LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Así funciona el doble rasero ante la corrupción: el nuevo PP cerró filas con Ayuso y el PSOE cerca a Ábalos

Corrupción

La oposición desinfla el “plan de regeneración” del Gobierno

La oposición desinfla el “plan de regeneración” de Rajoy

El anuncio de la segunda fase del paquete de medidas de "regeneración democrática" que el Partido Popular pretende impulsar a partir de septiembre, cuando apenas quede un año para las elecciones generales, se ha desinflado en poco más de una semana. No por falta de empeño del PP a la hora de venderlas –lo seguirán haciendo en la escuela de verano del partido que se celebra entre este jueves y el sábado–, sino por la acogida que han encontrado en la oposición.

Lanzado el pasado 30 de junio por Mariano Rajoy en el seno del Comité Ejecutivo Nacional de su partido, se ha topado con el mismo muro de los últimos años: ¿Puede el partido del caso Gürtel, del caso Bárcenas y del pago de las obras de su sede en negro abanderar una iniciativa de este tipo? Esta es la pregunta que sobrevoló este miércoles en la sesión de control al Gobierno y que anticipa las dificultades que se va a encontrar el PP a la vuelta del verano para pactar con el resto de grupos parlamentarios su paquete de medidas de "regeneración democrática"

El PP tiene mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados. No necesita el apoyo del resto de grupos para acabar 2014 con gran parte de esta medidas aprobadas. El principal problema con el que se encuentra es que hay iniciativas, sobre todo las anunciadas la semana pasada en la sede del partido por Rajoy, que requerirían, por ejemplo, tocar la ley electoral. Y esa, a día de hoy, es una línea roja para el PP: "No queremos hacerlo sin el apoyo, al menos, del principal partido de la oposición", aseguran desde el Gobierno. Esta observación afectaría a la pretensión de que en los ayuntamientos gobierne la lista más votada

"Ven que van a perder muchos ayuntamientos"

Pese a que en un primer momento el PSOE se mostró dispuesto a estudiar el tema, este miércoles, su portavoz en el Congreso, Soraya Rodríguez, marcó distancias. "Ahora la regeneración democrática comienza por que gobierne el alcalde más votado, señor presidente. ¡Cuánto me recuerda usted a Cospedal!el alcalde más votado, Cuando han hecho cuentas y ven que van a perder muchísimos ayuntamientos, más de 40 grandes ayuntamientos de España, dicen: reforma electoral. Le digo una cosa, señor presidente, espero que no se atrevan ustedes, a ocho meses de elecciones municipales y autonómicas, a reformar la Ley Electoral con solo los votos del Partido Popular. Eso, señor presidente, no es regeneración, es miedo a perder el sillón municipal e incluso el sillón ese, el de Génova, 13, en el que usted se sienta pagado con la caja b de su partido", le espetó en la sesión de control al Gobierno en el Congreso.

Previamente, ella le había preguntado a qué se debía "su anuncio de medidas para la regeneración democrática" y le había recordado la incoherencia de su discurso: "Usted tiene un grave problema de credibilidad en la lucha contra la corrupción, presidiendo un partido que está siendo investigado por asuntos gravísimos de corrupción durante años". No faltó como respuesta el 'y tú más'. Y el presidente no dudó en sacar el escándalo de los ERE. "Cuando ustedes comparezcan aquí a contarnos lo que ha ocurrido con los ERE, entonces estaremos en una situación igual, porque unos damos la cara y otros no se atreven a dar la cara y se esconden", dijo.

Aunque no requiere cambios legales en este sentido, hay otra cuestión que los conservadores ven con buenos ojos, pero para la que también miran a la oposición: la de fijar un momento determinado en el que un político imputado debe renunciar al cargo en un ejercicio de asunción de responsabilidades políticas independientemente de las penales que tenga que asumir a posteriori. En la práctica, se pretende homogeneizar una cuestión que los partidos ya tienen definida en sus correspondientes estatutos."No pueden hablar de regeneración"

UPyD también llevó esta cuestión de la regeneración al pleno. Lo hizo el diputado Toni Cantó en una pregunta al ministro de Hacienda y Administraciones Públicas. Cantó criticó que el Gobierno se esté blindando “para que sus malas políticas no tengan un coste electoral”. “La señora Cospedal, con argumentos económicos falaces, blinda al bipartidismo en Castilla la Mancha. Su partido, señor Montoro, anuncia cambios para que sea la lista más votada la que gobierne en los ayuntamientos justo ahora que parece pueden perder muchos… ¿Llevarán está medida a cabo?”, le preguntó.

A juicio de la formación liderada por Rosa Díez, el PP debería dar ejemplo librándose de imputados, presentando cuentas limpias y haciendo dimitir a aquellos que intentan comprar concejales, en referencia al escándalo en el municipio madrileño de Brunete. “Eso deberían hacer para poder legislar con legitimidad. Mientras tanto no pueden hablar de regeneración democrática. Son ustedes un ejemplo de la degeneración de la misma”, añadió Cantó.

Vacuna contra la corrupción

Mariano Rajoy llegó a la Moncloa con el caso Gürtel ya en plena ebullición y a punto del estallido del caso de los papeles de Bárcenas. En este contexto, los conservadores intentaron anticiparse a las críticas de la oposición erigiéndose como los abanderados de la limpieza en materia política, algo que la oposición siempre les ha afeado.

En su primer debate sobre el estado de la nación, en febrero de 2013, el presidente lanzó una amplia oferta de medidas contra la corrupción al resto de partidos. Desde esta fecha, hasta ahora, el Ejecutivo ha vendido en una decena de ocasiones este paquete de medidas de "regeneración democrática", pero el grueso de estas no han salido todavía del registro del Congreso de los Diputados.

El pasado marzo, el Gobierno y el Grupo Parlamentario Popular hicieron un intento de pactarlo con los partidos. Pero decidieron dar más tiempo al asunto ante el mayúsculo enfado de la oposición, que se quejaba de haber recibido un cheque en blanco por parte del Gobierno a la espera de una firma. En aquellas fechas, coincidían en que si la voluntad de Rajoy era la de lograr el acuerdo de todos, desde el Ejecutivo podrían haber intentado que los textos que habían llegado a la Cámara baja fuesen más consensuados. La fase de enmiendas se ha ampliado hasta septiembre.

Paralelamente, tras el descalabro del PP en las elecciones europeas del pasado 25 de mayo y tras la polémica sobre el aforamiento del rey, Rajoy ha decidido engordar su paquete de medidas de "regeneración democrática" con el anuncio de la reducción del número de aforados y el de la elección directa de alcaldes.

El PP de Oviedo mantiene en su grupo municipal a un concejal condenado

El PP de Oviedo mantiene en su grupo municipal a un concejal condenado

Regeneración: uno de los ejes de la escuela de verano del PP

La segunda fase de medidas de regeneración democrática nació en el seno de una reunión de partido y será en este contexto en el que seguirá debatiéndose hasta septiembre, cuando Rajoy se ha comprometido a presentar una inciativa completa y detallada. Por ejemplo, este jueves arranca la escuela de verano de los conservadores en la localidad madrileña de El Escorial y el tema será abordado en algunas de las mesas de debate y en los discursos de los dirigentes. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, pronunciará en la tarde del jueves una conferencia sobre “Transparencia y regeneración democrática”, según el programa de estas jornadas.

Por su parte, el vicesecretario de Organización y Electoral del PP, Carlos Floriano, tiene previsto insistir en la oferta a los partidos para que decidan en qué momento un cargo público imputado debe abandonar su cargo antes de asumir responsabilidades judiciales.

Más sobre este tema
stats