevo a la vuelta del viaje. "Para tomar una decisión final y, si fuera necesario liquidarlo, hacerlo ordenadamente (en ese momento veremos cómo)".

Además, el representante del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero les pidió que no mandaran ninguna carta, tal y como habían acordado los empresarios, según se desvela en otro correo electrónico al que ha tenido acceso este diario. La misiva, que pedía explicaciones a los gestores de la cuenta, había sido promovida por el empresario Florentino Pérez (ACS), aunque tenía el apoyo de la Caja Madrid de Blesa, que instigaba en la sombra: "Nos hemos puesto como fecha tope Semana Santa. También hemos estado todos de acuerdo en que no pagamos más gastos", resalta el mensaje. Según el diario Vozpópuli los empresarios perdieron en total 21 millones de euros en esta iniciativa empresarial del rey que fue clausurada meses después.

Corinna, en representación del rey

Pero antes de que se firmara el acuerdo en Madrid, Corinna Zu Sayn-Wittgenstein viajó a Arabia Saudí para entrevistarse con el príncipe Alwaleed bin Talal, sobrino del rey. Esa visita, de la que se dio cuenta en la página web de la Kingdom Holding Company, según el diario El Mundo, la hizo la princesa "en representación del rey de España". La reunión con el príncipe Alwaleed fue importante: al día siguiente publicó un artículo apoyando el fondo hispanosaudí.

La mañana en la que el monarca saudí recibió las llaves de Madrid, Juan Carlos I y el rey árabe presidieron en el Palacio de El Pardo el acto de presentación del denominado Fondo Hispanosaudí de Infraestructuras y Energía en presencia de empresarios españoles. Al acto acudió el presidente de Morgan Stanley España, Luis Isasi. Precisamente Morgan Stanley fue una de las empresas que pagó los servicios de intermediación de la amiga del rey.

El fiscal intenta frenar la difusión de los correos secretos

El fiscal intenta frenar la difusión de los correos secretos de Blesa

Más sobre este tema
stats