4M | Elecciones en la Comunidad de Madrid

El joven que pateó a un guardia civil tras un mitin de Vox no era un "ultraizquierdista" sino un seguidor de Abascal

Supuestamente se trataba de un "ultraizquierdista" que dio una patada por detrás a un guardia civil de paisano en medio de la tensión generada el pasado miércoles en un mitin de Vox en Navalcarnero (Madrid). La agresión fue utilizada por Vox y sus medios afines para cargar de nuevo contra la izquierda y reivindicarse como víctima. Pero lo que ocurrió fue justamente lo contrario. El joven, I.R.M, de 17 años, es seguidor de Santiago Abascal y trató de fotografiarse con un selfie al paso del líder ultraderechista, tal y como confirma su padre en conversación con infoLibre.

"Están manipulando la información. A Vox le viene muy bien hacerle la foto a mi hijo diciendo que es uno de la ultraizquierda y que son esos los que han reventado el mitin. Por eso, mi hijo, que admiraba a Abascal y, sí, se hizo un selfie en el mitin de Navalcarnero donde se ve a Abascal, tiene ahora dudas sobre Vox". En esos términos se pronuncia S.R, padre del adolescente detenido el pasado miércoles.

Desde ese día, tanto la formación de extrema derecha como sus medios afines, empezando por el suyo propio –La Gaceta– han presentado la patada del adolescente I.R. como una "brutal agresión" de la ultraizquierda. Tras ese mitin, Abascal anunció que estaba sopesando pedir a sus seguidores que "se defiendan" por sí mismos. Varios medios de comunicación conservadores dieron por hecho, sin ninguna comprobación, que el joven era efectivamente un radical de izquierdas.

El digital de Vox define como una brutal agresión la patada del joven supuestamente ultraizquierdista al agente.

Son los diferentes vídeos de aquel día los que demuestran que I.R.M, de 17 años y que reside con su familia en otro municipio distinto a Navalcarnero, siguió atento el discurso de Abascal dentro del espacio donde se desarrollaba el acto al aire libre. Demuestran también que formó luego parte de la comitiva que acompañó al político al término del mitin. Y más cosas. Incorporado a esa comitiva, se hizo un selfie enfocando a sus espaldas al jefe de Vox. Cuando ya el líder de Vox se había marchado, fue él mismo quien asestó a un guardia civil de paisano la patada que la ultraderecha ha convertido en ariete contra la izquierda. De hecho, el líder del partido, Santiago Abascal, publicó un tuit al día siguiente en el que aseguraba que “los valientes perros de presa de Pablo Iglesias” atacan “por la espalda como sus amigos de las herriko tabernas disparaban a la nuca”.

Lo que no se ve en esos vídeos es algo que el padre de I.R. afirma: que su hijo pateó al agente porque este le había golpeado varias veces. "Sea partidario de Vox o no lo sea, no hay derecho a la fuerza brutal que ese señor ejerce con mi hijo", argumenta S.R. El porqué de aquel enfrentamiento previo, si es que realmente existió, constituye una incógnita. Este periódico no ha logrado acceder al atestado de la detención ni conocer la versión oficial del Cuerpo. El progenitor del adolescente niega ser simpatizante de Vox. Si en sus redes sociales, como Facebook, aparece como seguidor de Santiago Abascal es "porque quería conocer lo que iban diciendo de mi hijo". 

Antes de la patada, Abascal había suspendido el acto de Navalcarnero para exigir a la Policía que disolviera a quienes protestaban en la otra punta de la plaza y les acusase de estar lanzando objetos. Fue después de todo aquello y una vez que el mitin había finalizado cuando animó a los suyos a “defenderse” por sí mismos si no lo hacían las fuerzas de seguridad. Para entonces, el agente ya había sido agredido.

A partir de esa patada, el digital de la formación ultraderechista, otros medios de comunicación, organizaciones afines y dirigentes del partido como Iván Espinosa de los Monteros desplegaron una campaña en redes tras la agresión al agente. Por ejemplo, la asociación de guardias civiles Jucil publicó un tuit que obtuvo múltiples respuestas. La primera de ellas empezaba así: "Atacando por la espalda, eso es lo que enseña la ultraizquierda".

Tuit de la asociación de guardias civiles Jucil sobre la agresión a un agente de paisano en Navalcarnero

Al día siguiente, cuando el joven ya había sido detenido y se conocían su identidad y sus simpatías políticas en determinados círculos, el medio oficial de Vox, gaceta.es, colocó el siguiente titular: “La violencia que ampara Marlaska: brutal agresión a un agente de la Guardia Civil tras el acto de VOX en Navalcarnero”. La url -lo que aparece en la barra de direcciones– señalaba que la agresión era obra "de un brigadista de Iglesias". La página ha sido borrada. 

De nuevo contra los inmigrantes

El texto de lagaceta.es arrancaba como el motor de un tanque: “Ultraizquierdista y magrebíes lanzaron piedras, huevos y otros objetos a los asistentes al acto de VOX en Navalcarnero, localidad madrileña en la que la formación liderada por Santiago Abascal ganó en las elecciones generales de noviembre de 2019”.

Justo bajo esas líneas, el digital reproducía un tuit Iván Espinosa de los Monteros. Como acompañamiento al vídeo de la patada, el portavoz parlamentario de Vox, había escrito esto: “Ayer en Navalcarnero, en el acto de Vox, un amable joven agradeciendo a un Guardia Civil las ventajas que le otorga la sociedad en la que vive”.

Vox pasa de despreciar la renta mínima y apoyar los despidos por enfermedad a buscar el voto obrero

Vox pasa de despreciar la renta mínima y apoyar los despidos por enfermedad a buscar el voto obrero

Más sobre este tema
stats