La multa a Fabra por fraude fiscal no llega a lo que ‘ganó’ en la lotería

Carlos Fabra

infolibre

La Audiencia Provincial de Castellón ha condenado este lunes a Carlos Fabra a cuatro años de cárcel y el pago de 1,4 millones de euros por fraude fiscal. Esta cantidad queda por debajo de todas las ganancias que declaró el exdirigente del PP en premios de loteria: 2,2 millones.

La compra de billetes de lotería es un método habitual, entre ciertos defraudadores fiscales, para blanquear dinero. Pagan a la persona que realmente le tocó la lotería el importe del premio más un sobreprecio. Y luego ellos utilizan el boleto o billete premiado para aflorar el dinero negro.

Carlos Fabra presumió durante años de su inmejorable suerte. Así, entre los años 2000 y 2011, le tocó supuestamente en siete ocasiones la lotería.

La relación de Fabra con la lotería fue objeto de broncas parlamentarias y de chanzas por internet. En 2008, llegó a correr por la red un fotomontaje en el que el rostro de Fabra sustituía al famoso calvo de la lotería. El entonces presidente de la Diputación de Castellón mostró entonces un extraño sentido del humor al afirmar lo siguiente:  "He comprado el 27.931 y si me toca me sacaré la pirula y mearé en la sede de Izquierda Unida". No tuvo necesidad porque aquel año al parecer no le tocó nada.

Pero la frase quedó en el recuerdo. Y este lunes, cuando se supo la condena de cárcel al dirigente del PP, Cayo Lara escribió el siguiente tuit: "Fabra, el ciudadano ejemplar de Rajoy, condenado a cuatro años de prisión. A mear a la cárcel".  

Fabra logra una condena leve con el mismo tribunal que ya intentó archivar la acusación de soborno

Fabra logra una condena leve con el mismo tribunal que ya intentó archivar la acusación de soborno

Más sobre este tema
stats