Interior completará en tres meses los 'peines' en la valla de Melilla y activará la "frontera inteligente" este 2022

Migrantes en la valla fronteriza de Melilla.

infoLibre

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha concretado en el Congreso que en tres meses se completará la instalación de las estructuras metálicas en forma de peines invertidos —en sustitución de las concertinas— que coronan la valla de Melilla para evitar el salto de migrantes y que, a finales del presente año, entrará en funcionamiento la conocida como "frontera inteligente", que implica la renovación del circuito de cámaras y la instalación de sensores, ha informado Europa Press.

Los detalles los ha ofrecido Grande-Marlaska en sendas interpelaciones urgentes en la Cámara Baja, a propuesta de Vox y PP, después de que estos dos partidos le dirigieran también dos preguntas sobre la entrada de 850 subsaharianos en Melilla en dos días sucesivos en un contexto de intentos sin precedentes de asalto al perímetro fronterizo de carácter "violento", como ha reconocido el ministro.

Tras recordar la inacción de los gobiernos del PP para mejorar el perímetro fronterizo, Grande-Marlaska ha indicado que la frontera contará con la "sensorización del vallado con detección rápida frente a posibles saltos" y que, en adelante, se podrá saber "quién entra y quién sale" de las ciudades autónomas, por si es necesario hacer indagaciones ante el traspaso del perímetro que separa España de Marruecos.

Plan anunciado en enero de 2019

PP y Vox han afeado la tardanza en ejecutar el cambio de las concertinas mediante un plan de 32 millones aprobado por el Consejo de Ministros en enero de 2019. Fuentes de Interior consultadas por Europa Press aseguran que la "frontera inteligente" estará plenamente en funcionamiento a finales de 2022, lo que incluye la instalación de los peines invertidos en la zona de Beni-Enzar y el Barrio Chino de Melilla, la que falta por ejecutar y que fue la utilizada para las últimas entradas de migrantes.

Además, desde Interior recuerdan que en los "puntos calientes" considerados como más propensos para ser utilizados para el asalto de migrantes se ha optado por coronar la valla con rodillos, por ser un elemento más efectivo como elemento anti-intrusión.

En Ceuta, de acuerdo a Interior, se ha completado la instalación de peines y rodillos, y queda el tramo de Beni-Enzar de Melilla, donde ya descansan en el suelo las estructuras para su colocación en el plazo de tres meses. Las citadas fuentes del departamento de Grande-Marlaska, además, han negado órdenes para que los policías en la frontera no puedan usar material antidisturbio disuasorio.

El PP ha asegurado que en Melilla se han sustituidos las concertinas por el nuevo material en 7 de los 12 kilómetros de la valla fronteriza. Desde Interior matizan, sin embargo, que en noviembre de 2021 faltaban tres kilómetros para completar la instalación del nuevo material anti-intrusión.

En su intervención, Grande-Marlaska ha recordado que Melilla cuenta con el 100% de la plantilla policial gracias a la oferta de 10.000 plazas netas, en contraste con las 13.000 perdidas en gobiernos del PP. También ha aludido al refuerzo de un centenar de "antidisturbios", con el despliegue de cuatro módulos de intervención rápida, así como la "cooperación relevante" con las autoridades marroquíes.

Críticas de PP y Vox

El PP ha pedido "echar hoy mismo" a los 850 subsaharianos que accedieron a Melilla de forma violenta y Vox ha reclamado movilizar a las Fuerzas Armadas e incluso pedir ayuda a la OTAN. En la interpelación urgente, el diputado Javier Ortega Smith ha alertado de una "invasión", culpando de ello al "sátrapa" Rey de Marruecos, el mismo calificativo que ha utilizado para referirse a Vladimir Putin por la invasión de Ucrania.

"No son refugiados pacíficos, son jóvenes violentos perfectamente organizados, asaltan la frontera con cal viva y garfios oxidados y afilados", ha dicho Ortega Smith, mostrando un par de ellos desde la tribuna. "No son pobres ucranianos que huyen de la invasión del sátrapa comunista Putin, son jóvenes en edad militar perfectamente organizados", ha añadido, avisando del "brutal efecto llamada" para que "toda África asalte la frontera".

Grande-Marlaska ha celebrado el "cambio de tono" —en contraste con Ana Vázquez, portavoz popular de Interior— percibido en la intervención del diputado del PP Fernando Gutiérrez Díaz de Otazu, que es militar de carrera conocedor de la situación de Melilla. En concreto, ha señalado que la política migratoria debe abordarse como una "cuestión de estado", y no como un "elemento electoralista" basado en las "mentiras" de Vox.

Salvini y la inmigración regular

Grande-Marlaska le ha dado un "consejo de patriota" a Ortega Smith, recordándole que los españoles "tienen memoria" y recuerdan que Vox tiene como socios a partidos como el del italiano Matteo Salvini, aludiendo a las críticas recientes de un alcalde de Polonia por el apoyo que mostró este dirigente en el pasado a Vladimir Putin. "Son ejemplo del odio y las mentiras", le ha dicho el ministro.

Ante la negativa de relacionar inmigración con delincuencia —Grande-Marlaska ha dicho que el 80% de los detenidos son españoles—, el dirigente de Vox se ha esforzado en rechazar que la inmigración ilegal "sea buena para España". "No aportan riqueza, no pagan impuestos, desestabilizan el mercado laboral; son los nuevos esclavos del siglo XXI y saturan servicios públicos", ha indicado.

Ortega Smith ha criticado al "sátrapa" Putin —el mismo calificativo que ha usado contra Mohamed VI—, negando que Vox sea un partido de ultraderecha y asegurando que, en todo caso, el Gobierno de Pedro Sánchez entonces tiene que ser calificado de "ultra traición, ultra comunista o ultra cinismo".

Grande-Marlaska ha apostado por una migración regular y por la lucha contra las mafias, algo que en sus intervenciones han defendido también tanto Vox como PP. El ministro ha recordando el descenso de cinco puntos de la criminalidad en España desde 2019 y de 17 puntos en Melilla, apostillando en varias ocasiones que "sólo el 0,0021%" del total de llegadas de migrantes a España es irregular.

El ministro ha relacionado la presión migratoria con el cambio climático y la pandemia de covid. En este sentido, ha expuesto que en 2021 se redujo la entrada irregular de migrantes por vía marítima en Melilla el 23,5% y las terrestres en un 23,3%. "Datos que se aprecian en 2022, donde se observa que las entradas terrestres se han reducido un 63%, 112 entradas menos entre el 1 de enero y el 28 de febrero", ha añadido, excluyendo los episodios de la semana pasada.

Alrededor de 1.000 personas tratan de entrar en Melilla en el tercer salto de la última semana

Alrededor de 1.000 personas tratan de entrar en Melilla en el tercer salto de la última semana

Más sobre este tema
stats