Cataluña

ICV, EUiA y Barcelona en Comú diseñan un código ético para el nuevo partido de Colau

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, junto al líder de En Comú Podem, Xavi Domènech.

infoLibre

ICV, EUiA y Barcelona en Comú –el partido de la alcaldesa Ada Colau– tienen preparada su propuesta de código ético para el partido que están construyendo y en el que, al menos por ahora, también participa Podemos. Su propuesta limita mandatos, cargos y sueldo, y prevé primarias para ocupar tanto órganos como listas electorales.

Según el documento al que ha tenido acceso Europa Press, los cargos electos renunciarán a regalos y privilegios, no acumularán cargos injustificadamente, se limitarán a dos mandatos "prorrogables a tres por motivos extraordinarios", y cobrarán un salario que tome como base 3,5 veces el mínimo interprofesional (707,7 euros): 2.476 brutos mensuales. ICV, EUiA y Barcelona en Comú llevarán la propuesta al congreso constituyente del sábado 8 de abril para cerrar algunos puntos, como la limitación de mandatos y el sueldo definitivo, y se concretarán "los mecanismos que se tiene que establecer para impedir las puertas giratorias".

El texto recoge que haya mecanismos de seguimiento y rendición de cuentas para cumplir los programas electorales, obliga a publicar las agendas de los cargos electos y apunta a un posible mecanismo para evitar las puertas giratorias: "Establecer las incompatibilidades laborales posteriores al ejercicio de caracteres públicos". Las primarias para elegir cargos y listas electorales serán "abiertas a la ciudadanía" y los pactos electorales con otras fuerzas también deberán validarse con procesos abiertos a la ciudadanía.

El proyecto de código ético exige "renunciar a financiarse mediante créditos bancarios que puedan coartar la independencia política" de la nueva formación y deja claro que no habrá deudas con entidades financieras. Por eso, la deuda de ICV de más de 12 millones de euros "tendrá que ser eliminada" antes de constituirse el nuevo partido, según las mismas fuentes, que aclaran que tendrán de uno a dos años para hacerlo.

La nueva fuerza fomentará el crowdfunding, limitará las donaciones privadas y los gastos de campaña electoral, pedirá que un cargo público renuncie o cese "en caso de imputación o acusación judicial por delitos relaciones con la corrupción", y fijará una paridad mínima del 50%.

Las diferencias con Podemos

La paridad es una de las diferencias entre el documento de ICV, EUiA y Barcelona en Comú y el que planteó Podemos. El partido morado se ha desmarcado en los últimos días de la construcción de la nueva fuerza, y someterá a la elección de sus bases si se suma o no a la constitución del partido porque cree que no se están cumpliendo algunas premisas.

Una de estas diferencias es precisamente la elaboración de un código ético: Podemos quiere cerrarlo antes de constituirse el partido, y el resto de actores pretenden cerrarlo en el congreso constituyente; y además Podemos quiere que exista una paridad del 60% en favor de la mujer en todos los órganos. "No podemos firmar un contrato sin leer las cláusulas", dijo el lunes la secretaria de organización de la formación, Ruth Moreta.

Desde ICV, EUiA y Barcelona en Comú replican que en la primera reunión del grupo impulsor "ya se decidió que habría un código ético y ese grupo se comprometió a llegar a la Asamblea con el documento, donde se terminará de cerrar", y después se someterá a una votación que culminará con una Asamblea extraordinaria. "Antes de la asamblea se tenía que llegar con una propuesta de código ético", han incidido sobre el documento, que se presentará en los próximos días, y que Podemos no conoce –según las mismas fuentes– porque no ha asistido a las reuniones en que se ha abordado.

El líder del PSC en Barcelona: "Hacía falta reconstruir el país, no romper más cosas"

El líder del PSC en Barcelona: "Hacía falta reconstruir el país, no romper más cosas"

Más sobre este tema
stats