LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Un año del 23J: Sánchez se ve fuerte para aguantar y fía su hoja de ruta a Cataluña y los Presupuestos

10N | Elecciones Generales

El hundimiento general de Cs se acentúa en los pequeños municipios y entre los votantes de 55 a 64 años

Cuando queda poco más de una semana para que los españoles acudan de nuevo a las urnas, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha dado a conocer este martes los resultados de su barómetro preelectoral. Elaborado a partir de casi 18.000 entrevistas realizadas entre el 21 de septiembre y el 13 de octubre, un trabajo de campo que impide conocer el efecto electoral tanto de la sentencia del procés como de la exhumación del dictador Francisco Franco, el sondeo da al PSOE una holgada victoria en los comicios, con una estimación de voto del 32,2%. A más de catorce puntos se quedaría el PP, al que el barómetro otorga el 18,1% de las papeletas, mientras que Unidas Podemos y sus confluencias se harían con la tercera posición en detrimento de Ciudadanos, que retrocedería hasta el 10,6% de las papeletas pero evitaría el sorpasso del partido de extrema derecha Vox –una estimación del 7,9%–.

Con estos resultados, los socialistas obtendrían entre 133 y 150 escaños, mientras que los conservadores se tendrían que conformar con entre 74 y 81 asientos. Unidas Podemos y sus confluencias, por su parte, se moverían en la horquilla 37-45 asientos, una representación que caería hasta los entre 27 y 35 de Ciudadanos y los 14-21 parlamentarios de la extrema derecha. Tomando como referencia el peor de los escenarios, Pedro Sánchez se quedaría a las puertas de la mayoría absoluta si contase con el apoyo de los de Iglesias y la formación de Íñigo Errejón –entre 3 y 4 diputados teniendo en cuenta también la candidatura con Compromís–: 173 escaños, con lo que sería suficiente con el respaldo del Partido Nacionalista Vasco.

Sin embargo, los socialistas también podrían decantarse por Ciudadanos para intentar gobernar, aunque en este caso no les valdría la peor proyección. De cara a esta nueva cita con las urnas, Rivera ha decidido levantar el veto a Pedro Sánchez. Y lo ha hecho ante una cascada de sondeos que sitúan a su formación en caída libre. La proyección de voto del CIS le coloca en el 10,6%, mientras que el “voto+simpatía” en el 6,2% –en el preelectoral de marzo era del 10,6%–. Pero, ¿dónde se han producido los principales descalabros? Aunque está bastante generalizado, se acentúa en los municipios de menos de 2.000 habitantes, entre los electores que han cursado hasta primaria y la primera etapa de secundaria y en la franja de edad comprendida entre los 55 y los 64 años. En esos tres segmentos, ha perdido al menos la mitad del apoyo que tenía en el barómetro preelectoral del 28A.

Pierde la mitad de apoyos en primaria y primera etapa de secundaria

El PSOE sigue liderando, una vez más, todos los segmentos por estudios. Sin embargo, en comparación con el barómetro preelectoral de marzo pierde algo de fuelle entre los electores con estudios superiores y los que no tienen estudios, aunque gana fuerza, principalmente, entre las personas que cursaron hasta primaria. El PP, por su parte, ha logrado incrementar su respaldo entre los votantes que se quedaron en la segunda etapa de secundaria, pero ha sufrido una pérdida notable de apoyos entre la gente sin estudios: dentro de este segmento le respaldan un 23% menos que en el anterior preelectoral. Unidas Podemos, por su parte, mantiene un electorado bastante estable, produciéndose el único movimiento significativo dentro del segmento “sin estudios”, en el que logra aumentar su respaldo en un 41,6%. Y Vox ha incrementado significativamente sus apoyos en comparación con el barómetro de marzo entre los electores que estudiaron Formación Profesional y los que cursaron hasta la primera etapa de secundaria.

Pero los cambios más destacados son los que ha experimentado Ciudadanos, que pierde respaldo en todas y cada una de las variables. El partido dirigido por Albert Rivera sigue teniendo su principal caladero de votos en los votantes con estudios superiores. De hecho, de entre los encuestados que se encuentran dentro de este segmento en el apartado “voto+simpatía”, un 8,6% se decantaría por la formación naranja, frente al 7,5% de los de Formación Profesional y el 7,4% de los que cursaron hasta la segunda etapa de secundaria. A pesar de ello, se desploma un 36,76% entre los votantes con estudios superiores. Pero los retrocesos más importantes en comparación con marzo los ha experimentado entre los electores que cursaron hasta primaria y entre los que estudiaron hasta la primera etapa de secundaria. Dentro del primer grupo ha perdido el 50% del apoyo que tenía de cara al 28A. Y en el segundo se ha dejado el 51,96%.

Un 51,68% menos de respaldo en la franja 55-64 años

Los socialistas siguen siendo, asimismo, el partido preferido tanto para los hombres como para las mujeres. Y es la formación favorita entre los electores de todos los segmentos de edad. En comparación con el preelectoral de marzo, el electorado socialista se mantiene estable si se presta atención a esta variable sociodemográfica. El PP, que es la cuarta opción preferida entre los menores de 45 años, pierde algo de fuelle en comparación con el último preelectoral en el grupo de entre 18 y 24 años y en el de 25 a 34 años, donde se deja el 22,5% y el 16% de los respaldos que tenía, respectivamente. Sin embargo, obtiene un 18,81% más de apoyos en el segmento comprendido entre los 55 y los 64 años. Es en ese último grupo en el que más retrocede Unidas Podemos y sus confluencias, que pierden un 18% de apoyos en esta franja, aunque experimentan un crecimiento del 21% entre los jóvenes de entre 25 y 34 años. Una horquilla de edad que también ha explotado Vox, incrementando sus respaldos respecto a marzo en este grupo un 35%, lo que lo convierte en su principal caladero de votos.

En el caso del partido liderado por Albert Rivera, su principal nicho son los electores comprendidos entre los 18 y 24 años. De hecho, entre los encuestados que se encontraban dentro de este grupo, un 9,4% se inclinaba por la formación naranja, frente al 9,1% de los comprendidos entre los 35 y los 44 años y el 7,6% de los que se movían entre los 25 y los 34 años. En comparación con el último preelectoral, Ciudadanos ha caído en todos los grupos. Sin embargo, las mayores pérdidas de apoyo las ha sufrido en los segmentos de mayor edad. Así, ha perdido más de la mitad –el 51,68%– del respaldo que tenía entre los electores con edades comprendidas entre los 55 y los 64 años. Ese descenso se ha situado en el 47,6% en el segmento “65 años o más” y en el 46,82% en el grupo de entre 45 y 54 años.

La mitad de apoyos menos en los municipios de menos de 2.000 habitantes

Los socialistas también son los más respaldados en todos los tipos de municipio. Eso sí, si el barómetro preelectoral de marzo arrojaba que eran las localidades de 2.000 habitantes o menos y las de más de un millón de habitantes sus principales caladeros, en esta ocasión donde reciben más apoyo es entre los electores que viven en municipios de entre 2.001 y 10.000 habitantes y en aquellos con una población que oscila entre los 400.001 y el millón de residentes. El PP, por su parte, incrementa ligeramente su respaldo respecto al sondeo preelectoral para el 28A en las localidades más pequeñas –un 6,15% más de apoyos–, aumenta su respaldo en un 19% en los municipios de entre 50.001 y 100.000 habitantes y pierde un 7,9% de apoyo en las ciudades que superan el millón de habitantes. También Vox retrocede ligeramente en las grandes urbes. Sin embargo, donde más pierde en comparación al preelectoral la extrema derecha es en las ciudades de entre 400.001 y un millón de habitantes: tiene un 22% menos de respaldo.

Los de Rivera, por su parte, también caen en todos los tipos de municipios. Su principal caladero de votos siguen siendo, todavía, las ciudades con entre 400.001 y un millón de habitantes, aunque pierden un 38,5% del respaldo que tenían en ellas el pasado mes de marzo. Sin embargo, el descalabro más importante en términos absolutos se produce en las localidades más pequeñas. Si en el sondeo preelectoral para el 28A se decantaban por Ciudadanos un 8,7% de los electores que vivían en municipios con una población igual o menor a los 2.000 habitantes, en el publicado este martes esa cifra ha caído al 4,2%, lo que supone una caída de los apoyos del 51,72%. Importantes son también los agujeros en las localidades con entre 2.001 y 10.000 habitantes, donde pierden un 49,46% del respaldo que tenían en marzo, y los municipios con entre 10.001 y 50.000 habitantes, donde la caída es del 43,39%.

Más sobre este tema
stats