CRISIS DEL CORONAVIRUS

Una política ya sin mascarilla: las lecciones de la pandemia ahora que parece que se acaba

Joan Baldoví, Héctor Gómez, Edmundo Bal, Elvira Velasco, Mireia Vehí, Tomás Guitarte, Pablo Echenique, Gabriel Rufián, Josune Gorospe y Ferrán Bel.

Las mascarillas en interiores tienen los días contados. El próximo 20 de abril dejarán de ser obligatorias salvo en espacios como el transporte público, los hospitales y centros de salud o las residencias de personas mayores. A esto se le une que el Gobierno, como parte de su estrategia de "gripalización" en la gestión del virus, dejó de ofrecer datos diarios y puso fin de los aislamientos para casos leves y asintomáticos, estrenando su fase de transición para abandonar el marcaje estrecho a la pandemia.

Tras dos años especialmente duros y una exitosa campaña de vacunación, el mensaje que se lanza es que hay que convivir con el covid-19, asumir que no se va a erradicar a corto plazo y volver a una vida lo más normal posible. Sobre ello reflexionan diez portavoces del Congreso. Héctor Gómez (PSOE), Elvira Velasco (PP), Pablo Echenique (UP), Gabriel Rufián (ERC), Edmundo Bal (Cs), Josune Gorospe (PNV), Ferran Bel (PdeCat), Mireia Vehí (CUP), Joan Baldoví (Compromís) y Tomás Guitarte (Teruel Existe) hablan con infoLibre sobre las lecciones que deja la pandemia, las oportunidades perdidas y lo que esperan que permanezca para siempre.

Los primeros días con el covid-19: volvemos a 2020

Las palabras más repetidas por los portavoces son incertidumbre y preocupación. "Recuerdo vivir esos primeros días de confinamiento, de estado de alarma, creo que como el conjunto del país, en estado de shock", señala Pablo Echenique, portavoz de Unidas Podemos en el Congreso. "Recuerdo especialmente la gravedad del ambiente que había en las Juntas de Portavoces, donde teníamos que decidir qué hacía el Congreso ante la situación epidémica que se estaba viviendo", añade.

El portavoz de Esquerra Republicana, Gabriel Rufián, tiene grabados dos momentos. El primero es la vuelta a casa tras uno de los primeros plenos que se alargó hasta la una de la mañana. "Solo podíamos ir los portavoces y el ambiente era de apocalipsis", rememora. "Recuerdo volver andando a casa y el silencio de una ciudad en shock. Si me llegan a parar, tendría que haber convencido a la policía de que soy diputado porque no tenía ningún papel que lo acreditase, me hubiera tocado ponerles el YouTube (risas)". Como segundo momento destaca la llamada del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. "Nos llamó a todos los portavoces. Y en el momento en el que te llama un presidente y te dice que va a ser muy duro, que va a haber muchos muertos, y va a durar mucho tiempo, te cuesta hasta asimilarlo".

"Pedro Sánchez nos llamó a todos los portavoces. Y en el momento en el que te llama un presidente y te dice que va a ser muy duro, que va a haber muchos muertos, y va a durar mucho tiempo, te cuesta hasta asimilarlo"

Gabriel Rufián — Portavoz ERC

La representante del PNV, Josune Gorospe, asegura que vivió esos primeros días "con mucha incertidumbre y tristeza" por la evolución del virus, pero también con "mucha motivación" para "aportar lo que estuviera en nuestras manos" desde la Comisión de Sanidad, que se reunía semanalmente con el entonces ministro de Sanidad, Salvador Illa. "Probablemente será una de las etapas políticas que recordaré con más intensidad", asegura.

El portavoz de Compromís, Joan Baldoví, relata que vivió esos primeros días "con una cierta extrañeza": "Mi generación nunca había vivido algo así y para una persona que tiene un nivel de vida con mucho estrés, de siempre estar viajando, he de decir que dentro de la gravedad y la preocupación evidente, significó recobrar la vida en casa que hacia tiempo que tenía abandonada". Un caso similar al de Tomás Guitarte, único representante de Teruel Existe en el Congreso, que pasó esos primeros meses en su pueblo (Cutanda). "Me permitió disfrutar de mi familia mucho más que en otras ocasiones, parar, reflexionar y valorar las pequeñas cosas que son importantes en el día a día", asegura.

Las principales lecciones que deja la pandemia

"Después de dos años uno puede extraer conclusiones y aprendizaje. Y podemos estar razonablemente satisfechos de la respuesta que ha dado el mundo, Europa y España a las consecuencias que ha provocado la pandemia. Los socialistas no perdemos de vista que quien más sufre en cualquier crisis son las personas más vulnerables, por eso siempre han estado en el centro de la acción del Gobierno y, por supuesto, de mi Grupo", valora Héctor Gómez, la cabeza visible del PSOE en la Cámara Baja.

Para Edmundo Bal (Ciudadanos) esta pandemia "ha hecho que pongamos en el punto de mira de la acción y de la preocupación política. Por ejemplo, la salud mental y el suicidio que antes se trataban con muchos tabúes", señala. Bal también asegura sentirse "especialmente orgulloso como español" de la "disciplina" que "muy mayoritariamente siguió todo el mundo frente a posiciones abiertamente antisistema que algunos grupos políticos defendieron desde posiciones prácticamente negacionistas, poniendo en riesgo la salud y la vida de la ciudadanía".

"Esta pandemia ha hecho que pongamos en el punto de mira de la acción y de la preocupación política temas como la salud mental y el suicidio, que antes se trataban con muchos tabúes"

Edmundo Bal — Portavoz Ciudadanos

Elvira Velasco, representante del Partido Popular en el ámbito de la sanidad, destaca las lecciones que dieron los sanitarios sobre "cómo organizarse en las áreas de alta incidencia de la covid-19, transformando sus estructuras y procesos a una velocidad vertiginosa, definiendo circuitos de tránsito de pacientes y profesionales, vestuarios, morgues en plazos de una semana".

¿Qué ha llegado para quedarse?

La portavoz de la CUP, Mireia Vehí, cree que hay dos cosas que han venido para quedarse. La primera, "la profunda convicción que cuando pasa algo muy grave la solución siempre es colectiva y nunca pasa por las salidas individuales". La segunda, "la idea fundamental de que los servicios públicos son imprescindibles para la viabilidad de una sociedad". Ese es un mensaje que también trasladan otros dirigentes como Echenique, Baldoví , Rufián y Ferran Bel, portavoz del PdeCat. "Está claro que el ámbito de la salud pública deberá reforzarse por parte del sistema sanitario", opina.

Otros como Gorospe citan el éxito de la campaña de vacunación. La diputada nacionalista cree que se debe a "la proximidad desde aquellas organizaciones sanitarias más cercanas a la ciudadanía, porque son las que mejor saben organizar la respuesta para ganarse la confianza de sus conciudadanos". Un mensaje que replica Gómez, que también apunta a la experiencia colectiva de cooperación, el teletrabajo "que ha demostrado ser útil para muchas empresas y trabajadores y que por fin cuenta con una legislación ambiciosa" y el "asombro y el respeto por la celeridad con que la comunidad científica ha encontrado respuestas a nuestras necesidades".

Guitarte también pone el acento en la importancia del teletrabajo, especialmente en el ámbito rural. "El teletrabajo debe quedarse, es imprescindible que las telecomunicaciones con calidad lleguen a cada rincón del país, valorar la calidad de vida en el medio rural, que de verdad se trate como prioritarios y estratégicos sectores como la sanidad, la agricultura y la ganadería", opina. Asimismo, asegura que "el momento de no perder oportunidades es ahora, con los fondos Next Generation, es el momento de afrontar la reconstrucción de una forma correcta para tener un país mejor, y para ello nosotros defendemos que la salida de la crisis debe hacerse sentando simultáneamente las bases para iniciar un necesario reequilibrio territorial, que hará a nuestro país más fuerte".

A partir de ahora ya sabemos que se puede mancomunar la deuda a nivel europeo y que cada país miembro no tiene que aguantar el palo de su vela cuando hay problemas o cuando vienen mal dadas

Pablo Echenique — Portavoz Podemos

Echenique mira también a Europa. "A partir de ahora ya sabemos que se puede mancomunar la deuda a nivel europeo y que cada país miembro no tiene que aguantar el palo de su vela cuando hay problemas o cuando vienen mal dadas". Aunque también aprovecha para lanzar un mensaje a sus socios de Gobierno: "Hay otras cosas que son de dimensión nacional y que dependerá del partido socialista que permanezcan. Ahora mismo no tengo muy claro que vayan a permanecer algunas de las medidas que hemos tomado porque depende del socio mayoritario del Gobierno y no siempre parece que nos quiera acompañar en ese viaje".

Bal espera que "los elogios a la ciencia, la innovación y la investigación no se queden en palabras y que se aumente el presupuesto en investigación hasta el 3% del PIB", mientras que Velasco destaca la construcción de "hospitales específicos como el Zendal, que ha llevado a cabo una gran labor durante la pandemia y ahora se está reorientando su funcionalidad".

Las principales oportunidades perdidas

La mayoría de los diputados citan el modelo de residencias de mayores como una de las principales oportunidad perdidas. "Es evidente que la pandemia reveló un muy defectuoso modelo de residencias que se debería modificar y revertir hacia lo público para garantizar que nuestros mayores son atendidos con dignidad. Eso no ha ocurrido y es una oportunidad perdida", asegura Echenique. "A nuestros mayores le tenemos que meter más oferta pública, la oferta privada ha sido un desastre", añade Rufián. Vehí también cree que "se han perdido muchas posibilidades en esta senda de lo público": "Se podrían haber transformado todas las residencias de personas mayores privadas a la red pública de servicios sanitarios". Y Baldoví destaca que debe haber más inversión e inspección en estos centros: "No podemos abandonar a la gente mayor como pasó al principio de la pandemia".

No podemos abandonar a la gente mayor como pasó al principio de la pandemia

Joan Baldoví — Portavoz Compromís

Sin embargo, Gorospe y Bel no lo ven del mismo modo. La primera es optimista y cree que ese modelo "se va a revaluar" y así "se corregirán aquellos defectos que se han detectado a lo largo de la pandemia": "Son una institución que ha sufrido mucho y que tienen un rol importantísimo", valora. El portavoz catalán no cree que cambiar el modelo de residencias sea "una necesidad": "Lo que sí que está claro es que hay que revisar la gestión de algunas residencias, igual que la de determinados servicios sanitarios, pero esto no tiene por qué implicar un cambio de modelo en la prestación de este tipo de servicios sociales o sanitarios".

Para Bal la mayor oportunidad perdida "ha sido no romper la política de enfrentamiento permanente e irreconciliable entre los bloques de izquierda y derecha, mediante acuerdos de Estado en momentos de emergencia nacional, lo cual produce mucha desazón y mucha desafección en la gente".

¿Más polarización? ¿O más unión?

El representante socialista asegura que, durante la pandemia, "la práctica totalidad de los grupos parlamentarios han demostrado sentido de Estado, compromiso y capacidad de diálogo": "La España que yo veo en el Parlamento no está polarizada, la España del Parlamento es una España plural, compleja y generosa que trabaja unida. Hay, sin embargo, quien está dispuesto a poner en duda los consensos democráticos más básicos con tal de erosionar las instituciones", dice Gómez, en referencia a la extrema derecha.

Un extremo que comparte Guitarte. "Pese a la actitud irresponsable de algunos, nos ha unido, lo hemos visto en muchas situaciones, en la política con el consenso de la mayoría de los grupos en la aprobación de muchas medidas y decretos, y en la sociedad con gestos que no se olvidarán nunca como los aplausos al unísono en los balcones", dice.

Velasco cree que la pandemia nos ha polarizado. "La gente tenía miedo a contagiarse y apenas se relacionaba. Desde un ámbito político, la pandemia nos ha dividido. Hay cuestiones que se han desarrollado más en función de un interés partidista y no pensando en el interés general, así podríamos poner como ejemplo el uso de las mascarillas, una medida eficaz ante el virus, donde su retirada tendrá que ser en función de los informes científico-técnicos y no según la conveniencia política", critica.

A juicio de Echenique, la pandemia "ni polariza ni deja de polarizar": "Quien lo hace es quien desea hacerlo. Y lamentablemente lo que ha ocurrido durante la pandemia es que ha habido actores políticos muy claros como la derecha y la ultraderecha política, mediática y judicial que han decidido llevar a cabo una estrategia de derribo de un Gobierno democráticamente elegido y, en particular, de acoso a una de las partes de ese Gobierno, a Unidas Podemos". Es la misma tesis que sostiene Baldoví: "Nos ha polarizado porque algunos no han tenido el menor reparo en utilizar la pandemia como ariete para intentar derribar gobiernos y desgastarlos al máximo".

La pandemia nos ha recordado, que por muy importante que sea el trabajo de una persona, o por muchas que sean sus propiedades y responsabilidades, el bienestar personal está hecho de gestos pequeños y cotidianos

Héctor Gómez — Portavoz PSOE

Por su parte, Rufián cree que la polarización no es fruto de la pandemia: "Los extremos siempre han existido y yo me sitúo en uno de ellos sin ningún tipo de complejo. A mí no me duele que me llamen extremista o radical", asegura. Según el portavoz catalán, a lo que sí ha contribuido la aparición de la pandemia "es a que uno de esos extremos, el racista, el clasista, el misógino, sea aceptado": "Hay muchísimas opiniones que hace cinco años serian motivo de expulsión del Congreso y que hoy en día están absolutamente normalizadas", apunta.

Gorospe cree que la pandemia "ha dejado al ámbito político igual que estaba, polarizado y desunido", al igual que Vehí, que apunta a que "la pandemia no nos ha polarizado o unido más que otra crisis, de hecho el conflicto en política no tiene por qué ser malo sino que es uno de los fundamentos de esta". El representante del PdeCat opina que "en un primer momento nos unió, pero a medida que se ha ido superando la pandemia, algunos la han utilizado para marcar distancias".

¿Con qué momento se queda de los últimos dos años?

Héctor Gómez lo tiene claro: "Con la respuesta del conjunto de la ciudadanía en nuestro país y su extraordinario comportamiento y respeto". Asimismo sostiene que la pandemia "nos ha recordado, que por muy importante que sea el trabajo de una persona, o por muchas que sean sus propiedades y responsabilidades, el bienestar personal está hecho de gestos pequeños y cotidianos". Un asunto en el que coincide Ferran Bel: "Tendremos que mejorar en muchos aspectos, pero la respuesta de nuestra sociedad en su conjunto en aquellos momentos tan difíciles, creo que debemos ponerla en valor".

La portavoz del PP asegura que la pandemia nos ha dejado claro que, "si no tenemos un buen estado de salud, pilares como la economía o el social se derrumban. Pongo en valor la fortaleza de los profesionales sanitarios, que a pesar de las grandes dificultades que vivieron y que aún viven, está por encima de todo el prestar la asistencia sanitaria". En ese sentido aboga por  un Pacto por la Sanidad "porque como ha pasado con el virus, no entiende de colores políticos, solo desde el diálogo y el consenso de todos lograremos fortalecer el Sistema Nacional de Salud".

Echenique resume su respuesta en dos palabras: Real Decreto. "Nos habían dicho que no se podía suspender la austeridad y se hizo, nos dijeron que no se podía intervenir el mercado del alquiler y se hizo; que no se podían nacionalizar los salarios porque era una medida bolivariana y se nacionalizaron tres millones y medio de salarios mediante los ERTE, nos habían dicho que los desahucios eran inevitables y se reguló fuertemente la posibilidad de ejecutar desahucios. Nos habían dicho que había un montón de cosas que no se podían hacer y se demostró, mediante su publicación en el BOE, que era mentira que no se pudieran hacer las cosas que demandábamos desde Unidas Podemos", asegura.

"Ha habido momentos de unión en los que hemos aprendido a cerrar filas con el sufrimiento de los españoles. Siempre recuerdo el día en el que vimos emocionada a la ministra Margarita Robles, al lado de representantes del Ayuntamiento de Madrid, con mi compañera Begoña Villacís, de un signo político distinto", destaca, por su parte, Bal. Gorospe se queda con el momento actual, en el que "el riesgo sanitario esta controlado, lo que no quiere decir que la amenaza haya desaparecido", pero el riesgo se ha reducido.

Por último, Baldoví rememora los aplausos a las ocho de la tarde durante el confinamiento. "Salíamos y hablábamos con vecinos que normalmente ignorábamos. Esa amistad forjada ha contribuido a que los lazos entre los vecinos de mi calle sean mucho más fuertes. La pandemia ha servido para que haga unos cuantos amigos más", remacha el valenciano.

El uso de mascarillas dejará de ser obligatorio en interiores el próximo 20 de abril

El uso de mascarillas dejará de ser obligatorio en interiores el próximo 20 de abril

Más sobre este tema
stats