MELILLA

Marlaska niega el "doble rasero" con los migrantes subsaharianos y defiende que hay "pruebas" de su violencia

El ministro Fernando Grande-Marlaska durante su visita a Melilla.

infoLibre

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha negado que se produzca "un doble rasero" con migrantes del África subsahariana que saltaron "con violencia la valla de Melilla" esta semana y refugiados de Ucrania que escapan de "la invasión de Rusia", porque subraya que "son situaciones absolutamente distintas".

Ante las críticas de algunas organizaciones no gubernamentales (ONG) e incluso de un socio de investidura, como el portavoz de Esquerra Republicana (ERC) en el Congreso, Gabriel Rufián, que ha criticado que se active ahora, y no antes, la norma europea para acoger de manera ilimitada a refugiados que huyen de la guerra de Ucrania "porque son rubios y con ojos azules", el ministro del Interior ha asegurado que "España es un país solidario".

A pregunta de los periodistas, Grande-Marlaska ha rechazado ese tipo de críticas, que considera "una utilización partidista de situaciones absolutamente distintas y diferentes", porque los ucranianos huyen de un país invadido por una nación extranjera mientras lo que ha producido esta semana en la valla de Melilla con miles de subsaharianos "es de una extraordinaria violencia" que ha provocado lesiones a 50 guardias civiles y tres policías nacionales.

En este sentido, el titular de Interior, que ha visitado la ciudad española del norte de África este sábado, ha indicado que "quiero decir España es, ha sido y será un país solidario y el Gobierno es, ha sido y seguirá siendo un gobierno solidario con los colectivos vulnerables". Sin embargo, ha advertido que nuestro país "no puede permitir que sus fronteras sean agredidas violentamente, como ocurre estos dos días (en la valla de Melilla) y que nuestros agentes sean agredidos porque en un estado de derecho tenemos que proteger nuestros derechos y libertades".

Responde al Defensor del Pueblo

Grande-Marlaska también ha manifestado que "no tienen ningún inconveniente" en que el Defensor del Pueblo inicie una investigación sobre la presunta agresión a un migrante en la valla de Melilla recogida en un vídeo, pero subraya que también existen "pruebas materiales" de la violencia empleada por los migrantes en los saltos a la alambrada melillense esta semana que se han saldado con 53 agentes heridos, de ellos 50 guardias civiles y tres policías nacionales.

A pregunta de los periodistas, a raíz de la decisión del Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, de pedir información a la Secretaría de Estado de Seguridad sobre la actuación de agentes de las FyCSE con una persona migrante que fue interceptada intentando acceder irregularmente a Melilla a través de la valla, en la mañana del jueves, el ministro ha declarado que "las actuaciones de las FyCSE, y de todos funcionarios públicos, son objeto de continua evaluación".

En este sentido, ha detallado que los migrantes han utilizado garfios, martillos, palos de grandes dimensiones o tornillería: "Tenemos a 50 agentes heridos, heridos de distinta entidad y que podría haber sido de mayor gravedad" ha recalcado. En cualquier caso, ha aseverado que "en lo que se refiere a la actuación de las FyCSE, nuestros agentes siempre aplican los márgenes de la proporcionalidad y de principio de legalidad, y además estamos sometidos a nuestra propia evaluación".

Se expulsará a los migrantes que "no tengan derecho a permanecer" en España

Grande-Marlaska también ha explicado que el Gobierno va a proceder a "la expulsión de aquellos que no tengan derecho a permanecer" en España y "proteger a quienes tengan derecho a ser protegidos". El titular de Interior, no obstante, no ha detallado cuántos de esos 900 irregulares serán devueltos a sus países y cuántos recibirán protección internacional.

En respuesta a peticiones que han realizado partidos políticos como PP o Vox o asociaciones profesionales de la Policía Nacional y Guardia Civil, que reclaman "la expulsión inmediata" de todos los migrantes que hayan entrado a la ciudad española con violencia, el ministro ha señalado que el Ejecutivo central "va a aplicar la ley".

Marlaska se ha pronunciado en estos términos después de que en dos días hayan entrado en las ciudad española cerca de 900 migrantes, cerca de 500 el miércoles -es la mayor entrada de la historia de la valla junto con dos producidas en el año 2014- y más de 350 este jueves, y un tercer intento fallido el viernes con un millar de subsaharianos, en la semana en la que más guardias civiles y policías nacionales han resultado heridos en la contención de los migrantes en los nueve kilómetros de perímetro fronterizo que separa Melilla de Marruecos desde principios de 1990.

El Defensor del Pueblo pide información a Interior sobre la actuación de la policía en la valla de Melilla

El Defensor del Pueblo pide información a Interior sobre la actuación de la policía en la valla de Melilla

Más sobre este tema
stats